martes. 21.05.2024
firma_acuerdo_subsidio_desempleo_mayo_2024
La ministra Yolanda Díaz y los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, en el acto de firma del acuerdo.

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Han sido semanas de negociaciones y de intenso trabajo entre los interlocutores del Ministerio y las organizaciones sindicales. El Acuerdo de mejora de la Protección Asistencial de Desempleo ha visto la luz con la firma, este miércoles, de la ministra Yolanda Díaz y los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, que se han mostrado “muy satisfechos” con el mismo. Se trata del décimo noveno acuerdo alcanzado en el marco del diálogo social bajo el Gobierno de coalición. El nuevo decreto, una vez sea aprobado por el Consejo de Ministros, iniciará su tramitación parlamentaria, donde previsiblemente contará con el respaldo de la mayoría que sustenta al Gobierno.

El primer intento de reforma fue tumbado por el pleno del Congreso el pasado mes de enero con los votos en contra del PP, Vox y Podemos. El decreto ley aprobado por el Ejecutivo al margen del diálogo social fue rechazado por la formación morada al no incluir la sobrecotización por jubilación que exigía como condición el partido de Ione Belarra. Finalmente, el Ministerio de Trabajo ha aceptado esta medida y mejorado en otros tantos aspectos la norma tras su interlocución con CCOO y UGT en un acuerdo al que no se ha sumado la patronal.

Fuentes del Ministerio señalan que, con carácter general, entrará en vigor en noviembre de 2024.

PRINCIPALES MEDIDAS

Según han destacado los sindicatos, el conjunto de medidas acordadas mejorarán la protección social y la cobertura por desempleo de millones de trabajadores, especialmente entre los colectivos más precarizados y con una altísima presencia de mujeres.

Principales colectivos beneficiados

  • Personas con contrato a tiempo parcial
  • Eventuales agrarios
  • Jóvenes y menores de 45 años sin cargas familiares
  • Desempleados de larga duración
  • Emigrantes retornados
  • Mujeres que han sufrido violencia de género o sexual

Cuantías

La reforma del subsidio de desempleo amplía las cuantías de las prestaciones en los 12 primeros meses de subsidio, estableciendo tres tramos que se inician en el 95% del IPREM, fijado en 600 euros para 2023. Así, durante los primeros 6 meses de percepción, la cuantía será de 570 euros, 90 euros más que la cifra actual. Durante 6 meses adicionales el 90% (540 euros), y el 80% (540 euros) durante el resto de la duración de la prestación hasta un máximo de 320 meses.

Esta medida mejorará la protección social de la totalidad de personas que sean beneficiarias de subsidios por desempleo. Actualmente (marzo 2024) hay 1 millón de personas que están protegidas por algún subsidio de desempleo.

Cotizaciones

Como decimos, el acuerdo alcanzado suprime la reducción de la cotización por jubilación para personas beneficiarias del subsidio para mayores de 52 años que incluía el decreto de enero, manteniéndose en el 125% del Salario Mínimo Interprofesional. Este fue el principal motivo del rechazo de Podemos a la normativa.

Nuevos perceptores

Las mujeres mayores de 16 años víctimas de violencia de género o sexual podrán acceder al subsidio específico de nueva creación, con las mismas cuantías que el ordinario.

También podrán acceder colectivos que carecían previamente de esta cobertura como emigrantes retornados, las personas menores de 45 años que agotan la prestación contributiva (antes excluidos) y sin cargas familiares; o trabajadores eventuales agrarios (en torno a 200.000).

Compatible con un empleo

Se establecen fórmulas de compatibilidad entre el cobro de las prestaciones y el empleo, con un compromiso de seguimiento y control desde el Ministerio de Trabajo y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Se podrá prolongar durante un periodo de 180 días tras agotar un año de subsidio.

Se eliminan los subsidios parciales

Se equiparan las cuantías de los subsidios causados por personas con contrato a tiempo parcial, lo que beneficia principalmente a las mujeres, eliminando la diferencia de trato entre los distintos subsidios.

Con la supresión de la parcialidad en la cuantía del subsidio queda derogada la medida impuesta en la Reforma Laboral del PP en 2012 que reducía la cuantía de los subsidios proporcionalmente al porcentaje de jornada del último contrato de trabajo que tuvo la persona trabajadora.

Esta medida beneficiará a los 2,9 millones de personas trabajadoras que actualmente (según datos de la EPA) tienen un contrato a tiempo parcial. De ellas, el 74% (2,1 millones) son mujeres.

Acceso más ágil

Se elimina el mes de espera para las personas que hayan agotado su prestación contributiva y quieran solicitar el subsidio, de manera que se garantiza la cobertura de las prestaciones desde el primer día.

Fomento del empleo

Según han destacado los agentes sociales, la reforma tiene como principal objetivo el fomento del empleo, por lo que incluye un mecanismo de reserva para políticas activas de empleo para mayores de 52 años con una partida de 600 millones de euros que deberán gestionar las comunidades autónomas.

Sindicatos piden revalorizar el IPREM

Por otro lado CCOO y UGT, insisten en la necesidad de abordar la revalorización del IPREM (Indicador Público de Referencia de Efectos Múltiples) hasta recuperar el poder de compra que perdió principalmente durante la etapa de recortes sociales durante la etapa de austeridad. El IPREM es la referencia que se utiliza para establecer las cuantías de los subsidios de desempleo y acumulaba hasta 2023 una pérdida de poder de compra del 14%, que en 2024 se situará en el entorno del 17%.
 

Subsidio de desempleo: aumentan las cuantías y el número de beneficiarios