lunes. 15.07.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Mónica Grau Setó | @monmislilith

El tema del bullying escolar está consiguiendo un cambio de mentalidad en la sociedad actual, lo que antes era visto como “simple pelea” entre niños o adolescentes, ya se reconoce como un problema social demasiado generalizado en escuelas e institutos.

En esta historia nos ponemos en la piel de un chico de once años llamado Hector Griggs, este estudia secundaria en la Escuela Católica para Niños de Saint Lawrence. De un día a otro, Blake el que era su mejor amigo ha pasado a ser su principal acosador, ha cambiado y ahora es malvado y se relaciona con chicos de cursos superiores, como el cruel Conrad y su pandilla que se burlan y molestan a varios alumnos, pero el que se lleva la peor parte siempre es Hector. 

Con mucha fantasía vemos crecer al personaje principal, pasar de un chico inseguro a un adolescente que empieza a confiar en sí mismo  y a enfrentarse a sus miedos

Él no quiere quedar como un cobarde antes sus hermanastros ni ante profesores ni el resto de los compañeros, pero realmente tiene pánico a recibir más palizas y siempre opta por esconderse. Un día huyendo de Blake, y de los otros abusones, se oculta y deseando con todas sus fuerzas que no lo vean, consigue volverse totalmente invisible durante un rato. Nuestro protagonista no comprende cómo es posible y empezará a poner en práctica este extraño super poder, de este modo puede andar sin ser visto, escuchar conversaciones ajenas e intentar averiguar porque lo odia tanto el que era su mejor amigo, y también investigar en despachos de profesores y otros lugares de la escuela.

Pero esta capacidad de volverse invisible no ayuda a superar el miedo y abre más interrogantes, ya que descubre que no es el único que tiene esta habilidad mágica. Hace muchos años que se dice que esta escuela es un lugar encantado, hay una especie de fantasma que abre puertas, esconde objetos y hace ruido, pero nadie ha logrado verle ni atraparlo.

Un día huyendo y en plena fase de invisibilidad descubre a un chico igual que el, este se llama Orson Wellington y nadie más puede verlo. Lejos de mejorar la situación esta se complicará, el otro chico invisible, al que parece que nadie recuerda ni tan sólo pueden ver en fotos de anuarios de la escuela, le advierte que cuando están en fase de invisibilidad hay una especie de monstruo con tentáculos que quiere atraparlos, este se alimenta del miedo de los chicos invisibles. Al final no sabe que es más peligroso un ser fantasmal o los propios niños crueles.

El chico tiene que ir afrontando sus miedos, muchas veces de forma solitaria, su madre no termina de comprender el sufrimiento de su hijo y sencillamente cree que a veces los chicos maduran y cambian de amistades, otros profesores como el entrenador Barbary sólo creen en el ejercicio físico y trabajo en común se pueden hacer las paces, la profesora DeVore le dice que siempre existirán abusones y es algo que ha pasado en todos los cursos, por lo que parece los adultos aconsejan pero no resuelven sus temores. El único apoyo adulto que recibe es del extraño bibliotecario de la escuela, el Sr. Morhill, y de su sobrina Sam, ambos si creen en su extraña habilidad y parecen tener información y respuestas a muchos sucesos extraños, además se unen para ayudarle a descubrir los secretos y misterios que se esconden en Saint Lawrence desde hace años. Además, junto a Orson debe averiguar qué sucede si desapareces mucho tiempo, y si hay más casos de chicos olvidados. 

La trama principal muestra los cambios y miedos en la adolescencia, la amistad, la sexualidad, la necesidad de pertenecer a un grupo y evidentemente el acoso escolar, todo narrado de forma ágil y adentrándonos en una historia llena de aventuras muy entretenidas, misterios a resolver y personajes que poco a poco irán abriendo su corazón ante el joven muchacho. 

A los lectores adultos la historia nos recuerda mucho al clásico IT (1986) de Stephen King que narra la historia de una entidad maligna que lleva escondida en una pequeña población Derry, disfrazándose bajo la imagen de un aterrador payaso que persigue a los niños y que los adultos olvidan, por lo que la influencia o paralelismos es bastante evidente.

La trama principal muestra los cambios y miedos en la adolescencia, la amistad, la sexualidad, la necesidad de pertenecer a un grupo y evidentemente el acoso escolar

Con mucha fantasía vemos crecer al personaje principal, pasar de un chico inseguro a un adolescente que empieza a confiar en sí mismo, a valorar a sus amistades, escuchar los consejos de los adultos y a enfrentarse a sus miedos. Un libro que enganchará desde el inicio a los jóvenes lectores con ganas de investigar si existen los monstruos o son mitos, y además ayudará a identificar el perfil de los acosadores y el dolor que producen a sus víctimas.

Su autor Shaun David Hutchinson (Florida, 1978) estudió Literatura medieval y renacentista y se dedicó a la informática hasta que el éxito de sus libros le permitió consagrarse a la escritura a tiempo completo. Creció en una familia numerosa y escribió sus memorias Brave Face (2019), donde explica su sufrimiento durante la adolescencia, su diagnóstico de TDAH, la depresión, la homosexualidad entre muchos temas. 

Uno de sus libros más reconocidos es We are the Ants (2017) y ese mismo año fue incluido en la lista Rainbow Lista de la American Library Association y la revista Time la añadió en la lista de los “100 mejores libros juveniles de todos los tiempos”.

Es una de las voces más personales y reconocibles de la literatura juvenil estadounidense. Suele hablar de cuestiones existenciales con ambientes futuristas o de realismo mágico como desencadenante, ya que en sus novelas siempre incluye elementos de ficción especulativa, destacando elementos paranormales en historias que aparentemente son realistas, convirtiéndolas en historias que atrapan desde el inicio y son realmente amenas.

En la Editorial Nube de tinta encontramos otros títulos muy reconocidos que ya tratan el tema del acoso escolar, las burlas y la crueldad que los propios niños pueden tener, algunos ejemplos son: Wonder. La lección de August (2012) de R.J. Palacio, Invisible (2018) de Eloy Moreno o Un lobo dentro (2023) de Pedro Mañas.


Sinopsis:

Una emotiva aventura sobre el poder de ser únicos, el valor de la amistad y la inclusión.

Hector Griggs descubre un día que tiene la habilidad de volverse invisible. De hecho, desde que su mejor amigo Blake le empezó a hacer bullying en el colegio, lo único que quiere es desaparecer... pero nunca pensó que podría pasar de verdad. Y entonces, Hector conoce a otro chico invisible, Orson, que le cuenta que nadie puede verle desde hace años. Además, se dan cuenta de que, cuando nadie puede verlos, les persigue un terrible monstruo.

Ser invisible cuando solo quieres ser visto.

No conseguir desaparecer cuando lo único que quieres es huir. Hasta que te vuelves literalmente invisible.

¿Qué harías si nadie pudiera verte?


Ficha:
Título original: School for invisible boys.
Autor: Shaun David Hutchinson.
Género: Libro infantil, aventuras, misterio, acoso escolar.
Traductor: Francesc Reyes Camps.
Edad recomendada: A partir de 9 años.
Encuadernación: Tapa blanca con solapas.
Fecha de publicación: 14/03/2024
Editorial: Nube de tinta.

'Valiente': a veces basta con desaparecer para dejar de ser invisible