miércoles. 24.07.2024
rey_sanchez

Pedro Sánchez ya tiene el encargo del rey como candidato a la investidura. Así se lo hizo saber Felipe VI a la presidenta del Congreso, Francina Armengol, finalizada la segunda ronda de consultas con los grupos políticos. La fecha para el pleno está aún por determinar, pero la premura ya marca la agenda del líder socialista que se ha comprometido a trabajar “en cuerpo y alma” por alcanzar cuanto antes un acuerdo con los distintos grupos políticos que garantice la gobernabilidad durante los próximos cuatro años.

Tras su encuentro con el monarca, Sánchez comparecía ante los medios en el Palacio de la Moncloa en medio de la expectación generada por una posible ley de amnistía de la que todos hablan pero que aún se desconoce su alcance. A preguntas de la prensa, el presidente del Gobierno en funciones, ha evitado referirse explícitamente a esta fórmula, si bien ha insistido en que el conflicto en Catalunya es un conflicto político y como tal debe ser resuelto por la vía política. “Cuando hable con todos y escuche su parecer fijaré mi posición”, ha dicho.

Se reunirá con todos los grupos a excepción de Vox

Sánchez, que arrancará este mismo miércoles la ronda de contactos con los distintos portavoces parlamentarios a excepción de Vox, sí ha expuesto cuáles serán los ejes principales de su propuesta. Por un lado, continuar con la agenda de progreso social en la confianza de que habrá reedición del gobierno de coalición con Sumar. Y por otro, seguir trabajando por la convivencia entre los españoles. Es precisamente en esta tarea donde enmarca su apuesta por la resolución del conflicto en Catalunya, “perseverar en esa línea de concordia en política territorial y completar la superación de discordias pasadas”.

No al referéndum de autodeterminación

El secretario general del PSOE ha dejado claro que el camino para alcanzar esa meta es la Constitución y las leyes. De ahí que no acepte un referéndum de autodeterminación en Catalunya, pero sí fórmulas que pasen página a "la peor crisis institucional vivida en España" en democracia a raíz de los hechos acontecidos en 2017 por el procés, un problema “heredado” de la anterior legislatura del PP y ante el que, durante su mandato, se han dado “pasos decididos a favor de la concordia”, entre ellos los indultos, “una decisión acertada y bien tomada en aras del interés general”, ha asegurado.

“Lo que quieren los catalanes es pasar página", asegura Sánchez

Sánchez ha insistido en esta idea que, en su opinión, salió refrendada en las urnas: “Si algo dijeron los españoles el 23J es que no se puede presidir el Gobierno sin entender la pluralidad política del Parlamento ni la diversidad territorial de la nación”. Por ello -insiste- “es la hora de la política, del compromiso, de la generosidad y del liderazgo”. En opinión del líder socialista, “lo que quieren los catalanes es pasar página y provocar un reencuentro” y “es ahí donde nos vamos a mover, por exigencia constitucional y por convicción política”.

Acepta el encargo del rey "con ilusión"

Tras cinco semanas que han desembocado en la investidura fallida de Alberto Núñez Feijóo, “un tiempo perdido” porque dicho resultado se conocía de antemano, Sánchez dice aceptar el encargo del rey “con ilusión”. Aunque reconoce que las negociaciones serán difíciles, confía en que culminen en acuerdos que no solo serán transparentes, cara a la sociedad española, sino que además “serán refrendados por el poder legislativo” y “hasta el Tribunal Constitucional tendrá que pronunciarse”, asegura, convencido del pertinente recurso que presentará el PP sobre la fórmula que se adopte para una amnistía. Un PP del que no espera más que “destierre el insulto y la descalificación de la disputa política” y “respete la legitimidad del Parlamento”, y al que no llamará a la puerta: “No voy a pedir tránsfugas del PP”, afirma.

Sánchez dice tomarse “muy en serio” el encargo del Jefe del Estado. “Esto no es una broma, no voy a una investidura postiza, es real y no voy a hacer perder el tiempo a los españoles”, asegura y, aunque insiste en que las negociaciones “no van a ser fáciles sino complejas”, afirma que trabajará “intensamente” para lograr el apoyo y una mayoría parlamentaria que le garantice un nuevo mandato para un Gobierno de coalición.

COMUNICADO DE LA CASA REAL

Sánchez pide a los grupos políticos altura de miras: “No voy a una investidura postiza”