#TEMP
sábado. 02.07.2022
DíA EUROPEO CONTRA LA POBREZA ENERGéTICA

Contra la pobreza energética, desde todos los frentes

Ecooo recuerda que para atajar la pobreza energética hay que atacarla desde tres frentes: ayudas sociales, eficiencia energética y cambio del modelo energético.

pobreza-energetica250

Ecooo | Este lunes, 17 de febrero, se celebra el día europeo contra la pobreza energética, una realidad que afecta a más de 60 millones de personas en Europa y que en España se ha visto incrementada por la crisis económica. Ecooo recuerda que la única forma efectiva de luchar contra la pobreza energética es a través del ahorro y la eficiencia tanto en la edificación como en la generación y consumo de energía. 
 
La pobreza energética es una realidad que se abre paso en España a medida que se profundiza en la crisis económica. El incremento del paro, la bajada de salarios, la subida de los precios de la electricidad y una mala edificación ha llevado a que millones de familias sufran la pobreza energética. Según el INE, el 17,9% de los hogares no puede mantener la vivienda a una temperatura adecuada.

El 17,9% de los hogares no puede mantener la vivienda a una temperatura adecuada.

Se han planteado diversas soluciones que, de momento, han sido ignoradas por el Gobierno y las eléctricas. Entre ellas destacan la proposición de una tregua invernal que impida cortar el suministro por impago durante los meses de mayor frío y la ampliación del bono social más allá de los preceptos actualmente aceptados.
 
Ecooo quiere recordar que, para atajar la pobreza energética, hay que atacarla desde, al menos, tres frentes: ayudas sociales, eficiencia energética y cambio del modelo energético.
 
La energía es un bien básico que debe ser garantizado por el Estado y por quienes controlan el suministro. Por eso, Ecooo pide una ampliación del bono social y la ampliación de ayudas a familias vulnerables para hacer frente a la factura de la luz. Cada vez que la factura de la luz sube miles de familias sufren.
 
Es necesario establecer un plan nacional de rehabilitación de edificios y viviendas de tal manera que las familias con menos recursos y afectadas por la pobreza energética puedan acondicionar mejor su vivienda con el objetivo de reducir su consumo y hacer un hogar más confortable sin un gasto elevado en luz y calefacción.
 
Por último, es fundamental transitar hacia un modelo energético más eficiente que permita la generación de electricidad de forma distribuida y accesible para la ciudadanía.
 
La pobreza energética es una realidad cada vez más acuciante en España y es fundamental que la administración, las empresas y la ciudadanía tome consciencia de ello y asuma el papel que le corresponde en su solución.

Contra la pobreza energética, desde todos los frentes
Comentarios