martes. 16.07.2024
CRÓNICA DE LA LIGA | JOSÉ LUIS EGIDO

Susaeta asegura al Athletic en puestos europeos

En esta liga capitaneada por un Madrid desbordante y un Barça que se resiste a abandonar la pelea, el interés de los aficionados se reduce a los puestos europeos y descenso.

En el bipartidismo futbolístico de las estrellas mediáticas, de vez en cuando surgen otros grandes jugadores reclamando su protagonismo con goles espléndidos. Es el caso de Susaeta a quien le correspondió la gloria de dejar cuarto, de momento, a su Athletic marcando dos goles, a destacar el segundo de falta directa por la escuadra. Fue nada menos que en la Catedral y en un clásico ante sus vecinos de la Real Sociedad. Ganaron los de Bielsa por 2-0 no sin sufrimiento y tampoco sin polémica. Resulta que con 1-0 el árbitro no quiso ver una mano clarísima de un defensa en el área del Athletic que hubiera supuesto penalti y expulsión y, que para más inri, acabó en gol de los llamados fantasmas. Hubiera sido el empate a uno pero ya se sabe que los árbitros son humanos y se equivocan. Lo que pasa es que siempre se equivocan bien, para los de arriba. Tal incidencia no quita méritos a los leones a los que ya podemos definir como equipo revelación.

Grandes goles fuera de las estrellas

El segundo gol para destacar es el de un renacido Cazorla que marcó el tercero de su equipo al Getafe con una vaselina primorosa casi desde el centro del campo para admiración del público y del portero que fue el primero en verlo por encima de su cabeza. A trancas y barrancas ahí está el Málaga entre los seis primeros. Como a todos nos gusta jugar a profetas ahí va mi pronóstico. Tercer y cuarto puesto para Valencia y Athletic. Quinto para el Málaga y sexto a disputar por el Atleti y el Sevilla.

En el Camp Nou de la polémica arbitral nos quedan otros dos bellísimos goles. El -2-1 de Keita con la izquierda a la escuadra y el 3-1 de la pareja Iniesta-Xabi con un pase sublime del primero y una vaselina sutil del segundo. Una maravilla dentro de un partido engañoso pues el Sporting plantó cara y se las hizo pasar canutas al todopoderosos Barça que se quedó con diez después de la expulsión de Piqué. De hecho el gol de Keita no llegó hasta el minuto 80 aunque el actual campeón de liga demostró que no se rinde a pesar de la diferencia con el inalcanzable Madrid.

El Rayo por encima del Atleti

Fuera de los grandes es de destacar la victoria del Rayito por 4-2 ante el Racing, uno de sus teóricos oponentes en su lucha por la permanencia. Ya lo dijo Guardiola en la primera vuelta cuando jugó contra ellos en Barcelona. Que no se preocupen que jugando así se quedan en Primera. Los cántabros, con uno menos desde el minuto 2 por expulsión de su portero, se pusieron 0-2 pero ni Michu ni Vallecas estaban de acuerdo y les metieron cuatro goles dejando a su equipo un punto por encima del Atleti. Un Atleti que empata demasiado, lastrado por las bajas ante el Sevilla. Quizás si Gil viera antes el deporte que los negocios hubiera dejado a Joel, Pulido y, sobre todo, Diego Costa en el Atleti. Déjalo, dirán los vallecanos, mejor para nosotros. Es verdad que el equipo de Simeone ha mejorado mucho pero le falta la definición de los grandes. Esperemos que llegue pronto. Otro equipo que se resiste a su suerte es el Zaragoza que tenía el partido perdido ante el Villarreal y en los diez minutos finales le ganó 2-1 consiguiendo tres puntos que animan a la esperanza.

Árbitros y poder

Desde que el PP ha llegado al poder con su contrarreforma un regusto a pasado me está revolviendo las telarañas de la memoria. Y el fútbol no es una excepción. En los últimos años, mientras ha durado la primacía culé, las polémicas arbitrales entre la periferia catalana y el centralismo madrileño venían originadas desde el madridismo con conceptos como el villarato. Con la superioridad tan aplastante del Madrid, este año la tortilla se ha puesto del revés y hemos vuelto a los viejos fantasmas de Madrid contra Barcelona.

Si durante toda la temporada hay un rum-rum de que los trencillas se están equivocando más a favor del Madrid que del Barcelona, los tres penaltis no pitados ante el Sporting y la expulsión de Piqué han dejado preparado el fuego a falta de una cerilla. Se ha encargado de echarla un señor cuyo segundo apellido tiene nombre de abrigo caro, de estola de reyes. De todas las declaraciones de jugadores, entrenadores y hasta presidentes, no se les ocurre otra cosa que fijarse en las de Piqué. Polémica servida y pretexto fabricado para reivindicar la diferencia de la periferia. Las telarañas se me agitan demasiado.

Si Madrid y Barça dominan la clasificación y los presupuestos televisivos no es difícil imaginar que tienen el poder en los estamentos futbolísticos. Deberían utilizar ese poder para actuaciones más mesuradas. Los aficionados sensatos se preguntan a qué viene la que se va a montar con lo de Piqué (solo falta que opine su guapa novia) o ¿qué está pasando cuando a estas alturas de la liga Falcao y Messi se pierden un partido por las mismas tarjetas que Pepe? Qué ingenuo eres, me contestarán los aficionados del Rayo, del Getafe, del Atleti o del Zaragoza. Estamos en medio de una crisis tremenda con mayoría absoluta de la derecha, en España no en un país centroeuropeo, y cuando se tiene el poder absoluto se ejerce absolutamente, sin miramientos, como toda la vida de dios. Así de sencillo. Pobres de mis telarañas.

En fin, lo dejo aquí. Espero que hayan disfrutado de esta humilde lectura. Señoras, señores, amen la vida, amen el fútbol, porque hoy ha vuelto a amanecer…que es lo importante, aunque no llueva.

Susaeta asegura al Athletic en puestos europeos
Comentarios