martes. 16.07.2024
ayuso

Ayer tuve un sueño, sin ser Martin Luther King ni nada de eso. Ya ando en la edad en la que se duerme mucho y mal y mira que me había tragado antes de ayer unas cuantas horas de investidura, lo que pasa es que la declaración de los exmilitares (¿se puede dejar de ser “militar”? sea lo que sea que signifique ) llamando al golpe de estado y como en meses pasados pidiendo fusilar a 26 millones de españoles, que no es otra cosa que recordar a Franco cuando en Agosto del 36' declaró a la prensa aquello de que si tenía que fusilar a media España para salvarla del comunismo, etc. ,etc.(a los anglófilos EEUU e Ingleses no les pareció algo malo desde ese momento le apoyaron más ). Digo yo, y a estos como a los del chándal con puñetas, ¿no se les puede tirar de las orejas? Para empezar, ilegalizar esas asociaciones de funcionarios del Estado que llaman a incumplir le juramento constitucional y saltarse el Estado de derecho a la torera (la convivencia pacífica en definitiva), como los de Vox abandonando el puesto de trabajo el día mas importante. ¿Os imagináis a unos cuantos obreros abandonando la cadena de montaje? ¿Qué pasaría? Lo mismo les despiden, pero a estos que critican las “paguitas” se ponen horarios de trabajo que concilian, no con la familia, sino con su ideología, ni mú. A dar vueltas a Ferraz por si acaso como en la pelis de Superman dando vueltas se pueda retrasar el tiempo, los agujeros negros esos, por cierto que hay uno cerca del hospital Gregorio Marañón, en la calle Máiquez de Madrid que no terminan de reparar, yo no pregunto, no me vayan a decir que son túneles de Hamás que tienen minado Madrid y por eso la sanidad madrileña va como va, va a ser eso, Hamás, seguro que al “tira penaltis” del alcalde y a nuestra señora de la Comunidad de la Motosierra, no les importaría usarlo de coartada, aunque ellos son más de echarle la culpa a ETA de todos sus, nuestros, males pasados, presentes y lo que es peor, futuros.

Ya digo, la pesadilla de la investidura con los militares golpistas y Ayuso diciendo eso de “golpe por golpe”, las frases enigmáticas  de Aznar “del que pueda hacer algo que haga” y otras lindezas, te hacen atar cabos (tendrían que ser generales y no cuerdas, lo de atar ,digo), esa mujer fatal que se cree Rita Hayworth tirando insinuante el guante sobaquero en la tribuna del congreso para cegar el entendimiento y a la vez confesarle a Pedro Sánchez sus gustos alimenticios, la verdad que nuestra Gilda tiene un rictus que la guapa cara de Rita parece más una guindilla avinagrada (lo que viene a ser nuestra Gilda tabernaria, vamos) como mucho Ayuso sería nuestra miss “virgen del Cachopo Abulense”.

Y es que lo normal es que en el país haya ciudadanos de todos los gustos, vegetarianos, veganos, de derechas, izquierdas, independentistas etc. , pero con estos del chándal de medallas, con más estrellas (meritorias) cosidas en la manga que las de los botellines de Mahou, trasegados en su arriesgada vida laboral por la Patria, y los otros que tampoco aceptan los resultados de las urnas, los miles de maleducados “hijos de fruta”, que les gusta la fruta dicen, a lo mejor es por eso que está tan cara, porque es la comida preferida de la “gente de bien” y claro marcan tendencia en el IPC. No nos van a dejar vivir tranquilos y mucho menos dormir…

Golpe por golpe, si pueden