#TEMP
domingo. 26.06.2022
ANTE EL 14 DE ABRIL

Por una ley que ponga fin a la impunidad del franquismo

Comunicado del Encuentro de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctima del Franquismo
REPUBLICA
El 14 de abril se cumplen 91 años de la proclamación de la II República.
 

El 14 de abril se cumplen 91 años de la proclamación de la II República. Ese día de júbilo popular dio paso a unos años en los que se intentó llevar a cabo un proceso democrático y reformista, para que el país dejase atrás décadas de atraso económico, político y cultural. Dicho proceso reformista fue abortado por la fuerza mediante una sublevación militar respaldada por una trama civil, a la cual el pueblo español fue capaz de resistir durante tres años. Su derrota abocó a una dictadura criminal que secuestró la soberanía popular durante 40 años. El franquismo planificó y ejecutó una política sistemática y generalizada de exterminio y eliminación del enemigo político, los demócratas. La represión se mantuvo hasta el final de la dictadura e, incluso, se extendió más allá de la muerte del dictador, en la llamada transición.

Constatamos que, a día de hoy, quienes defendieron la legalidad democrática republicana, quienes resistieron contra la dictadura, las centenares de miles de víctimas del franquismo, no han recibido un digno reconocimiento por parte del Estado y de la sociedad. Tampoco se ha permitido que las víctimas hayan podido hacer efectivo su irrenunciable derecho a la Verdad, la Justicia y la Reparación.

Para las víctimas de la dictadura la Carta de Derechos Humanos no existe, porque no se les aplica, no les alcanza su cobertura. El principal culpable de ello ha sido el Estado Español, con el Parlamento y sus gobiernos a la cabeza, seguido por el Poder Judicial, con la inestimable colaboración de los grandes medios de comunicación. Por parte del Estado, se apela a la modélica transición, a la reconciliación y al perdón entre españoles, como si fuera posible la transición a la democracia, la reconciliación y el perdón, aplicando una política de equidistancia, olvido y amnesia colectiva sobre las graves violaciones de los derechos humanos cometidas por el franquismo durante su andadura desde el golpe de estado del 36.

En el momento actual el proyecto de Ley de Memoria Democrática se encuentra paralizado en el Congreso de los Diputados. Desde el Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del franquismo valoramos positivamente las importantes mejoras legislativas que supone respecto a la ley vigente de 2007, pero esas mejoras son insuficientes, sobre todo en lo que se refiere a la Justicia y a la Reparación integral de las Víctimas de la dictadura. El actual proyecto de ley de memoria democrática no aborda, con garantías jurídicas suficientes para su superación, el denominado modelo español de impunidad. Nos tememos, que la impunidad seguirá siendo la norma tras la aprobación del actual proyecto de ley, si no se mejora su articulado en lo que se refiere a la investigación y persecución judicial de los crímenes del franquismo.

Según los gobiernos del estado nunca es el momento adecuado para que las víctimas del franquismo obtengan los derechos que les reconoce el Derecho Internacional sobre Derechos Humanos: verdad, justicia y reparación. Primero fue la transición y el decreto de olvido y amnesia que supuso la Ley de Amnistía de 1977; luego que ya habían pasado muchos años y no quedaban apenas víctimas ni victimarios vivos (lo que no es cierto) y ahora, nos hablan del miedo que les causa la presencia de fascistas en las instituciones…, cuando precisamente esta es la consecuencia más clara del mantenimiento de la impunidad del franquismo. Repetimos, es la última oportunidad para que la acción de la justicia recaiga sobre los criminales franquistas aún vivos. Sin Justicia no habrá Democracia. En las manos de los parlamentarios españoles está poner fin a la situación de injusticia en la que se encuentran las víctimas del franquismo en el Estado español.

Solo hay dos opciones: O continúan la senda de la impunidad que marcó la actual Ley de Memoria Histórica en vigor, es decir, se ponen del lado de los criminales franquistas y de su impunidad, o legislan por una ley que ponga fin a la impunidad del franquismo, por una ley que siente en el banquillo de los acusados a los criminales franquistas aún vivos y que garantice la Verdad, la Justicia y la Reparación a todas las víctimas del franquismo.

A continuación, señalamos cuáles son los presupuestos básicos que para el Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del franquismo, debe contener la futura ley de memoria, si lo que se pretende es poner las bases legales del fin a la impunidad del franquismo:

  • Condena del Franquismo, en los términos declarados en las Resoluciones de las Naciones Unidas adoptadas por la Asamblea General de la ONU el 9 de febrero y el 12 de diciembre de 1946.
  • Reconocimiento jurídico de todas las víctimas del franquismo.
  • Declaración de Nulidad de la Ley de Amnistía de 1977 (o, al menos, los apartados e y f del artículo 2) y que deje de ser utilizada como ley de punto final.
  • Reconocimiento de los crímenes del franquismo como crímenes de lesa humanidad sin que resulte de aplicación el límite temporal del 2004 establecido por el Tribunal Supremo. El Estado español debe ratificar la “Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad” de 1968.
  • Garantía de una tutela judicial efectiva en todos los procesos de exhumación para establecer la Verdad Jurídica, así como para impartir justicia.
  • Promover la modificación de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, incorporando a nuestro derecho interno el principio de legalidad internacional y el cumplimiento de la legislación internacional en materia de Derechos Humanos.
  • Los Tribunales y Consejos de Guerra franquistas deben ser considerados ilegales y sus sentencias, así como toda la legislación represiva del franquismo, sean declaradas nulas de pleno derecho.
  • Reconocimiento de la responsabilidad patrimonial y civil del Estado, de instituciones, organizaciones, entidades y particulares que se hayan beneficiado del expolio franquista y de los trabajos forzados.
  • Reconocimiento como un problema de Estado el robo masivo y sistemático de bebés, durante décadas y en todo el territorio español, durante toda la dictadura y hasta bien entrada la democracia. El Estado español debe realizar una investigación efectiva de los hechos que permita la búsqueda de los “niños” y “niñas” desaparecidos, hoy adultos cuya identidad ha sido robada.
  • El período que abarca la ley debe llegar hasta 1983, y en los casos de bebés robados, la fecha debería abarcar hasta 1999, año en el que se declara inconstitucional el parto anónimo.
  • Apertura de todos los archivos y facilidad para acceder a la información de la guerra, la posguerra y todo el período de la dictadura y la transición.
  • Dotación presupuestaria y desarrollo legislativo de todo lo que se propone en la ley.

El Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del franquismo, reivindica una ley de memoria que ponga fin a la impunidad del franquismo, como garantía de justicia para las víctimas de la dictadura, y para combatir al fascismo y a la extrema derecha en la actualidad. Por eso, hacemos un llamamiento a todas las personas y entidades comprometidas con la democracia y los derechos humanos, a que apoyen las reivindicaciones de los colectivos de memoria y se sumen a nuestras movilizaciones por una ley de memoria que ponga fin de una vez por todas a la impunidad del franquismo.

Por una ley que ponga fin a la impunidad del franquismo