#TEMP
martes. 05.07.2022
sanidad publica

En España, las competencias sanitarias están transferidas a las comunidades autónomas (CCAA) desde hace décadas. Por ello la mayor parte del gasto sanitario lo realizan las CCAA y son estas entidades las responsables de la gestión sanitaria en casi todos sus aspectos y muy especialmente en lo que respecta a organización y recursos (tecnológicos y humanos).

Dado la actual convocatoria de elecciones autonómicas en Andalucía para el próximo 19 de junio, nos ha parecido oportuno la difusión de los datos que siguen y que reflejan una situación muy deficiente y decepcionante de la Sanidad Pública andaluza, situación que tiene responsables. El conocimiento de esta realidad entendemos que es necesario si se quiere optar por posiciones políticas que defiendan más y mejor la Sanidad Pública.

  • Para el año 2021 Andalucía se sitúa entre las CCAA con peores servicios sanitarios. En concreto, en penúltimo lugar de las 17 CCAA del país (1). En 2014 estaba en sexto lugar, pero desde entonces la calidad de los servicios se ha deteriorado ostensiblemente.
  • En cuanto al presupuesto sanitario público por habitante y año, en 2021 Andalucía ocupa el puesto 14 (1.388,86 €/habitante) (1,2). El gasto más alto corresponde al País Vasco con 1.809,41 €.
  • El número de camas hospitalarias en 2021 es en Andalucía el más bajo de todo el país (2,19/1.000 habitantes) (1,3), a mucha distancia de la mayoría de las CCAA. En cuanto al número de camas hospitalarias públicas, Andalucía ocupa el penúltimo lugar de todo el estado (1,7/1.000 habitantes), solo delante de Cataluña.
  • En 2021, la ratio de médicos de Atención Especializada por habitantes en Andalucía era la más baja del país (1,62/1.000 habitantes) (1,3) y a mucha distancia de la mayoría de las CCAA. La más alta es Navarra con 2,83.
  • En 2021, la ratio de profesionales de Enfermería de Atención Especializada por habitantes en Andalucía era la más baja del país (2,89 enfermeras/1.000 habitantes) (1,3). Y a mucha distancia de la mayoría de las CCAA. El índice más alto es del País Vasco con 4,94.
  • En 2021, la ratio de médicos de Atención Primaria por habitantes ocupa en Andalucía el lugar 13 de las 17 CCAA (0,76/1.000 habitantes) (1,3).
  • En 2021, la ratio de profesionales de Enfermería de Atención Primaria por habitantes ocupa en Andalucía el lugar 14 de las 17 CCAA (0,6/1.000 habitantes) (1,3).
  • En cuanto al número de quirófanos por habitantes y para 2021, Andalucía ocupa el lugar 13 (9,15/100.000 habitantes) de las 17 CCAA (3).
  • En 2021, el número de equipos de TAC/Resonancia Magnética por habitantes es en Andalucía de los más bajos del país (28,4/millón de habitantes) (1). Solo por encima de Cantabria.
  • En 2021, el grado de Satisfacción Ciudadana (puntuada de 0 a 10) por el funcionamiento de la Sanidad Pública en Andalucía es de 6,4 (1). Ocupa el penúltimo lugar de las 17 CCAA.
  • A 31 de diciembre de 2021, el promedio de la Lista de espera quirúrgica en Andalucía era de 128 días (4); corresponde al lugar 10 de las 17 CCAA. Existen 15 pacientes/1.000 habitantes en esa lista de espera.
  • A 31 de diciembre de 2021, el promedio de la Lista de espera de consulta de Especialista en Andalucía era de 105 días (4); corresponde al lugar 14 de las 17 CCAA, a mucha distancia de la mayoría. Existen 106,5 pacientes/1.000 habitantes en esa lista de espera, el mayor índice de todas las CCAA.
  • El gasto sanitario con entidades ajenas o concertadas en Andalucía experimenta en 2022 un notable aumento sobre el año anterior: Un 31,5 %, alcanzando un total de 540.272.704 € (5).
  • La privatización sanitaria ha aumentado notable y significativamente en los 2 últimos años en Andalucía (6), situándose ahora entre las 6 CCAA con mayor grado de privatización de todo el estado.

A partir del año 2009 se produce en España una drástica disminución del gasto sanitario público. Todo ello inducido por la ideología neoliberal imperante en la Unión Europea con la coartada de una necesaria austeridad y que ha producido unos resultados desastrosos en el rendimiento de los servicios sanitarios de nuestro país. El Partido Popular ha sido y es la opción política que más asume los principios neoliberales, aunque no la única. Solo ahora empiezan a alcanzarse los presupuestos de aquellas fechas, pero 13 años después y con mucha más población que atender.

Pero si los hechos se miran desde la perspectiva de los intereses de la mayoría de los ciudadanos, los gobiernos y administraciones que deterioran la Sanidad Pública no sirven. Y es oportuno resaltar que hacer conciertos y externalizaciones con empresas de asistencia sanitaria privada es deteriorar la Sanidad Pública. Los servicios sanitarios públicos ofrecen más calidad, más eficiencia porque son más rentables, son más equitativos, mejoran y promueven mucho más la investigación sanitaria y ofrecen mejores condiciones laborales a los profesionales sanitarios.


Firman este artículo Manuel Torres Tortosa y Antonio Vergara de Campos. Miembros de la Coordinadora Andaluza de Mareas Blancas y miembros de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Andalucía.

La penosa situación de la sanidad pública andaluza