domingo. 21.07.2024
glovo-jpg

La Inspección de Trabajo ha regularizado como personal laboral a 3.060 trabajadores de Glovo en Andalucía que constaban como falsos autónomos en aplicación de la Ley Rider. La decisión llega tras una denuncia presentada por el sindicato CCOO contra esta empresa y la plataforma Deliveroo que ya no opera en España por lo que no está sujeta a este tipo de inspecciones.

La labor de inspección se ha llevado a cabo en toda la comunidad autónoma donde miles de trabajadores de la empresa se encontraban en situación laboral irregular y en fraude de ley. Aún queda por determinar el número de afectados en las provincias de Jaén y Cádiz, según informa el sindicato.

Esta nueva actuación de la Inspección de Trabajo en Andalucía, se suma a las ya realizadas en todo el país que han conllevado que esta empresa acumule más de 200 millones en sanciones, además de la regularización de cerca de 15.000 personas trabajadoras empleadas como falsos autónomos y la constatación del uso de empleo irregular de extranjeros así como la obstaculización de la labor inspectora como ha venido denunciando el Ministerio de Trabajo.

Aún queda pendiente un proceso en la Sala de lo Social de Madrid, que afectaría a otras 3.200 personas que han sido contratadas bajo una formula laboral que la ley no permite.

La Ley Rider española sirvió de modelo en la directiva aprobada por la Comisión Europea para poner coto a las plataformas laborales digitales. Bruselas estima que hasta 5,5 millones de trabajadores europeos estarían clasificados como falsos autónomos.

También en EEUU, el secretario de Trabajo estadounidense, Marty Walsh, mostró su interés por la normativa española en un encuentro el año pasado con la ministra Yolanda Díaz.

Glovo Andalucía, obligada a regularizar a más de 3.000 trabajadores