sábado 29/1/22
etica

He referido en varias ocasiones, en anteriores artículos sobre la serie de Psicología Política en este diario digital, que la Psicología Política es una disciplina con una extensa variedad de marcos teóricos, sensibilidades sociales y prácticas profesionales que reciben distintos tratamientos y valoraciones según la perspectiva adoptada, siendo una forma de participar en la vida pública en un país democrático.

La ética de mínimos está en relación con las reglas y comportamientos mínimos de convivencia que nos sirven a todos en diferentes círculos sociales y culturales, no importando en que parte del mundo estemos. Los deberes y derechos mínimos que incluye se plasman en ética de justicia y dan soporte al denominado "momento deontológico" de la ética.

Su basa es que, ante la imposibilidad de poder implantar principios éticos con validez universal, no nos queda otra que acordar unos principios mínimos; eso sí, mínimos pero que todos los podamos compartir y que sean el fundamento de la convivencia.

Las características de la ética de mínimos son: un ideal de justicia, que su validez sea universal, con un mínimo exigible a todo ser racional, que sea un deseo general de todas las culturas y sobre todo que favorezca la relación con los demás miembros de un grupo o de una sociedad.

Felipe González dijo: “al gobernar aprendí a pasar de la ética de los principios a la ética de las responsabilidades”

Aplicando la ética de mínimos al ejercicio de la política, en su acción clave de servicio a lo público, vamos a considerar tres principios, un principio de responsabilidad, un principio de trasparencia y un principio de autocontrol

El principio de responsabilidad incluye algo tan importante como la rendición de cuentas. Se trata de asumir la responsabilidad y la obligación de dar explicaciones a los ciudadanos sobre las acciones políticas llevada a cabo con arreglo a los compromisos adquiridos en sus programas electorales. La rendición de cuentas según Girardin “es un ejercicio de salud pública que pretende prevenir y corregir abusos de poder, que obliga al poder a someterse al control público, lo fuerza a explicar y justificar sus actos y asumir sus consecuencias “. Hay tres variables de la responsabilidad política. Una, la de responder ante los ciudadanos, de todo aquello de lo que se solicite respuesta, por los cauces adecuados. La segunda, sería asumir como propios los comportamientos poco éticos de los subordinados, sin excusarse en que ha sido una deslealtad de estos y, por tanto, se carece de responsabilidad ante ese acto del subordinado. La tercera variable sería, la toma de decisiones teniendo en cuenta las consecuencias previsibles para la comunidad que se gobierna. En esta ética de mínimos se espera de aquellos que ejercen la política, no sólo que asuman sus actos y consecuencias, sino que, además haya unas sanciones acordes con la falta cometida. 

El principio de trasparencia es la segunda premisa que defendemos para una ética de mínimos. La trasparencia de la función y de la gestión pública, debe basarse en primer lugar, en la existencia de sistemas de información institucionales, para que el ciudadano tenga fácil acceso a conocer asuntos de interés general, y en especial para poder conocer de primera mano cuanto de lo que prometieron los políticos en los procesos electorales se cumple, sin tener que recurrir a las hemerotecas, que es más propio de documentalistas que de ciudadanos. 

El principio del autocontrol, deberían implantarse sistemas de autocontrol en la función política mediante códigos de buenas prácticas, además de auditorías de esa función, preestablecidas de forma protocolizada, por agencias externas de evaluación, como ocurre en otros ámbitos de la vida de un país democrático.

Por último, compartir esta reflexión del expresidente Felipe González Márquez: “al gobernar aprendí a pasar de la ética de los principios a la ética de las responsabilidades”.


Conoce otros artículos relacionados con la psicología política: Síndrome de Ulises del emigranteLa corrupciónpersonalidad y liderazgo político, ¿por que votamos lo que votamos?, Medios de comunicación, procesos electorales y opinión públicalos movimientos socialesla toma de decisiones, ¿Identidad autonómica o sentimiento autonómico?, Síndrome de Ulises del emigranteFactores de riesgo que perpetúan la violencia de géneroAbordaje de la transexualidadPíldora abortiva versus píldora del día despuésRelación con el psicoanálisisRelación con el psicoanálisis según Freud y En torno al movimiento LGHBT

Ética de mínimos y política