miércoles. 24.07.2024
nuria_gael
Nuria Gael

Con "El reverendo. Northland House" (Orpheus Ediciones Clandestinas, 2023), la escritora andaluza Nuria Gael se estrena en la novela.  De la poesía y el relato breve, ahora la autora se adentra con buen pie en las profundidades de la narrativa. ¿Novela histórica?, ¿romántica?, ¿de aventuras? Nuestra entrevistada, quien se define como "comunicadora", nos revela los detalles de una obra que destaca por el trabajo psicológico presente en los personajes. 


Daniel Salas | De la poesía a la novela, ¿te quedas en este género?

Nuria Gael | De momento sí, porque me apasiona, disfruto muchísimo escribiendo novela, me siento “Yo”. A veces me ronda la cabeza hacer una revisión de mi poemario “A Dentelladas” y reeditarlo, pero de momento estoy con el borrador de mi siguiente novela.

¿Qué cuentas en “El reverendo: Northam House”?

La historia vital, en dos escenarios diferentes, uno la Inglaterra victoriana de mediados del siglo XIX y otro Tejas, una década antes, de un hombre con un cuarto de sangre Lakota y el resto anglosajona. Alguien marcado por una infancia dura, que no está dispuesto a renunciar a su identidad y principios, pero que también ama las tierras inglesas que algún día recibirá en herencia. Este personaje, muy trabajado, como es habitual en mí a nivel psicológico, a menudo estará pisando los límites sociales, tendrá que aprender a vivir en la rígida sociedad que le ha tocado y en la que ser diferente, no es la mejor carta de presentación. Cuento un momento de la historia en que la era industrial empieza a abrirse paso, en la que los estamentos sociales comienzan a dejar de ser tan inamovibles.

¿La pasión es la columna vertebral de los temas que tratas en esta historia? 

El amor en todo caso, empezando por el de uno mismo hacia su propia persona y por el que sentimos por otra. El amor como poliedro, amor a las personas, a la tierra, a las ideas. La clave que nos plantea esta novela sería: ¿es capaz el amor de salvar a una persona, incluso de redimirla ante sus propios ojos? 

He leído que no te gusta que se encasille tu novela como histórica.

Lo que no me gusta es que se encasille este libro como novela romántica y erótica a secas, no se lo merece, va más allá. Es un libro con un trabajo importante de documentación histórica, en el que sumerjo al lector de lleno en la época, veremos la política imperante a ambos lados del Atlántico, las costumbres, hay aventuras. Por su páginas desfilan personajes históricos, junto a otros ficticios. Quizás lo que pasa es que no me entusiasman las etiquetas.

Pero la portada pareciera decirnos que estamos ante una novela romántica.

La portada no la elegí yo, sino la editorial y puso la que creyó más conveniente, que a eso se dedican, mientras yo lo que hago es escribir. Y como se dice, “no hay que juzgar un libro por su portada”.

¿Se publican muchos libros en España? 

el_reverendo_nuria_gael_portada

Sí, ahora hay unas facilidades que no había en el pasado, también quiero creer que hay un mayor público lector. Las editoriales, reciben mucho material, no siempre lo leen y se les escapan cosas que merecen la pena. En autoedición hay de todo, quien es magnífico y quien edita solo porque él mismo se lo paga. Estamos en una era de cambios hacia lo digital, donde le toca al lector escoger. No hay malos caminos, hay circunstancias.

¿Qué diferencia te gustaría marcar en tu camino como escritora?

Yo soy una comunicadora, puedo comunicar en historias largas o larguísimas, en microrrelato, en prosa poética, con rima, pero siempre es lo mismo, es llegar a tocar al que me lee. Me gustaría que en mi trabajo fuesen de la mano la calidad y la comercialidad. Para mí fue un piropo que me dijeran que mi forma de escribir les recordaba a Diana Gabaldón, me leí su primer libro de la serie “Forastera” y me gustó, no es una ofensa, estaba muy bien escrito, documentado y era disfrutable. Ojalá yo consiga lo mismo.

¿Qué vendrá después de “El reverendo: Northam House”?

Algo totalmente distinto, un thriller con connotaciones fantásticas. El lector verá la etiqueta que le merece: lo que para unos es fantástico, para otros es dogma de fe y al estar novelado, la línea se desdibuja.

"El amor como poliedro es la esencia de mi novela"