miércoles 08.07.2020
HISTORIA

Marco Aurelio Antonino, el político ejemplar

Marco Aurelio Antonino, el político ejemplar

Fue emperador del Imperio Romano desde el año 161 d. C hasta el año de su muerte en el año 180. Fue el último de los llamados “Cinco Buenos Emperadores” y tercero de los emperadores de origen hispano. Está considerado como una de las figuras más representativas de la filosofía estoica.

Los Cinco Buenos Emperadores fueron llamados de esta manera no solo por el período de buenaventura, relativa paz, tranquilidad y bienestar económico que vivió el Imperio durante su reinado, sino que también eran denominados de esta manera, ya que sus sucesores eran seleccionados por sus aptitudes y no por su descendencia sanguínea, algo que termina con el mismo Marco Aurelio.

Al relatar la vida del emperador Marco Aurelio, no me centraré en su faceta militar, sino exclusivamente en su política y su pensamiento filosófico.

f15

Este emperador se caracterizó por sus intereses literarios y su carácter estoico, así como por los pensamientos epicúreos que le permitieron mantener su serenidad de pensamiento y fortaleza de espíritu ante la gran cantidad de guerras, epidemias y revueltas que enfrentó durante su mandato.

Fue un patriota de corazón, recordado por sus contemporáneos como “un hombre de gran humanidad”, poseedor de un temperamento calmado, pero que a la vez supo administrar justicia con rigor. Prestó gran atención a la economía romana. Gracias a estas cualidades pudo mantener la paz dentro del Estado, ser querido por el pueblo y aplastar las rebeliones que estallaron, casi simultáneamente, en todo el Imperio.

Su educación fue encaminada hacia algo más que la típica educación que podría haber recibido un noble en su situación. Prueba de esto, es que Rústico, uno de sus principales maestros y al que más cariño le tenía, consiguió, que el futuro emperador se interesase en la filosofía. Le educó en los valores estoicos de la austeridad y la honestidad. 

El estoicismo romano se caracterizaba por ser pensadores muy introspectivos, es decir, lo íntimo, lo propio, se imponía más que nunca al mundo exterior, que para Marco Aurelio perdía valor porque era imposible dominarlo. 

f13La naturaleza era vista como fuente de perfección y armonía y fue tomada por el estoico como modelo a imitar, para que el ser humano también pudiera vivir en armonía y paz. Para conseguirlo, éste debía vivir conforme a su naturaleza humana, utilizando la razón como guía y la educación como cimiento de la doctrina estoica.

El seguidor de esta doctrina debía alejarse de lo aparente, lo ostentoso y lo extravagante, porque estas cualidades son proyectadas hacia los demás y el estoico solo debía vivir para sí mismo. Los seguidores del estoicismo debían pues vivir de forma austera, justa y siendo siempre consecuentes con sus palabras. 

SU VIDA

Su nombre de nacimiento fue el de Marco Annio Catilio Severo. Era el único heredero varón del político Marco Annio Vero y Domicia Lucila. Fruto de este matrimonio nació su hermana menor, Annia Cornificia Faustina, la cual era dos años más joven que él.

Domicia Lucila procedía de una rica y poderosa familia consular, mientras que el padre de Marco Aurelio era de origen hispano, nacido en Espejo (Córdoba). Marco Annio Vero fue elegido para el Senado Romano y había ostentado el cargo de pretor. Murió cuando Marco Aurelio tenía tres años de edad. Marco Aurelio siempre alegó que su madre le había enseñado que era posible vivir sin ostentación.

Tras la muerte de su padre, fue adoptado y designado heredero por su madre y por su abuelo paterno, Marco Annio Vero. Vero murió en el año 138, cuando Marco Aurelio tenía diecinueve años de edad.

f12

Marco Aurelio había atraído la atención del emperador Adriano, que le apodó cariñosamente verissimus. Este término podría traducirse como honesto. Cuando el joven noble tenía seis años, fue el propio emperador Adriano el que gestionó su ingreso en el ordo equester. Era un rango aristocrático que le obligaba a comparecer desde los seis años a las ceremonias y distanciarse de los otros niños, lo que le hizo ser un muchacho taciturno.

Marco Aurelio fue prometido en matrimonio con la hija de Aelio César, Ceionia Fabia. Sin embargo, tras la muerte de Aelio el compromiso fue anulado y Marco Aurelio se prometió con la hija de Antonino.

Adriano, al morir su hijo adoptivo, Lucio Elio César, decidió nombrar como heredero del Imperio a Antonino Pío con la condición, de que adoptara a Marco Aurelio, entonces llamado Marco Elio Aurelio Vero, y a Lucio Ceionio Cómodo, el hijo de Lucio Elio, al que posteriormente se conocería como Lucio Vero, como herederos y que les nombrara como los siguientes en la línea sucesoria.

Antonino cumplió su palabra y tras su adopción formal, les designó como sus herederos y sucesores al trono, el veinticinco de febrero del año 138, cuando Marco Aurelio tenía solamente 17 años de edad. A la edad de 40 años, Marco Aurelio ascendió finalmente al trono junto con Lucio Vero, situación que se prolongaría hasta la muerte del segundo.

Se ha estudiado el porqué de los nombramientos de Elio César y Antonino Pío como Césares que estaban destinados únicamente a legitimar el ascenso de los jóvenes y precoces Marco Aurelio y Lucio Vero.

Cumplidos los ocho años Marco Aurelio, se le admitió solemnemente en el colegio sacerdotal de los salios, que era una de las cuatro cofradías, que ayudaban a las tareas ceremoniales del colegio de pontífices para la celebración de fiestas periódicas y ejecutaban, además, los ritos de guerra y alianza en nombre del pueblo romano.

Le abrumaba la vestimenta de su cargo, pues debía llevar una túnica gruesa carmesí del colegio de los salios, una coraza y casco de bronce y el pesado manto de brocado con los que debía ejecutar las complicadas danzas sacerdotales.

Sin embargo, lo que peor llevaba Marco Aurelio eran los banquetes rituales, en los que se comía y bebía demasiado, impropios para su edad. Esto hizo, que posteriormente, a Marco Aurelio le desagradase los excesos en la mesa e hiciera, que toda su vida se basara en la sobriedad.

Marco Aurelio de joven vivía en casa de su bisabuelo materno en el monte Celio, que era un enclave de mansiones patricias, que competían con las villas imperiales del Palatinado.

Su madre, Domicia Lucilla, era una mujer muy exigente, pero muy cariñosa y se dedicaba en cuerpo y alma al cuidado de Marco Aurelio. Era una mujer muy culta, que discutía filosóficamente con los hombres e insistió que Marco Aurelio escribiera en griego, porque para ella la lengua de Platón era la adecuada al pensamiento.

Marco Aurelio gozó de la protección de su bisabuelo, el respetado Catalino Severo, que era consciente de las posibilidades de Marco Aurelio y le concedió la exención de ir a la escuela pública, para que estudiara en casa con reputados seguidores de Séneca y de su escuela estoica. Además, tuvo como profesor a Diognetes con el que aprendió pintura, canto y danza y fue el que le inició en la reflexión filosófica.

Marco Aurelio decide en su época adolescente ser filósofo de verdad, no quiere quedarse solo en palabras. Decía: “Lo que es bueno para un pastor no tiene por qué ser malo para mí. Vestiré la túnica más tosca, me acostaré sobre tablas en el suelo. Demostraré que un aprendiz de filósofo nacido en una casa rica es capaz de practicar su filosofía y no limitarse a hablar de ella”.

Debemos destacar como tutor a Junio Rustico, que le enseña la obra de Epicteto, “El Enriquiridión”. Era un manual de aforismos morales, que le servirá de guía e inspiración literaria. Sin embargo, su principal tutor será Cornelio Frontón, maestro confidente y amigo, con el que mantendrá una relación durante muchos años. Se conservan las cartas que se escribían. En ellas se percibe a Marco Aurelio como un hombre muy inteligente, pausado y trabajador. Todos sus tutores le enseñaron la retórica griega y latina.

Además de su papel informador, su carácter epistolar nos muestra la creciente importancia de la filosofía en la vida del heredero del imperio. Marco Aurelio realizó pequeñas obras en griego y en latín, y llegó a convertirse en un amante de la obra del poeta estoico Epicteto con sus Discursos.

f11Marco Aurelio en la película Gladiator

Los principios estoicos serán el armazón de su mentalidad, que trataba de dar a cada cosa su justo valor y le proporcionaba una sabiduría sin subterfugios. Esa ética implacable con las cosas del mundo y el acontecer diario entrañaba una trampa sutil: “Nada, ninguna situación por injusta que fuese, debía reformarse, pues todo había que aceptarlo como expresión de la naturaleza y el cosmos. Incluso la esclavitud, una lacra social, que aunque le repugnara no llegó a suprimir”.

Cuando cumple quince años, era la primavera del año 136, toma la toga viril y comienza a ser considerado como adulto en audiencias, rituales y banquetes. En una salutación que los sacerdotes salios hacen al Dios Marte, arrojando cada uno una guirnalda hacia su estatua, la de Marco Aurelio cae justo sobre la cabeza de Marte, mientras las del resto quedan a sus pies. Admirados, sus compañeros le otorgan signos de reconocimiento; será un cónsul victorioso.

Marco Aurelio empezó también a desempeñar un papel cada vez más importante en la vida pública de Roma, aunque siempre a la sombra de Antonino. La carrera política de Marco Aurelio comenzó cuando fue designado por el emperador Adriano para el Consulado en los años 140, 145 y 161.

Marco contaba con gran influencia en las decisiones que tomaba el emperador. Recibió un Imperium Proconsular en el año 147, efectivo en las afueras de la capital y Tribunicia Potestas, el mayor poder que podía recibir alguien que no fuera el propio emperador.

Marco Aurelio y Lucio Vero fueron hijos adoptivos de Antonino por mandato del emperador Adriano y los dos primeros que gobernaron conjuntamente en la historia de Roma.

f10Su gobierno estuvo marcado por los conflictos militares en Asia, por su conflicto con el Imperio de los partos y contra las tribus bárbaras situadas en la Germania Superior asentadas a lo largo del Limex Germanuicus, en la Galia y a lo largo del río Danubio. Durante el período de su imperio, tuvo que hacer frente a una revuelta en las provincias del este, liderada por Avidio Casio, la cual derrotó.

La gran obra de Marco Aurelio, fue “Meditaciones”, escrita en griego helenístico durante las campañas de la década del 170. Está considerada como un monumento al gobierno perfecto. Se la suele describir como una obra escrita de manera exquisita y con infinita ternura.

SU VIDA POLÍTICA

Se casó, en el año 145, con Ania Galeria Faustina, más conocida como Faustina la Menor, hija del emperador Antonino y en consecuencia prima paterna de Marco Aurelio. Tras el matrimonio, Aurelio cambió su nombre por el de Marco Anio Vero.

Cuando Antonino Pío murió, el siete de marzo del año 161, Marco Aurelio aceptó el trono con la condición de que Vero y él fueran nombrados de manera conjunta Augustos. Al ser nombrado emperador, cambió de manera definitiva su nombre por el de Marco Aurelio Antonino. A pesar de esta disposición, Vero, menos popular y más joven que Marco Aurelio, aceptó un papel subordinado en el gobierno del Imperio.

La insistencia de Marco Aurelio en que Vero fuera elegido emperador junto a él, motivó la lealtad de este hacia el primero durante toda su vida. La sucesión conjunta pudo haber sido debida a que Vero contaba con experiencia y talento militar, algo muy necesario durante el mandato de Marco Aurelio, en el que el Imperio se mantuvo constantemente en guerra con varios pueblos.

Se necesitaba una figura autoritaria y valorada entre las legiones, y Marco Aurelio no podía defender los frentes de Partía y Germania al mismo tiempo. A pesar de todo, Marco Aurelio podría haber nombrado a un general para que liderara las legiones en el este.

f9

No se hizo así, pues existía un mal precedente, por el cual los generales Julio César y Vespasiano habían derrocado a sus respectivos gobiernos, instalándose ellos mismos en una posición de poder incontestable. Marco Aurelio solucionó el problema enviando a Vero a comandar las legiones asentadas en Oriente.

Vero constituía una figura lo suficientemente autoritaria como para garantizar la plena lealtad de las tropas, pero no era lo suficientemente poderoso como para poder aspirar a derrocar a Marco Aurelio. La maniobra del emperador salió bien y Vero se mantuvo leal hasta su muerte en una campaña militar del año 169.

El Imperio compartido recuerda ligeramente al sistema electivo empleado en la República Romana, en el que no se permitía a ningún hombre ostentar el poder supremo.

Marco Aurelio siguió el camino de sus predecesores emitiendo numerosas reformas de ley, en las que limitaba los abusos de la jurisprudencia civil. Promovió sobre todo medidas favorables para los más desfavorecidos como los esclavos, las viudas y los menores de edad, reconociendo las relaciones de sangre, en lo que respectaba a la sucesión.

En el momento en el que por fin accede al trono imperial, Roma ha alcanzado su mayor expansión: desde la gran isla de Britania en el oeste, hasta Palestina en el este, y desde los bosques del Danubio, hasta las arenas de Mauritania, además de los magníficos territorios de Anatolia e Hispania en los bordes de Oriente y Occidente, incluidos los palacios de Siria. El limes es la línea que separa la avanzada civilización romana del resto del mundo, una frontera siempre amenazada.

Marco Aurelio estableció en derecho civil, una división social entre los honestiores (el más distinguido) y los humiliores (el menos distinguido).

f8Marco Aurelio no cree, que el orbe romano sea el único asiento de cultura. Para establecer relaciones con otros pueblos, envía embajadores a lugares tan distantes como China e India, aunque los contactos siempre resultan escasos y llenos de dificultades.

Bajo su gobierno la situación de los cristianos se mantuvo igual, que en la época del emperador Trajano, eran legalmente más vulnerables que el resto de la plebe, pero las persecuciones se tornaron muy escasas.

A causa de una revuelta popular en el año 177, se produjeron matanzas de cristianos en la ciudad de Lyon. El gobernador de la Galia le remitió una consulta sobre las medidas que debía tomar al respecto y Marco Aurelio le contestó, que debía perdonar solo a aquellos que no renegaran de su fe.

Marco Aurelio contrajo matrimonio con Faustina la Menor en el año 145. Durante sus treinta años de matrimonio, Faustina dio a luz a trece niños, de los cuales solo un varón y cuatro mujeres sobrevivieron a su padre.

Cuatro de sus hijos murieron debido a la pandemia de la llamada “Peste Antonina”, que provocó millones de muertos y que devastó grandes territorios del Imperio. Morían diariamente más de dos mil personas en Roma en los momentos más álgidos de la pandemia.

Marco Aurelio murió, el diecisiete de marzo del año 180, en la actual Viena en compañía de su hijo y sucesor Cómodo. Tras su muerte, fue deificado y sus cenizas se transportaron a Roma, donde permanecieron en el Mausoleo de Adriano en el actual Castillo de Sant’Angelo, hasta que fue saqueado por los visigodos en el año 410. Se construyó además una columna conmemorando sus victorias contra los sármatas y los germanos.

Marco Aurelio fue un emperador que estuvo más en campos de batalla que en Roma gestionando la vida política. Intentó, dentro de las posibilidades que ofrecía su tiempo, gobernar de acuerdo a sus creencias. 

f7

Marco Aurelio nunca pudo aplicar en su política exterior sus planteamientos filosóficos, tras siglos de conquista y beligerancia, hacia el resto de culturas, que lastraban cualquier posibilidad de paz duradera. Sin embargo, en política interior sí que encontramos algunas medidas, que se pueden alinear con el estoicismo. Por ejemplo, prohibió que pudieran atentar contra la vida de los familiares de Ávido Casio, que había intentado usurpar el trono imperial a Marco Aurelio.

Otra medida que se alineaba con sus postulados fue las reformas a nivel legislativo para intentar, que la administración romana dejara de obedecer a intereses espurios y se centrara en impartir justicia. O también, el enfrentamiento que tuvo con parte del ejército, cuando les negó una subida salarial, que habría significado un aumento de impuestos y de pobreza. 

SU PENSAMIENTO POLÍTICO y Filosófico

Marco Aurelio se interesó por la filosofía de muy joven y fue fuertemente influenciado por las corrientes filosóficas, que se difundieron rápidamente por el imperio, entre las más destacadas el estoicismo y el cinismo.

f6Esta difusión llegaba en parte por el vacío existencial que sufría la sociedad latina de ese momento histórico. Algo interesante, y que sin duda alguna formaría su carácter, es que Marco Aurelio toma no solo las enseñanzas estoicas, sino que también basa su personalidad y forma de vida bajo las enseñanzas de otras escuelas filosóficas. Convirtiéndose así en el primer emperador filosofo de Roma, cuyas acciones fueran gobernadas completamente por una corriente de pensamiento filosófico.

Esto se refleja en su obra literaria, escrita entre los años 179 y 180, la cual creó como una guía para su aprendizaje y mejora personal. Dicha obra es considerada como un «monumento al gobierno y el servicio del deber literario». Originalmente escrita en griego, fue en gran parte influenciada por las enseñanzas y reflexiones del filósofo grecolatino Epicteto de Frigia. 

El hecho de ser un ferviente partidario del estoicismo no le impedía, a un Marco Aurelio ya más viejo y experimentado, aceptar otras corrientes filosóficas e intelectuales. Esto podemos verlo durante su viaje a Oriente, entre los años 175-177, particularmente en Grecia, donde se inicia en los Misterios Elusianos, algo que Vero y su predecesor Adriano habían hecho con grata aceptación en el pasado.

Ser el jefe de las legiones le descubre pronto una popularidad muy distinta al clamor del populacho en Roma. Confiesa que le gusta recibir las aclamaciones y el afecto de quienes se juegan la vida con él. Disfruta, y mucho, con la vida ruda del campamento, la sobriedad sin afeites ni mujeres y la disciplina espartana. En esta segunda etapa de su vida, sus amigos no son ya filósofos, sino generales de su Estado Mayor

Al tiempo que luchaba en las campañas militares de los años 170 y 180, Aurelio escribió sus “Meditaciones” como guía y mejora personal. El emperador había sido sacerdote en los altares de sacrificio romano y era un convencido patriota. Sus notas son representativas de una mente lógica y de un pensamiento filosófico y espiritual acorde con el estoicismo, y en consonancia con los principales estoicos de raíz bética cordobesa: Séneca, Lucano, Helvia, Novato, etc.

Sus Meditaciones están consideradas como un monumento literario a un gobierno al servicio del deber. Es una obra que ha sido elogiada por su exquisito acento y dulzura. Como muchos de los emperadores de Roma, Marco Aurelio fue amado por su pueblo.

El libro fue publicado por primera vez en el año 1558, en la ciudad suiza de Zúrich. Transcrito de un manuscrito que hoy en día se ha perdido. La copia del manuscrito perdido se encuentra en los Museos Vaticanos.

La importancia de la muerte estaba cargada de gran significado en la filosofía estoica, aunque no creía en la vida después de la muerte. En una de sus obras, Marco Aurelio escribe:

“Vivimos por un instante, sólo para caer en el completo olvido y el vacio infinito de tiempo de esta parte de nuestra experiencia… Piensa en lo que han hecho, tras pasar una vida de implacable enemistad, sospecha, odio… Ahora están muertos y reducidos a cenizas”.

f5

Si seguimos el pensamiento del emperador Marco Aurelio todo acaba cayendo en el olvido, incluso las leyendas y dice:

“La vida del hombre es una simple duración, un punto en el tiempo, su contenido una corriente de distancia, la composición del cuerpo propensa a la descomposición, el alma un vórtice, la fortuna incalculable y la fama incierta. Las cosas del cuerpo son como unos ríos y las cosas del ama como un sueño de vapor, la vida es una guerra y la fama después de la muerte, solo olvido.

Todo lo existente se desintegra y todo lo creado por la naturaleza está destinado a morir.

La duración de la vida de cada uno es irrelevante, un paso para ver el enorme abismo de tiempo detrás de ti y antes de ti en otro infinito por venir. En esta eternidad de la vida de un bebé de tres días y la vida de un Néstor de tres siglos se funden como uno solo.

Los deseos conducen a la permanente preocupación y decepción, ya que todo lo que se desea de este mundo es miserable y corrupto”:

f1Para Marco Aurelio la muerte es deseable, ya que pone fin a todos los deseos.

A pesar de estas reflexiones sobre la vida y la muerte, Marco Aurelio fue un defensor racional de la virtud. Según Jonathan Dollimore, Marco Aurelio tenía una especie de indiferencia hacia las brutalidades en la vida.

Como emperador, persiguió a los cristianos y dirigió con frecuencia ejércitos en las campañas militares. Su misma forma de gobernar justifica el hecho, de que cuando escribe minusvalore o haga ver la insignificancia de los asuntos mundanos.

Marco Aurelio realizó cambios fundamentales y de gran alcance en la estructura administrativa de Roma. Tuvo una participación amplia y constructiva en el Senado, asistiendo constantemente a sus sesiones. Fue en el desarrollo de las infraestructuras de Roma donde más se destacó, construyendo gran cantidad de edificios y de monumentos entre los que se encontraba su famosa columna. Razón por la cual dotó con amplios fondos a los ediles.

En el campo legal y político definió los límites de la patria potestad, dio gran ayuda a los niños huérfanos y se ocupó de la situación jurídica de los esclavos.

Estoico por naturaleza, Marco Aurelio aceptaba la realidad como un dictado natural al que hay que someterse. Para él, lo importante era que cada ciudadano se entregase a su tarea con la mente limpia y el ánimo dispuesto. Por eso, desde pequeño, admitió sin queja lo que el destino fue acumulando sobre sus robustos hombros.

La gran epidemia del 166

Tras la capitulación de Partía, en el año 166, ambos emperadores celebran sus triunfos en Roma. Los emperadores fueron honrados con los agnomen (nombre honorario de Armenico y Partico).

Por petición de Lucio Vero los hijos de Marco Aurelio, Cómodo y Annio Vero, son declarados Césares. Los triunfos en Partía recordaban los avances del mismo Alejandro Magno el Grande hacia Oriente y sin duda alguna eran las victorias militares más significativas desde los tiempo del gran Trajano.

Junto con las legiones, que volvían de Oriente, venía una peste que terminaría diezmando a cientos de miles de personas, aunque nos resulta imposible saber exactamente cuál fue el saldo de mortalidad de dicha tragedia. Sí sabemos que en los siguientes años el gobierno romano trató de ayudar a los enfermos, que rondaban a miles como entes moribundos no solo por Italia, sino por las provincias vecinas.

f4

Se calcula, que para el año 189, más de veintitrés años después de haberse introducido la plaga en Europa, aun morían varios cientos de personas por día solo en la ciudad de Roma.

El levantamiento de Avido Casio

Mientras se estaba luchando una cruel guerra contra los bárbaros germanos, el emperador Marco Aurelio debió responder a un peligro proveniente de Oriente. Avido Casio, uno de los mejores generales de Roma, cuya experiencia en la guerra fueron fundamentales en la lucha contra Partía. Era considerado como virrey de los territorios de Oriente.

Se dejó correr un rumor en las colonias orientales anunciando la pronta muerte del emperador Marco Aurelio, lo que provoca una revuelta en Egipto y se proclama a Avido Casio como el nuevo emperador del Imperio.

Se trata de una conspiración entre Faustina, la esposa de Marco Aurelio, y Avido Casio, que se sospechaba tenían un relación amorosa entre ambos. A pesar de que su reputación fue muy defendida por Marco Aurelio, se rumoreaba de manera mordaz entre los miembros de la alta sociedad romana sobre las aventuras sexuales de Faustina con hombres de sociedad a espaldas del emperador.

Se decía de Faustina tener apasionados romances fugaces con gladiadores e ídolos de las carreras de carrozas, los cuales eran extremadamente populares en la sociedad romana.

En su regreso a Roma al llegar a Halala en el año 175, frente al Taurus, la emperatriz Faustina murió inesperadamente. La leyenda dice que había vuelto a sus escándalos sexuales y que el emperador sugirió a su esposa el suicidio por decoro, en la mejor tradición estoica, pues su paciencia tenía un límite. Marco Aurelio le dedicaría un templo en su honor y se renombraría la ciudad a Faustinopolis.

f3

Sin embargo, esta amenaza no es tan grande, cuando Avido Casio es asesinado por un oficial leal al emperador y de ésta manera termina la sublevación antes de que la misma incluso empiece. Marco Aurelio, no desaprovecharía su visita a Oriente, dedicándose a reorganizar los territorios orientales de Roma. Se enfocó principalmente en Atenas, ciudad, que había caído anteriormente ante los enemigos de Roma.

f2El emperador pasó el invierno de 175-76 en Alejandría, la magnífica urbe que competía en esplendor con Roma y en cuya biblioteca pasó sus mejores horas.

EL FINAL DE SU GOBIERNO

Marco Aurelio fue capaz de asegurar la sucesión de su hijo Cómodo a su muerte, al que nombró César en el año 166 y compartió el gobierno del Imperio hasta el año 177.

Marco Aurelio estando en Esmirna, ciudad plagada de palacios que tuvo la dicha de conocer antes del terremoto que la destruyó al año siguiente, hubo de advertir a su hijo Cómodo contra su licenciosa vida. El joven, con apenas dieciséis años, era violento y voluptuoso, todo lo contrario que su padre. Tenía como amante a un griego maestro en intrigas y parecían interesarle solo las cosas del circo.

Marco Aurelio no se hacía ilusiones respecto a sus cualidades, pero quería hacerle César y heredero del Imperio. El padre confiaba en que la dignidad imperial consiguiera enderezar al chico. La historia demostró su desastrosa equivocación.

Este nombramiento puso fin a una serie de emperadores adoptivos y fue criticado posteriormente por una serie de historiadores, debido a que Cómodo se convirtió en un líder político y militar paranoico, tremendamente egoísta y afectado por problemas neuróticos.

La muerte de Marco Aurelio ha sido considerada como el fin de la época de mayor prosperidad del Imperio, conocida como la Pax Romana. La elección de Cómodo como emperador se debiera a la ausencia de otros candidatos o al miedo de que una sucesión incierta diera pie a una guerra civil. Cómodo es recordado como falto de experiencia, soberbio y de un carácter tosco y cruel.

Marco Aurelio Antonino, el político ejemplar
Comentarios