lunes. 15.07.2024
El especialista

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

Se agradece que desde los primeros minutos de "El especialista" (The Fall Guy) quede claro que la historia es lo de menos y que todo el protagonismo de la película recaerá sobre dos actores tan carismáticos y divertidos como Ryan Gosling y Emily Blunt. Esto nos libera como espectadores y permite que la película dirigida por David Leitch ("Bullet Train") pueda verse sin más pretensiones que la de ofrecer un mero y ligero entretenimiento construido sobre un montón de escenas de acción muy bien dirigidas.

"El especialista" busca ser un homenaje a todas esas figuras anónimas que son las encargadas de participar en las escenas más complicadas de las películas, recibiendo golpes, disparos y tortazos de todo tipo. Un puesto de trabajo imprescindible para Hollywood, pero muy desconocido y sobre el que finalmente se lleva todo el protagonismo la estrella principal, como bien reconoce el protagonista durante la película cuando confiesa que en los Oscar no hay ningún premio que se acuerde de ellos.

Así, esta cinta protagonizada por Ryan Gosling nos presenta a un doble de acción que se verá inmerso en una disparatada trama de enredos y conspiraciones cuando le piden que localice a una estrella de cine desaparecida durante un rodaje en Australia. Punto de partida que sirve a Leitch Bullet para mostrarnos un montón de escenas espectaculares ambientadas en Sidney que buscan rendir homenaje al trabajo de los especialistas y en las que no faltarán todo tipo de explosiones y golpes de lo más variopinto al ritmo de una potente banda sonora. El problema es que la historia principal se sostiene a base de un montón de personajes tópicos y unas situaciones tan forzadas y absurdas que dificultan que la película pueda ser tomada en serio.

El especialista_cartel

Si bien la trama de "El especialista" es tan anodina, insulsa y tópica que bien podría calificarse de decepcionante, la cinta mantiene su interés gracias a la química y simpatía que desprenden sus dos protagonistas principales, Ryan Gosling y Emily Blunt, actores muy en forma que saben muy bien qué deben ofrecer al público que va a ver sus películas. Lo cierto es que ambos actores consiguen transmitir una química muy interesante que hace que la película mantenga cierto interés como comedia romántica al servicio de uno de esos amores tan bonitos como improbables. Sí, en el fondo Ryan Gosling parece volver a estar interpretando a una especie de Ken macho alfa en Barbie, pero dado que todo se percibe como una divertida broma, será raro que el espectador se sienta defraudado.

Lo cierto es que no hay mucho que rascar o decir en "El especialista" más allá de su correcta historia de amor y de alguna que otra broma destinada a un público poco exigente y con ganas de muchas palomitas. Es cine dirigido a brochazos gordos que no resiste una crítica demasiado rígida.

'El especialista', un amor a base de golpes