jueves. 18.07.2024

Mónica Grau Seto | @monmislilith

Ya llegamos al 3er episodio y este ha sido una locura total, con un Alex de la Iglesia totalmente desatado y en estado puro. Nos ofrece mucho sentido del humor la incorporación de ciertos personajes, con conversaciones delirantes, momentos muy cañí y evidentemente no pueden faltar más criaturas monstruosas. El ritmo en esta ocasión ha sido muy equilibrado, consiguiendo un episodio emocionante, con muchas revelaciones y que además se hace corto.

Vamos con algunos spoilers desgranando cada detalle:

Siguiendo la misma fórmula que en anteriores capítulos, empieza con un pequeño flashback de hace un año en el Infierno, este nos ofrece mucha información y entendemos el motivo por el cual los demonios no atacan al Padre Vergara. Parece estar bajo la protección de Angelo y además vemos el reencuentro con Santoro (el antipapa), situación que desagrada a ambos ya que se culpan mutuamente de estar muertos.

Es un episodio muy revelador, Santoro le informa a Vergara que el conjuro de la transubstanciación no lo hizo el sino la anciana/bruja de Pedraza, esta mujer sigue siendo un personaje misterioso, con posibles vínculos con el coma y tal vez el embarazo de Elena. El segundo descubrimiento nos muestra para qué sirve la sala de los cuencos llenos sangre, en este caso las almas atrapadas voluntariamente se cortan partes de su cuerpo para tener visiones de sus seres queridos. Se asimila a la llamada Hidromancia o Neromancia, métodos ancestrales de adivinación basados en el aspecto y movimiento de líquidos. Vergara ya no tiene nada que perder y decide probar con su sangre, en su visión aparece Elena pariendo en el interior de una casa, y en otra ve al misterioso Barbrow robando un libro y utilizando elementos de magia, y como no... este es el mismísimo Necronomicón, el libro de los muertos (el libro ficticio creado por H.P. Lovecraft) que enloquece a aquel que lo lea. Por lo que podemos sospechar las intenciones del millonario sectario que persigue el Apocalipsis y la Nada, esta podría ser creada por algún ser Primigenio de los que aparecen en el libro maldito, ¿tal vez con la llegada de la deidad más poderosa de los Mitos de Cthulhu, el mismísimo Azathoth? El diablo y el antipapa temen que el Barbrow sepa como leer la invocación del grimorio y piden una especie de alianza a Vergara para detenerlo.

Este episodio ha sido una locura total, con un Alex de la Iglesia totalmente desatado y en estado puro

Este capítulo parece casi una guía de viajes, por un lado, nos vamos al Vaticano, donde el Papa reúne a sus Cardenales para descubrir cuales de ellos forman parte de la conspiración. E igual que las monedas otorgan poderes, el báculo del Papa también los tiene al contener la sangre de Jesús. En la sala, con el resto de los cardenales está presente Lagarde y otros cainitas, el Papa pregunta uno por uno si lo han traicionado y les hace besar el báculo, en ese momento un cardenal se rebela como seguidor del Diablo, pero otro seguidor del diablo, usando a escondidas la moneda en su posesión, consigue crear una distracción para poder huir todos.

Por otro lado volvemos a Madrid, donde Elena ya ha despertado del coma y Paco busca un refugio temporal para esconderse, así que se trasladan a un barrio muy humilde a casa de un viejo amigo, un lugar bastante cochambroso e insalubre. Ella no entiende como puede estar embarazada ni la velocidad en que su barriga crece, provocando el parto en pocas horas.

Recordemos que en la primera temporada todo empezó con un parto maldito, el de una vaca que expulsó un bebe que aparentemente era humano, y por ello tratándose de partos no podíamos esperar normalidad en el de Elena. Consiguen la ayuda de una especie de doctora retirada, ella palpa y no nota extremidades de un bebe normal, finalmente extraen lo que parece una especie de bolsa amniótica y en un momento muy cañí lo tiran al suelo, pero de la extraña forma surgen varias patas y se escapa, volviendo a la fascinación por los arácnidos. Se trata de la mejor escena del episodio, totalmente grotesca, sin tapujos y a la vez divertida por todos los diálogos, con Elena gritando desesperada y ellos aterrorizados con la criatura que ha salido y se ha escondido casi en plan Alíen el Octavo Pasajero. (tal vez una referencia a algún ser emparentado con el culto de Atlach-Nacha, el Dios araña de Lovecraft).

De hecho, me ha recordado otro parte mítico en la historia de la televisión, el de la serie cuando Robin tuvo mellizos, uno con aspecto de visitante lagarto y la que sería la “niña de las estrellas”. Y es que hay partos que se nos quedan grabados en la retina y estos dos de 30 monedas formaran parte de esta memoria colectiva televisiva.

Otra de las grandezas, de este tercer episodio, es la cantidad de apariciones de nombres reconocidos, como el Langui, Carmina Barrios, Carlos Bardem, Fofito

Sin olvidarnos de Antoñito que sigue con sus visiones, profetizando que Elena tendrá un papel importante en lo que el futuro nos depara, además de hablar de teorías delirantes del multi universo.

Finalmente, la última subtrama a seguir es la de Merche. Su mayor deseo era la maternidad y Lagarde le consiguió un hijo, ahora su mayor felicidad también se ha convertido en su punto débil y Lagarde se ha unido a otros tres poseedores de monedas para coaccionarla. 

Ante el miedo de que le hagan daño al crio, Merche obedece al cardenal y debe viajar hasta México para luchar contra uno de los cainitas que tiene dos monedas, se trata del Cardenal Delacruz. Este que vive en una mansión en medio de la selva, rodeado de traficantes y adorando a la Santa Muerte. Cuando se encuentran, a pesar de la falsa cordialidad, el religioso intenta tentar a Merche con dinero para obtener su moneda, sin saber que en realidad ahora es portadora de cuatro. En la lucha de poder contra Delacruz ella vence y en plan “Bruja Escarlata” destruye todos los guerrilleros para huir del lugar, encontrando un último obstáculo en el camino la gran figura de la Santa Muerte, que ha cobrado vida y la persigue, oportunamente aparece el mismísimo Barbrow y la salva. 

¿Habrá usado algún truco de magia para revivir la figura y supuestamente ganar la confianza de Merche? De nuevo el episodio nos deja más incógnitas vinculadas a este oscuro personaje.

Otra de las grandezas, de este tercer episodio, es la cantidad de apariciones de nombres reconocidos, como el Languiinterpretando a Joserra amigo de Paco, a la divertidísima Carmina Barrios como Nati, la supuesta ex doctora que asiste el parto, a Carlos Bardem como el Cardenal Delacruz y sin olvidar el mejor cameo y un guiño al recuperar a una figura mítica en la tele de los años 80, el famoso Fofito haciendo del Cardenal traidor que se enfrenta al mismísimo Papa.

Y la próxima semana ya estaremos en el ecuador de esta serie, que tantos fans y detractores está consiguiendo a la par, y debo reconocer que a pesar de algunos fallos, me uno al primer grupo.

30 monedas: Episodio 3, temporada 2: Criaturas infernales