viernes. 21.06.2024
sanchez_noche_electoral
Pedro Sánchez en la noche electoral del 23 de julio de 2023.

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Formo parte de ese “pueblo de la coalición” –en palabras de Íñigo Errejón– que se ve impelido a manifestar su apoyo al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Formo parte de ese “pueblo de la coalición” que necesita que este gobierno continúe ensanchando derechos para la mayoría social, que es lo que está haciendo desde el inicio, por eso irrita tanto a las derechas políticas, económicas, mediáticas y judiciales, que saltan cada vez que ven amenazado alguno de su privilegios por pequeño que sea.

Las derechas antidemocráticas están detrás de los continuos acosos que han sufrido históricamente y continúan sufriendo hoy los demócratas en general y las personas de izquierda en particular, que en este país han trabajado y trabajan para que la democracia llegue al salón de nuestra casa, a la casa de la mayoría social, a la casa de los y las comunes. Cuando no son capaces de conseguir gobernar a través de las urnas, ponen en marcha la “máquina del fango”, como muy bien afirma Pedro Sánchez en su carta a la ciudadanía. Carta que dice verdad, que es política, llana, real, íntima y muy sensata. Carta que mueve a la empatía y a la acción política para seguir mejorando la vida de la gente. A mí, esa carta me mueve a contestarle al presidente Sánchez que sí merece la pena y a pedirle que resista, que resistir es vencer.

Formo parte de ese “pueblo de la coalición” que necesita que nuestra democracia siga avanzando con perspectiva feminista, que las gentes trabajadoras disfrutemos de mejores y menores jornadas laborales con nuevos derechos que nos ayuden a vivir mejor, que la sanidad pública y la educación pública funcionen lo mejor posible, que haya vivienda para todas, pan, trabajo y libertad. Tales son mis utopías de andar por casa, esas utopías tangibles que me ayudan a levantarme cada día y luchar por lo que merece la pena. Esas utopías de andar por casa, que con esfuerzo tocamos con la punta de los dedos con este Gobierno de coalición.

Formo parte de ese “pueblo de la coalición” heredero de tantas y tantas luchas sociales por derechos en este país, que tiene memoria y que recuerda un resistir es vencer histórico

Formo parte de ese “pueblo de la coalición” que necesita seguridad en la función pública y seguridad jurídica, que necesita que las leyes aprobadas por el Parlamento de la nación, sede de la soberanía popular, se apliquen en todo el territorio nacional, también en las Comunidades gobernadas por las derechas de PP y Vox.

Formo parte de ese “pueblo de la coalición” que desea continuar amando a quien le plazca, que desea que la literatura, el arte, la música, la cultura sigan siendo libres expresiones de sentires diversos sin censura. Y que quiere más, más democracia, más derechos, más amor.

Formo parte de ese “pueblo de la coalición” que brega cada día para llegar a fin de mes, que trabaja, ríe, pena, sueña y busca una vida mejor y que sabe que las derechas de “la máquina del fango” nunca van a hacer políticas que ayuden a ello.

Formo parte de ese “pueblo de la coalición” heredero de tantas y tantas luchas sociales por derechos en este país, que tiene memoria y que recuerda un resistir es vencer histórico, que hoy viene a la cabeza cuando vemos nuestra democracia asediada y acosada por las mentiras de poderes que no soportan que gobierne nadie que no sean ellos. La soberanía popular –expresada en las urnas el pasado 23 de julio– no puede depender de mentiras y bulos convertidas en un arma arrojadiza judicial entramada y engrasada por la “máquina del fango”.

Formo parte de ese “pueblo de la coalición” que está orgulloso de su Gobierno, que es una esperanza democrática para Europa y que internacionalmente se ha atrevido a mostrar solidaridad con el pueblo palestino, pidiendo paz y su reconocimiento como Estado.

En definitiva, formo parte de ese “pueblo de la coalición” que le pide al presidente Sánchez, nuestro Presidente, mi Presidente, que aguante, porque como dijo un viejo socialista al que admiro, RESISTIR ES VENCER.

Carmen Barrios Corredera, escritora y fotoperiodista.

'Resistir es vencer', también ahora, Presidente Sánchez