viernes 15/1/21

Colombia. La estupidez naranja

Poner un día sin iva en plena pandemia

 

Los esfuerzos de una parte de las y los gobernantes y de gran parte de la población por mantenerse a salvo de la pandemia se han ido al garete por la ineptitud del Gobierno Nacional, con su economía naranja, y por la imbecilidad del resto de los gobernados que, sin plata para comer, despilfarran en compras inútiles a precios desorbitados que pagarán en más cuotas de las que sus cortos cerebros pueden contar.

Uno de los memes sobre el día sin IVA en Colombia

Solamente a los defensores de esa estupidez naranja, que son a la vez enemigos de la vida y la sensatez, se les ocurre promover no uno, sino tres jornadas sin iva en el comercio para acabar en 72 horas con los esfuerzos de más de noventa días intentando mantener la distancia física, y social, para contener el pico de la pandemia y no saturar los hospitales.

Y únicamente a una manada de descerebrados “engañados” se les antoja arriesgarse a un contagio asistiendo personalmente, ya que muchos comercios no ofrecían el descuento para compras virtuales, a las tiendas para adquirir, con un descuento que no es ni tanto ni tan cierto, lo que no necesitan.

Este 19 de junio ha podido ser el Covid Friday para Colombia acabando, de la mano de un carrito de la compra, con el aislamiento inteligente y demostrando que mucha gente no tiene ni dos dedos de frente. Un país que no sale a votar, que permite que gane el no a la paz pero pierde el culo por ir a comprar.

¿A quién se le ocurrió los tres días sin iva en plena pandemia? A esos gobernantes, defensores de la economía naranja, esa que no da jugo, la que enarbola la bandera del emprendimiento individual sin más para que el Gobierno se pueda lavar las manos con menos culpa por sus muchas carencias, no les aplaudimos su política de fuegos artificiales que fomenta el consumo insensato; que no respalda la paz ni las instituciones que la promueven; que permite el asesinato de líderes y lideresas sociales y la impunidad de sus criminales; que cree que el sagrado corazón les dará el cielo y les liberará de la pandemia, y que saben que los surcos de dolores de la letra de su himno no son para ellos sino para los que menos tienen y más necesitan.

Si la covid-19 no lo impide o a alguien con una mirada de seguridad sanitaria no se le ocurre hacerlo, a este 19 de junio se sumarán, el 3 y el 19 de julio, como fechas para relanzar la economía anaranjada. Esperemos que no sirvan para disparar las cifras de personas contagiadas y fallecidas por el coronavirus, lo que hará que las únicas finanzas que aumenten sean, como ha escrito el caricaturista Vladdo en sus redes virtuales, las de los servicios fúnebres y las de las empresas de ataúdes que se llenarán de incautos.

Una de las caricaturas sobre el día sin IVA que ha circulado por las redes virtuales

El 19 de junio han salido a comprar sin el 19 de iva para aumentar tal vez un 19 % el número de personas contagiadas por la covid-19. Desde hoy puede que sea elegido como el número de la estúpida, o peor, de la macabra, economía naranja. Puede que la vida en este país valga menos de ese 19 por ciento.

 

Colombia. La estupidez naranja