jueves 3/12/20
EN EL ANIVERSARIO DE LA PRIMERA MANIFESTACIÓN

La Marea Ciudadana de Madrid sale a la calle contra los "recortes" de derechos y libertades

Bajo el lema 'Por nuestros derechos y libertades, contra el golpe a la democracia. No a la represión', la Marea Ciudadana de Madrid, movimiento que aglutina a las distintas 'mareas' salió de nuevo este domingo a las calles en protesta por los "recortes" de los derechos civiles y las libertades.

La Marea Ciudadana de Madrid ha vuelto a salir este domingo a las calles de Madrid para protestar contra los "recortes" del Gobierno en los derechos civiles y libertades, participando representantes de los sectores educativos y sanitarios, así como trabajadores de Coca-Cola, del Centro de Transfusiones y afectados por las preferentes. Bajo el lema 'Por nuestros derechos y libertades, contra el golpe a la democracia. No a la represión', la manifestación comenzó a las 12 horas en la Puerta del Sol y recorrió las calles del centro de la ciudad, pasando por la Plaza de Cibeles para finalizar en la Plaza de Neptuno.

La marcha no solo coincidió con el aniversario de la primera manifestación convocada por este movimiento, sino también con el golpe de Estado de 1981, y su objetivo ha sido "dar una respuesta democrática y pacífica al recorte de derechos civiles y libertades que suponen las recientes medidas legislativas, como la reforma del código penal, la ley de seguridad ciudadana, la ley de seguridad privada y la ley del aborto".

Pese a la polémica suscitada recientemente por el impacto de las manifestaciones en la Puerta del Sol, esta marcha comenzó precisamente en este lugar. "Pretenden que la protesta quede diluida, que no aparezca en los medios y que no se conozca, y si se la quitan de en medio del centro de las ciudades será más fácil que no tenga visibilidad", denunció el portavoz de la Comisión de Comunicación, Julio Rodríguez.

Según Rodríguez, "el origen de su preocupación por convocar todos los 23 de febrero" es que entienden que desde que comenzó la crisis económica se está dando "una suerte de golpe de Estado financiero" cuyo origen viene "desde la troika", que "impone las políticas al Gobierno actual y al anterior".

El portavoz de la Comisión de Comunicación de Mareas, Mariano Aragonés explicó que la Marea Ciudadana "trata de amplificar" el mensaje de los diferentes movimientos, porque "la iniciativa de cada colectivo la difunden todo los demás", y de esta manera, "llegan a mucha más gente".

La portavoz del Movimiento Feminista de Madrid, Lucía Mazarrasa, uno de los movimientos que se unó este domingo a la Marea Ciudadana, destacó el "descontento" del movimiento al que representa con la reforma de la ley del aborto, que opina que "el retroceso que supone lleva a mucho antes del 1985".

Entre los movimientos que se sumaron a la marcha de la Marea Ciudadana de Madrid se encuentra también el de "Bomberos Quemados", cuyo portavoz, Pedro Campos, denunció que uno de los principales problemas de su colectivo son las "privatizaciones en servicios auxiliares (talleres) y en la formación", en las que "prima el derecho de los empresarios a ganar dinero y no la seguridad de los ciudadanos o los trabajadores".

El colectivo en contra de la privatización de la donación de sangre, representado por uno de los trabajadores del Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid, Francisco Díaz, también se unirá a la marcha. Según Díaz, los trabajadores llevan "18 días encerrados en defensa del carácter público" de la donación de sangre, y explicó que se trata de un servicio que "se cederá a Cruz Roja" con un convenio que supondrá "67 euros por bolsa", es decir, "9,5 millones de euros al año, más el material sanitario y los vehículos" de los que se dispone, ha denunciado.

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP) también se unió a la marcha del 23F, porque pese la "alegría contenida y comedida" que ha supuesto la paralización de la privatización de seis hospitales y 27 centros de salud, aún no han salido "instrucciones" pertinentes que no supongan más que una "verbalización" de esta paralización.

Los trabajadores de Coca-Cola, sobre los que pende un ERE, representados por Daniel Andrés, que han estado presentes, han denunciado por su parte que las "recolocaciones que ofrece la empresa" no son más que "despidos encubiertos", ya que "hay gente que tiene a su familia, su hipoteca, etc." en el lugar donde se encuentra la fábrica, y no puede trasladarse a otras ciudades.

Pérez, ha incidido en que las movilizaciones de estas semanas han servido para hacer llegar su mensaje a la opinión pública. "Hemos demostrado a la patronal que no vamos a ceder y que queremos nuestros puestos de trabajo y no queremos dinero encima de la mesa. Queremos que la planta de Fuenlabrada se reabra", ha apuntado. Pérez ha aseverado que la empresa está insertando criterios en los ERE "que ni se entienden ni se pueden admitir", y que están al margen de la ley, por lo que ha solicitado a la Inspección de Trabajo que actúe, al considerar que es un ERE "ilegal".

Pérez ha hecho hincapié en la importancia de la presión en las calles. "Nos movilizamos constantemente en las calles, en centros de alimentación, en centros comerciales, en eventos culturales... Vamos a estar presentes en cada evento que se produzca en Madrid", ha concluido.

Por otra parte, un miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha afirmado que sigue habiendo "más desahucios" y que desde la PAH van a "seguir la lucha" pese a que el Gobierno esté trabajando en la modificación del Código Penal. "No tenemos miedo, vamos a seguir en las calles parando desahucios", ha matizado.

Otros colectivos que se han unido a la convocatoria de la Marea Ciudadana de Madrid son la 'Marea Verde', en defensa de la Educación pública; la 'Marea Naranja', por la Justicia social; la Plataforma de Afectados por el Franquismo; Ecologistas en Acción; la Plataforma en Defensa de la Cultura o la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, entre muchos otros.

La Marea Ciudadana de Madrid sale a la calle contra los "recortes" de derechos y...
Comentarios