domingo. 19.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Pablo D. Santonja | @datosantonja

En el enorme panorama musical español, pocas bandas logran capturar la esencia del calor del hogar, la pasión y lo cotidiano como lo han hecho "Morochos". 

Morochos presenta “De Dónde Vengo”, un trabajo que habla de las raíces, la historia, la familia y, en definitiva, de la vida de unos hermanos que crecieron entre España y Venezuela, dos países que han influido en la composición de sus canciones. La mezcla de culturas se refleja en temas como “Ahuevoneao” y en el concepto y el título del disco. Es un homenaje a todo lo que ha contribuido a formar esta banda, y transforman su música en algo muy personal, cálido y acogedor.

El espíritu de “Morochos” viene cargado de buen rollo, con una estela y estética de vida de furgoneta, guitarra y hogueras, que, sin duda, hace que ganen adeptos

En línea con el espíritu de homenaje, “Un lugar” transporta al oyente a la costa, a la plaza de un pueblo interior o a un viaje por carretera a través de los paisajes, la gastronomía y la cultura de España. Mientras tanto, “Gente de verdad” está cargada de emoción, celebrando la amistad, el sentido de comunidad y la alegría que surge de momentos tan simples como compartir una cerveza con amigos en un bar. 

Así lo transformaron el disco al directo el pasado sábado 20 en la Sala Moon de Madrid, donde ambos hermanos derrocharon humor, simpatía y cercanía ante un público que cantaba y bailaba sus canciones. 

Si algo hay positivo en su directo es el clima conseguido por el grupo, pues dada su cercanía, consiguen algo cercano y familiar, ejemplo sirva la cantidad de personas que tuvieron en boca a la hora de agradecer y saludar. Esa cercanía hace pues que su espectáculo te transporte a la sobremesa de una comida con amigos, cuando en el momento de los cafés y los licores, uno saca una guitarra y el resto comienza a corear. 

Canciones como "Babas y arañazos" invitan a los oyentes a sumergirse en paisajes sonoros etéreos, donde las letras profundas y reflexivas se entrelazan con arreglos musicales hipnóticos

Con un ritmo fusión entre el flamenco y lo latino, hace que sus melodías suenen cercanas, con voces rasgadas y acordes pegadizos. 

En "De Dónde Vengo", "Morochos" demuestra su habilidad para crear atmósferas envolventes y emotivas. Canciones como "Babas y arañazos" invitan a los oyentes a sumergirse en paisajes sonoros etéreos, donde las letras profundas y reflexivas se entrelazan con arreglos musicales hipnóticos.

El espíritu de “Morochos” viene cargado de buen rollo, con una estela y estética de vida de furgoneta, guitarra y hogueras, que, sin duda, hace que ganen adeptos. 

Así en esta gira podremos encontrar sonidos de esos que invitan a compartir. Por lo pronto estos dos hermanos se van para Lisboa, pues el 30 de mayo llevan sus acordes a la sala Monsanto Open Air, a la espera de futuras confirmaciones. Si quieres saber más, siempre puedes seguir sus andanzas en sus redes: morochos.music.

'Morochos' en Madrid. La confirmación de un éxito