domingo. 03.03.2024

El rumor sobre un posible adelanto electoral planea sobre algunas de las últimas decisiones del Ejecutivo. El desarrollo de la reforma laboral, de las pensiones y de la negociación colectiva podría seguir un calendario donde algunos ven signos de este adelanto. En concreto, el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo, dio hoy por “más que agotada” la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero y destacó algunos indicios sobre un posible adelanto electoral.

El líder de CCOO opina que el Gobierno quiere culminar en septiembre la aprobación de las reformas pendientes“Noviembre es una fecha parar adelantar las elecciones”, ha especulado Toxo, tras referirse a la posibilidad de habilitar el mes de agosto para tramitar en el Congreso las reformas de las pensiones y de la negociación colectiva, un hecho en el que el líder sindical ve un “primer paso” para ese adelanto de los comicios.

Toxo opina que el Gobierno quiere culminar en septiembre la aprobación de las reformas pendientes. En este sentido, y en relación a otra de las razones aducidas para justificar el adelanto electoral, las buenas cifras de empleo que se esperan durante el verano por el tirón del turismo, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha vaticinado que los resultado de la encuesta de población activa (EPA) serán “buenos” aunque no cree que sea suficiente razón como para adelantar las elecciones a septiembre.

“Infumables” reglamentos

Por su parte, Cándido Méndez, líder de UGT, ha eludido pronunciarse al respecto (“el sindicato no tiene una opinión formada”, ha dicho), aunque su máximo representante sí la tenga “desde el punto de vista personal”.

“Es una decisión que corresponde al presidente del Ejecutivo”, ha dicho Méndez, quien se ha mostrado más preocupado por alcanzar acuerdos con los empresarios en materia laboral.

Méndez tilda de “atropello” la aplicación del despido por causas objetivas si una empresa prevé pérdidas futurasAsí Méndez ha tildado de “disparate” y “atropello” la aplicación del despido por causas objetivas si una empresa prevé pérdidas futuras. A su juicio, se trata de una de las partes más perniciosas de la "infumable" ley de reforma laboral "contra la que ya se manifestaron los sindicatos en otoño". Asimismo, el representante sindical ha considerado que el reglamento aprobado ahora por el Consejo de Ministros y que debe ser ratificado en el Congreso, es "igualmente infumable" como consecuencia de la norma de la que emana.

Méndez ha recordado que su sindicato presentará, el día 16, una iniciativa sustentada por un listado de firmas, que pretende ser alternativa a ese reglamento y en el que se eliminan, entre otros, ese apartado.

Por último Méndez ha pedido a los empresarios que no se empeñen en bloquear la negociación colectiva para ver si en un futuro próximo un eventual cambio en el poder la convierte en más favorable a sus intereses y recordó al PP que "sería un error apoyarse sólo en la patronal en la búsqueda de la creación de empleo".

El PP no va a apoyar la reforma

Por su parte, el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, ha afirmado que su grupo no va a apoyar la reforma de la negociación colectiva tal y como la ha aprobado el Gobierno, porque "no se fían" de ella ni quienes tienen que crear empleo, que son los empresarios.

Montoro, en declaraciones a RNE, indicó que la nueva negociación colectiva "deja descontento a todo el mundo", y añadió que se trata de una reforma de un gobierno que no quiere hacer reformas porque es "prisionero de que no se le vayan los votos".

El adelanto electoral planea sobre el desarrollo de las reformas