miércoles. 29.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Isel Sánchez Vega | @IselSv

De mano de Sony Pictures Animation llega una nueva versión cinematográfica del gato naranja más famoso, esta vez de manera completamente animada tras “Garfield” (2004) y “Garfield 2” (2006) en las que el felino era el único elemento creado por ordenador de las cintas. Aquellas versiones no fueron muy bien acogidas por lo que esta nueva entrega debe aspirar a acercarse al nivel de las tiras cómicas o las series de televisión.

Sin duda al producto previo al que más se asemeja es a “El Show de Garfield” tanto en animación, estando aquí más trabajada, como en la manera en la que está narrada ya que, principalmente en su arranque, Garfield rompe la cuarta pared para mostrar al espectador su día a día viviendo con Jon y Odie. Gracias a esto el primer acto es absolutamente frenético y es imposible aburrirse con su enérgica animación y la velocidad de su narración, aunque la trama principal no haya comenzado.

Es cumplidora, simpática y arregla una tarde de lluvia o de centro comercial en familia, pero le falta un toque de ironía y desprenderse un poco del tono infantiloide (que no del familiar)

Uno de los puntos fuertes de la película es su pequeña dosis de drama con escenas emotivas y con mucho encanto. La mayoría de estas escenas las integran el propio Garfield, recién nacido, o la relación que tiene (o no) con su padre. Cuando se centra en este aspecto la cinta da sus mejores destellos de calidad.

Demasiada aventura fuera de casa para un personaje tan casero como Garfield acaba traicionando a la película y al propio carácter del protagonista. La aventura es simple y funcionan mejor las historias personales y los dramas intrafamiliares que la simple misión y los flojos villanos que rompen con la rutina del personaje. Eso sí, su pasión por la comida y en concreto de la lasaña siguen muy vigentes. El choque con el mundo exterior es un buen punto para retar al protagonista, pero lo desperdician en algunos puntos de comedia física y enseguida se olvidan de su vaguería, ironía, su relación con Odie y Jon (que se pasa la mitad del tiempo llorando) y su descontento general con el mundo. Esto unido a que en general la cinta es de un corte un poco más infantil al que el felino nos tiene acostumbrados, todo termina funcionando a medio gas. 

En el aspecto visual sigue una técnica cada vez más utilizada hoy en día en la que los fondos no están del todo definidos y el movimiento de los personajes es muy dinámico lo que permite un manejo de la acción de lo más creativo y una apariencia similar a la de un cómic o un anime. Además, en este caso en particular los colores son muy vivos lo que la hace más atractiva al ojo. Este tipo de animación se aleja del intento de realismo de grandes producciones como algunas de Pixar. Parece que gusta ya que muchas cintas animadas recientes han utilizado esta técnica, con distintas variantes, con resultados muy satisfactorios: “Spider-man: Un Nuevo Universo” y su secuela, “Ninja Turtles: Caos Mutante”, “El Gato con Botas: El Último Deseo”, “Los Tipos Malos”, …

La elección de startalents para el doblaje ha abierto otra vez la polémica en la que cada vez más y más usuarios de distintas redes sociales expresan su opinión, con un número mayor de valoraciones en contra que a favor. En la mayoría de los casos devalúa la calidad del producto y las condiciones salariales son diferentes a las de los profesionales, pero hay otros que piensan que si sale bien es una buena opción de promocionar la película. En esta ocasión tenemos a un recurrente cuando se trata de tirar de celebridades: Santiago Segura, el cual genera división de opiniones en cuanto a su interpretación. Fuera de gustos y calidad, la voz no pega con la manera de expresarse ni con el aspecto del personaje. Lo que no cabe duda es que la elección inicial de Guillermo Romero, voz habitual de Chris Pratt, era la opción idónea (solo hay que ver la comparativa de tráilers). Lo de Alaska doblando a la villana, Jinx, no llega a ser tan desastroso como lo que hizo en Hotel Transilvania, pero su interpretación sigue siendo pobre. Solo hay que fijarse en como acaba las frases. Uno de los miembros del jurado de Masterchef, Pepe Rodríguez, se estrena prestando su voz a Roland. Su papel es de lo más discreto, lo que es de agradecer porque su falso y exagerado tono grave chirría bastante, y canta aún más al lado de Juan Antonio Soler, con el que comparte la mayoría de escenas. La voz imponente y profunda de Roberto Encinas le habría dado el color perfecto.

Es la mejor película del personaje hasta la fecha, porque las otras dos se podrían calificar de ridículas, pero aún hay margen para mejorar

Sin embargo, hay verdaderos profesionales a los que sí les han permitido participar en el doblaje de esta película y que salvan los muebles con el espacio que les han permitido. Bueno, en realidad haciendo su trabajo del día a día y el que estamos acostumbrados a oír en (casi) cualquier otra producción, pero oyendo lo que sucede cuando no se encargan ellos deberían considerarse totalmente imprescindibles. Miguel Ángel Jenner dobla a Vic, el padre de Garfield, respetando la simbiosis que tiene con Samuel L. Jackson, la voz del personaje en el original. Lo mismo ocurre con Juan Antonio Soler que, con un registro bastante agudo se ocupa de doblar a Nolan, uno de los secuaces de la villana interpretad en su versión original por Bowen Yang al que ha doblado en otras ocasiones. A Ricardo Escobar le viene perfecto el papel de Jon ya que tiene un timbre muy acogedor. Lástima que el dueño termine durante gran parte del metraje un tanto desaparecido.

“Garfield: La Película” es cumplidora, simpática y arregla una tarde de lluvia o de centro comercial en familia, pero le falta un toque de ironía y desprenderse un poco del tono infantiloide (que no del familiar). Es la mejor película del personaje hasta la fecha, porque las otras dos se podrían calificar de ridículas, pero aún hay margen para mejorar.


Duración: 101 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Mark Dindal
Género: Animación
Estreno en España: 01/05/24
Reparto: Chris Pratt, Samuel L. Jackson, Nicholas Hoult, Ving Rhames, Bowen Yang, Cecily Strong, Hannah Waddingham, Brett Goldstein
Sinopsis: El mundialmente famoso Garfield, el gato casero que odia los lunes y que adora la lasaña, está a punto de vivir una aventura ¡en el salvaje mundo exterior! Tras una inesperada reunión con su largamente perdido padre –el desaliñado gato callejero Vic– Garfield y su amigo canino Odie se ven forzados a abandonar sus perfectas y consentidas vidas al unirse a Vic en un hilarante y muy arriesgado atraco.

'Garfield: la película': el gato más comilón no termina de llenar el apetito