domingo 27/9/20
MEMORIA DEMOCRÁTICA

El Decreto con el que Franco inauguró su prerrogativa para otorgar títulos nobiliarios

Franco comenzó a otorgar títulos nobiliarios con un decreto firmado el 18 de julio de 1948.
Franco en su despacho de el Pardo. (Internet)
Franco en su despacho de el Pardo. (Internet)

El anteproyecto de Ley de Memoria que prevé aprobar el Consejo de Ministros el próximo martes removerá el mapa de la nobleza española al suprimir parte de los títulos nobiliarios otorgados por Franco. Esta es una de las medidas que incluye la normativa que de ser refrendada por las Cortes derogará de facto la anterior ley de 2007 aprobada bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El texto hace referencia a los 36 títulos que el dictador otorgó entre 1948 y 1974 a empresarios políticos y militares como agradecimiento a su lealtad al régimen. Según relata el historiador Eduardo Montagut, ello fue posible tras la aprobación del Decreto de 4 de junio de 1948 que desarrollaba la ley sobre Grandezas y Títulos Nobiliarios, recuperando así lo que había sido abolido por la Segunda República.

DECRETO 18J 1948Franco escogió el 18 de julio de 1948 (en conmemoración del día del Alzamiento de 1936) para inaugurar su prerrogativa de otorgar a dedo título nobiliarios. Y lo hizo concediendo los cuatro primeros de una larga lista que se prolongó durante toda la dictadura a José Antonio Primero de Rivera, José Calvo Sotelo, Emilio Mola y José Moscardó. Un año antes, en 1947, Franco había definido que "España es un Estado católico y social que se constituye en Reino", pero en ese momento sin rey.

En el Decreto, el dictador ensalza las figuras de quienes “por su heroísmo legendario, por su genio militar, por sus doctrinas políticas, por las rutas que marcaron y, en definitiva, por haber sabido despertar en las almas de miles de españoles hundidos en el escepticismo y la desesperación, la ilusión de rescatar una patria perdida, bien merecen, tanto ellos como los servicios y hazañas que realizaron, quedar grabados para siempre en el libro de la Historia y recompensados, en prueba de gratitud nacional, con dignidades nobiliarias, que sirvan además para perpetuo ejemplo de su alcurnia y su grandeza”. (Pincha la imagen para ver el Decreto).

En total, el caudillo concedió 4 ducados, 15 marquesados, 16 condados y una baronía, además del Ducado de Franco. El caudillo nombró a su antojo duques, condes, marqueses y otorgó título de nobleza a 17 militares del bando sublevado.

La nueva norma que llevará al Consejo de Ministros el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y memoria Democrática que dirige la vicepresidenta Carmen Calvo, insta al Gobierno a elaborar un catálogo de los títulos que exalten la Guerra Civil y la dictadura para proceder a su revocación.

Entre ellos podría figurar el Ducado de Franco, si bien este título fue otorgado el 26 de noviembre de 1975 por el rey Juan Carlos I. El título fue creado para la hija del dictador Carmen Franco Polo, a su vez Marquesa de Villaverde que, tras su muerte en 2017, fue requerido por su hija Carmen Martínez Bordiú. El BOE publicó la renovación del mismo en marzo de 2018.

El Ducado de Primo de Rivera está vacante. Fue concedido a título póstumo el 18 de julio de 1948 a José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española. La nueva normativa apunta a la posible exhumación de Primo Rivera, enterrado en el Valle de los Caídos y de Queipo de Llano, cuyos restos se encuentran en la basílica de la Macarena en Sevilla.

En la actualidad también están vacantes los Ducados de Carrero Blanco y de Calvo Sotelo.

OTROS TÍTULOS DE DESTACADOS DIRIGENTES FRANQUISTAS

Marqués de Queipo de Llano, concedido en 1950 al general Gonzalo Queipo de Llano, general en Jefe del Ejército del sur durante la Guerra Civil. El título pasó en 2012 a Gonzalo Queipo de Llano (tercer Marqués).

Duque de Mola concedido a título póstumo el 18 de julio de 1948, al general Emilio Mola y Vidal, cabecilla del golpe de 1936. El titular actual Emilio Mola Pérez de Laborda (tercer Duque).

Conde de Alcázar de Toledo, concedido el 18 de julio de 1948 al capitán general José Moscardó e Ituarte. El título lo ostenta ahora José Luis Moscardó y Morales-Vara del Rey (tercer Conde).

Marqués de Dávila, concedido en 1949 al general Fidel Dávila Arrondo, cabecilla del golpe de 1936.

Ducado de Labajos, concedido en 1949 a Onésimo Redondo, fundador de las JONS.

Marqués de Alborán, concedido a título póstumo en 1950 Francisco Moreno Fernández en 1950, militar participante en la Guerra Civil al servicio de la flota sublevada. (Tres Marquesados).

Marqués de Saliquet, concedido en 1950 al golpista Andrés Saliquet.

Marqués de Somosierra, concedido en 1952 a título póstumo al militar Francisco García Escámez, participante del Golpe de 1936.

Marqués de San Leonardo de Yagüe, concedido en 1953 a Juan Yagüe, militar africanista. El titular actual es Juan Yagüe Martínez del Campo (tercer Marqués).

Marqués de Vigón, concedido en 1955 al golpista Juan Vigón Suerodiaz.

Marqués de Suanzes otorgado en 1960 al militar Juan Antonio Suanzes. El titular actual es Juan Antonio Suanzes y de Abrisqueta (tercer Marqués).

La nueva ley prevé la extinción de fundaciones que hagan apología del franquismo como la Fundación Francisco Franco; declarar la ilegitimidad de los tribunales franquistas, así como la búsqueda de los desaparecidos de las fosas franquistas, entre otras cuestiones de calado.

El Decreto con el que Franco inauguró su prerrogativa para otorgar títulos nobiliarios
Comentarios