jueves. 25.07.2024
Sanchez_Senado
Sánchez en el Senado. Imagen de archivo.

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Por desgracia a lo largo de la nuestra historia lo hemos visto continuamente: cuando la derecha, junto a la ultra derecha y el ultranacionalcatolicismo, no ganan unas elecciones o ven peligrar sus privilegios, hacen lo posible e imposible para que nada funcione y lo peor desestabilizar y provocar, con sus acciones, más odio y crispación, para enfrentar lo que ellos llaman las dos España y que la única que puede salvar es la suya. Una España anclada en la edad media y fortalecida por la dictadura de lo acontecido en el siglo XX y por tanto alejada y fuera de la realidad de la España que la ciudadanía quiere y desea en pleno siglo XXI. Y lo hace y actúa así porque quiere llegar al poder, aunque no lo ha conseguido legalmente, de manera ilegal y atacando los principios más elementales de la democracia y sus valores. Ya lo hicieron en el 1936, lo intentaron en el 1981 y lo peor es que continúa intentándolo desde que perdieron la moción de censura y todas las últimas elecciones.

Lo que el otro día, con la carta y a continuación reclusión del presidente del Gobierno para pensar si debe continuar o no, nos debe hacer reflexionar que no es un ataque a Pedro Sánchez y su familia, sino a la democracia, pues ese ataque mezquino, canallesco, mordaz, que traspasa todas las líneas rojas, demuestra que la ultra derecha y esta derecha es inmoral, irracional, carroñera y que con sus argumentaciones y utilización de las instituciones está traspasando todas las líneas rojas de esta democracia y sus valores. Algo normal, ¿porque cuando ha sido democrática la derecha y la ultra derecha en nuestro país?, la respuesta es clara: NUNCA, pues utilizan la democracia, las instituciones y la propia Constitución para conseguir más privilegios y poder prevaricar y que su objetivo sea la corrupción y destrucción de la democracia para caminar a la dictadura ideológica.

Por eso, cuando no pueden utilizar estas instituciones y la constitución no la aceptan y eluden aceptarla a esta y a los artículos que fueron refrendados por la gran mayoría de la ciudadanía española. Eso si se denominan patriotas. Es la hipocresía de creerse español por enarbolar una bandera, en la que no creen y ponerse sus pulseras y como no la falaz asistencia a la misa diaria que les da fuerzas indignas y ruines para acabar con la igualdad y la libertad.

Esta derecha y ultraderecha es capaz de humillar, mentir, fabricar leyes antidemocráticas, atentar contra la moralidad y la justicia, a la que utilizan de manera mezquina

Esta derecha y ultraderecha, como se está viendo, es capaz de humillar, mentir, fabricar leyes antidemocráticas, atentar contra la moralidad y la justicia, a la que utilizan de manera mezquina. Pero si todo esto es grave y demuestra lo que son como seres humanos son capaces de utilizar y meterse de forma ruin, grotesca e irracional con la familia de aquellos y aquellas que no pensamos ni actuamos como ellos y ellas, y todo lo hacen porque su objetivo, no es el insulto y crear desanimo, su objetivo es atacar la democracia para establecer la dictadura, en la que se sienten cómodos y felices para poder realizar sus tropelías de manera consciente y no ser condenadas por ella, además de así tener el poder para seguir manipulando a la ciudadanía con su hipocresía y falacias continuas y lo peor volviendo a poner de moda actos y espectáculos que solo demuestran la barbaridad , ignorancia y vuelta a un pasado que no cabe en pleno siglo XXI y lo peor es que se quiere endulzar con que es cultura, cuando la cultura ni mata ni tortura a animales ni tampoco censura por las ideas que se pretenden transmitir y tampoco discrimina a las personas por su origen y sexualidad, además que permite una libertad, no solo para tomar cañas, sino también para decidir si abortar, y una muerte digna.

Eso es lo que la derecha y ultra derecha está estableciendo en aquellos lugares donde ha conseguido el poder y eso es lo que quiere imponer si gana ahora, de ahí que la reflexión de Pedro Sánchez, esos 5 días, no debe ser una reflexión del solo, debe ser la reflexión de todos los demócratas ante el ataque a la democracia que el PP y Vox está realizando, pues por desgracia, ante esta reflexión en vez de pedir perdón y cambiar de actitud, azuzan con declaraciones mezquinas y carroñeras e irresponsables de políticos como Cuca Gamarra, Feijoo, Bendodo, Garriga, la vicepresidenta del gobierno de Valencia, Ayuso, entre otros y otras que en vez de empatizar, azuzan con que reflexionar si queremos democracia o dictadura es telenovela , o una forma de victimización.

Miren, sí somos víctimas, pero de sus manejos y odios y lo peor de lo que nos quieren imponer, puesto que no aceptamos sus carroñeras ni su manera de hacer política. Por eso, estamos, con Pedro Sánchez, aunque no tengamos la misma ideología, pero si tenemos la misma impresión: NO TODO VALE, y ustedes han traspasado todas las líneas, y por desgracia no quieren arrepentirse y volver a la senda democrática, puesto que nunca han sido democráticos y solo demuestran que con su mezquindad y falacias quieren utilizar el gobierno. Pero no lo van a conseguir, como alguien dijo, muy sabiamente: NO NOS DOBLEGAREIS Y VENCEREMOS PUES LA DEMOCRACIA ES NUESTRA FUERZA Y NUESTRO VALOR. Por cierto, señor PUIGDEMONT, es de una irresponsabilidad por su parte atacar a Pedro Sánchez, en estos momentos, y más cuando usted demostró su cobardía marchándose para no dar la cara por los catalanes y su referéndum. A veces es mejor estar callado, es más prudente y más humilde, lo demás, al igual que el señor Feijoo, Ayuso, Abascal etc, demuestran todos ustedes hasta dónde puede llegar como ser ruin el ser humano, cuando se hace político solo por alcanzar un poder y mantener unos privilegios. En resumen no es un ataque a Pedro Sánchez sino a la democracia, por eso hay que salir a la calle, como ya se hizo contra la guerra que nos metió, que casualidad, la derecha a través del señor Aznar, e incluso con , por desgracia con lo del asesinato de Ángel Blanco, y en la calle gritar alto y fuerte. QUEREMOS DEMOCRACIA.

No es un ataque contra Sánchez, es un golpe de Estado contra la democracia