miércoles. 12.06.2024
andujar y vernetti

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

“El Designio” (Autsaider Cómics, 2024) es el nuevo cómic de Laura, guionizado por Javier Pérez Andújar, en el que se amalgaman historias, estilos y géneros de lo más variado en una historia que conecta la vida y la muerte.

Juan Carlos Aguirre | 

El designio de Javier Pérez Andújar tal vez fuera hacer tebeos. Siempre han estado en sus escritos, en sus lecturas y en su vida. El de Laura Pérez Vernetti parece que liga su trayectoria artística a la literatura. Sus cómics, desde hace tiempo, ponen imágenes a la obra de destacadísimos escritores y poetas. El Designio ha unido el trabajo de ambos, y han creado un cómic en el que suman sus talentos, una gráfica potente, underground, unos diálogos chispeantes, relatos cruzados, humor, misterio y misticismo.

Hablamos con ambos autores sobre la formación de este tándem y el estreno de Andújar en el mundo del cómic.

¿Cómo fue la formación del equipo creativo, quién se lo planteó a quién, cómo surgió? ¿Cómo ha fluido el proceso?

Laura Pérez Vernetti | Conocí a Javier Pérez Andújar en la presentación del libro de nuestro común amigo Valentín Roma y, tras ser invitados los dos a la Feria del Libro de Buenos Aires y recorrernos en esta ciudad garitos porteños de comedores populares con boxeadores, librerías en grandes teatros y lugares de libros de ocultismo y magia, a la vuelta a Barcelona, unos meses más tarde, Javier me dijo que me había escrito un guion. Para mí fue una gran sorpresa porque no sabía que él conocía mis cómics y comprobé además que me había escrito un guion a mi medida y que se había estudiado al dedillo mis tebeos, mis filias y mis fobias.

Cada tándem dibujante-guionista es diferente y con Andújar hicimos una nueva forma de creación para los dos: partimos de un previo guion escrito por Javier, y en cada página que yo abocetaba, nos parábamos y replanteábamos si cambiábamos o quitábamos algún bocadillo o viñeta o si convenía, por el contrario, añadirlos. Hemos trabajado muy bien los dos juntos y, ten en cuenta que, desde el inicio hasta el final hemos estado trabajando tête à tête cerca de tres años. Hay que llevarse muy bien para colaborar tanto tiempo, y sin prisas pero también sin pausas.

Javier Pérez Andújar | Toda la vida he querido escribir tebeos y nunca sabido cómo se hace. En una presentación de un libro, conocí personalmente a Laura P. Vernetti, a quien he seguido desde siempre como lector. Me hizo mucha ilusión conocerla, y poco después coincidimos en un viaje a Buenos Aires con motivo de la feria del libro de esa ciudad. Y allí hablamos bastante, así que a la vuelta pensé que si alguna vez iba a escribir un tebeo tenía que ser de su mano. Le di vueltas a un argumento y se lo propuse y empezamos a trabajar. Hemos trabajado muy bien. Primero escribí una historia general y a medida que Laura la iba convirtiendo en viñetas, yo la iba actualizando y retocaba los diálogos para que tuvieran el auténtico sentido de los dibujos que plasmaba Laura.

¿Eran conscientes desde el principio de que estaban haciendo un cómic muy poco convencional, en cuanto a la combinación de estilos, intrahistorias y demás… o es un cómic que se ha ido construyendo sobre la marcha?

JPA: Lo que se ve en tanto que fusión de estilos y argumento está ideado así desde el principio. Sobre la marcha solo han surgido nuevos matices y detalles. Y se ha aligerado la historia que inicialmente era más larga, y el tebeo pedía más ligereza y velocidad. Estoy muy contento de que gracias a Laura lo hayamos conseguido. A mí me parece un cómic bastante convencional. Es exactamente el tipo de tebeo que me gusta y el que he leído siempre. Underground puro y duro, sin límites ni barreras. Hubo una época en que los tebeos eran así y se consideraban normales. De hecho es un cómic clásico en el sentido en que se debe a los clásicos del cómic y de la literatura y del cine y emana de ellos, de ese mundo clásico de la cultura popular.

LPV: Javier sabía que yo he trabajado con diferentes registros gráficos en el dibujo  y en El Designio, en cada cambio de situación y personajes, planteó un cambio de lenguaje gráfico, porque sabía que era mi forma de dibujar cómics.

Mi cómics de Pessoa, por ejemplo, en el estilo de dibujo, comparado con el de Maiakovski, o con un guion de Felipe Hernández Cava, son diferentes porque yo, en cada tebeo, me planteo partir de cero y, de hecho, el estilo de mi dibujo en El Designio no se parece a álbumes míos anteriores.

El guion de Andújar en El Designio y su particular personalidad y mundo como escritor exigían un grafismo diferente, underground, con guiños a los tebeos de Bruguera, con un claro misticismo, etc.

La cantidad de géneros y temáticas que se encuentran en El Designio son muy numerosas: drama, humor, misterio, fantasmas, historia sagrada… ¿Se queda con alguna de estas como «la más» definitoria de El Designio? ¿Añadiría alguna otra?

el_designio
Pincha para ampliar.

LPV: A ambos autores nos gustan las mezclas e híbridos, que es una de las grandes ventajas que tenemos los creadores de tebeos. Dado que, el cómic cómo arte es un gamberro adolescente, comparado con otras artes que existen desde hace milenios, la historieta se mete sin complejos ni academicismos en el cine, la literatura de serie B, en la alta cultura, en los dramas teatrales, etc, jugando con todas estas mezclas y referencias y pasándoselo pipa.

JPA: Yo creo que la idea general del Designio en lo relativo a género y temática es la mística española. La religiosidad mística. El conocimiento, no a través de la experiencia sino de una fe divina, que en este caso está representada por una funeraria china y por un exorcista de una iglesia de Barcelona. No en vano, el cura exorcista que protagoniza el tebeo se parece físicamente a Cioran, que en sus libros da una importancia destacada al pensamiento religioso y especialmente a la mística española. Por supuesto Cioran es un descreído, ese clima de fe sin fe también está en el tebeo. Podríamos decir que el Designio es un tebeo underground  en tanto que es contracultural, es decir, que habla desde el reverso de la cultura.

El Designio transcurre en una Barcelona contemporánea, una ensoñación extraña… podría parecer oscura, pero podemos entrever cierto optimismo –¿o nostalgia?– en la ausencia de turistas y la des gentrificación que muestran sus viñetas con comercios y bares de toda la vida, ¿hay algo de eso o es cosa mía?

LPV: Barcelona está sobreexplotada a nivel turístico y nuestro tebeo EL DESIGNIO propone un recorrido por nuestra ciudad totalmente atípico y nada que ver con una guía turística al uso. Sobre todo se desarrolla en el barrio del Raval, con lugares reconocibles y en otros momentos la ciudad se transforma en un recorrido de calles y lugares totalmente oníricos.

JPA: Los turistas no salen porque no pasan por las mismas calles que los protagonistas del Designio. No hay ninguna nostalgia, sino pura inmediatez y realidad. Los bares que se reflejan, las calles que se reflejan, los pobres que piden en el metro, los músicos callejeros que se reflejan… los retrató Laura en el tiempo real de dibujar las páginas, estaban ahí en Barcelona. Para la gente que vive en Barcelona, Barcelona es así, y para el que la ve en folletos tiene forma de crucero de vacaciones en el mar. Uno de las virtudes del tebeo underground es que no va dando mítines ni llorando por las esquinas ni explicándole a la gente lo que tiene que pensar ni diciéndole que el mundo es muy malo y que esto está mal, ni se anda con buenrollismos de mala conciencia, sino que cuenta lo que le mola y punto.

De las muchas fantasías que incluyen en su tebeo es que un taxista te hable de cómics ¿es eso posible? ¿en Francia, tal vez?

JPA: En Barcelona, los taxistas hablan de cómics y hablan de filosofía. Leen tebeos y algunos tienen la carrera de filosofía terminada, esto no es ninguna fantasía, sino una realidad tangible y comprobada. No se puede obligar a un tebeo a que cumpla con los estereotipos, a que se doblegue al pensamiento mainstream, ya que así se estaría sometiendo la cultura al estereotipo, y tampoco se puede decir que si el tebeo se sale del estereotipo es un tebeo raro y marginal porque se está excluyendo a la cultura de la análisis de la verdad, y aceptando el discurso del poder (iba a llamarlo pensamiento pero me ha dado la risa).

LPA: El tebeo plantea en muchos momentos el absurdo, la rareza de muchos personajes originales, el humor, y diálogos surrealistas.

Es parte de su encanto.

Aparecen un montón de discos, cómics y películas en El Designio, ¿podría recomendarnos algunos a los que no se haga referencia en su obra y que podrían formar parte de la tramoya de este tebeo?

el designio - frontal

JPA: El disco principal que late bajo la escritura de este tebeo y precisamente es el único que no sale en sus páginas es el Tubular Bells de Mike Oldfield. Se usó en la banda del sonora de El Exorcista. Y también en un programa de televisión española de los tiempos del franquismo que se llamaba Torneo, y era de competiciones infantiles deportivas. Ambas cosas sucedieron a la vez en mi vida.

Javier, ¿cuáles han sido las principales diferencias a la hora de enfrentarse a la creación de un cómic frente a una novela, más allá de la parte colaborativa?

JPA: Era justo lo que sospechaba. Prefiro escribir tebeos. Te enrollas menos, te ahorras las descripciones y hay que abreviar mucho en los diálogos para que quepan en los bocadillos, así que vas al grano, es decir, a la poesía.

Laura,  ¿Qué diferencias ha habido en este trabajo respecto a sus colaboraciones anteriores con otros escritores y guionistas?

LPV: He colaborado con guionistas como Carlos Sampayo, Onliyú, J.M. Lo Duca, Felipe H. Cava, Antonio Altarriba y, con Andújar, ha sido una experiencia dibujante-guionista totalmente diferente, con una técnica de trabajo que podríamos denominar de “work in progress”, de ir tejiendo la historia a lo largo de todo el proceso de dibujar y escribir los bocadillos, y de replantear y detenerse página a página.

Laura Pérez Vernetti y Javier Pérez Andújar: underground cargado de misticismo