domingo 15.09.2019

Nobel

Repasando sólo algunas de las frases célebres de Donald Trump, el más eximio de los idiotas podría advertir que la paz y el presidente norteamericano no poseen ningún rasgo común

Racista, xenófobo, machista y violento. Esas son las cualidades del flamante candidato al Nobel de la Paz que concederá el Parlamento noruego el próximo 11 de octubre. Históricamente, el derecho a presentar candidatos suele ser cuestión reservada a catedráticos de Ciencias Sociales, Derecho o Historia, así como a representantes electos con rango de diputado, ministro, primer ministro o jefe de Estado. También a antiguos receptores del premio Nobel de la Paz. Sin embargo, el hecho de que el mentor de la “pacífica” idea de enjaular niños inmigrantes o de considerar a los mexicanos “seres inferiores” compita para la obtención de tan honorífico galardón, parece provenir de un desquiciado.

Repasando sólo algunas de las frases célebres de Donald Trump, el más eximio de los idiotas podría advertir que la paz y el presidente norteamericano no poseen ningún rasgo común. Solo basta con revisar los mejores momentos de la verborragia del magnate norteamericano para comprobar su belicismo. “Podría disparar a la gente en la Quinta Avenida y no perdería votos”, dijo durante un mitin de campaña en Iowa. “Restablecería el ahogamiento simulado para los sospechosos de terrorismo", sostuvo durante una entrevista en la que propuso que se vuelva a utilizar la técnica que consiste en verter agua sobre el rostro cubierto con una tela para provocar asfixia a un detenido. "Si gano las elecciones, devolveré a los refugiados sirios a casa", aseguró luego de que la Casa Blanca anunciase que pretendía acoger a 10 mil ciudadanos sirios que buscaban refugio. "México nos envía a la gente que trae drogas, crimen, que son violadores", aseguró, antes de manifestar que le daba lo mismo si para deportarlos debía acusarlos de narcotraficantes o de asesinos. "Cuando eres una estrella puedes hacer cualquier cosa. Agarrarlas por el coño, lo que quieras", dijo al diario Washington Post, luego de que se conociera que durante su campaña electoral muchas mujeres lo denunciaran por abuso. “El Salvador, Haití y algunos países de África son agujeros de mierda”, manifestó el candidato al Nobel de la Paz durante una entrevista realizada en New York.

Puede que el autor de estas y otras frases contaminadas de odio se convierta en el próximo Premio Nobel de la Paz. Sin lugar a dudas Eduardo Galeano llevaba razón cuando aseguraba que guardamos un silencio bastante parecido a la estupidez. La brutal distopía en la que estamos inmersos es una consecuencia de ello.

Nobel