miércoles 21.08.2019
EL ALTO TRIBUNAL SE PRONUNCIA ESTE MARTES

Queja contra un magistrado del Supremo que decidirá sobre la exhumación de Franco

Queja contra un magistrado del Supremo que decidirá sobre la exhumación de Franco

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha presentado ante el Consejo General del Poder Judicial una queja avisando de que la Sala Cuarta de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo que este martes, 4 de junio, tomará la decisión sobre el traslado de los restos del dictador Francisco Franco "podría tener su imparcialidad comprometida" por la "estrecha relación" del magistrado José Luis Requero con el abogado Santiago Milans del Bosch, colaborador de la Fundación Francisco Franco y cuyo bufete defiende intereses de la familia del dictador. El magistrado, además, es padrino de una de las hijas del letrado, señala la ARMH.

El texto de la queja es el siguiente:

"Ante la inminente decisión que va a llevar a cabo la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo relativa a la exhumación y traslado de los restos del dictador Francisco Franco, hemos conocido el hecho de la cercana relación del magistrado José Luis Requero, con el abogado Santiago Milans del Bosch, estrecho colaborador de la Fundación Francisco Franco y cuyo bufete representa a la familia del dictador en algunos casos como el de las esculturas del pórtico de la gloria de la catedral de Santiago de Compostela.

Santiago Milans del Bosch ha colaborado en numerosas ocasiones en actos públicos de la Fundación Francisco Franco, ha escrito artículos que pueden encontrarse en la página web de la Fundación y ha hecho numerosas declaraciones públicas coincidentes con los intereses de la citada fundación.

La relación entre José Luis Requero y Santiago Milans del Bosch es larga y estrecha; fueron compañeros durante unos años en la Audiencia Nacional, el magistrado es el padrino de una hija del abogado. Requero tiene una cuenta en Twitter en la que sigue 42 cuentas de la cuales 26 son de organizaciones y sólo 16 de personas, una de las cuales es la del citado Santiago Milans del Bosch.

Por todo ello consideramos que quizá el citado magistrado, José Luis Requero, debería abstenerse en la decisión acerca del traslado de los restos del dictador Francisco Franco, en caso de que la explicada proximidad con el bufete de Santiago Milans del Bosch planteara serias dudas acerca de su imparcialidad, algo que de ser así comprometería seriamente la decisión que pueda tomar la Sala, porque la imparcialidad hay que ejercerla y parecerla.

La ARMH espera que el Tribunal Supremo "prime el respeto y los derechos de las víctimas de la dictadura para que por fin dejen de pagar con sus impuestos la tumba del dictador y que el Gobierno recapacite y no decida trasladar sus restos de un monumento sostenido con fondos públicos a un panteón que esta siendo reparado con presupuesto del Estado y cuyo mantenimiento seguirá dependiendo de los presupuestos generales del Estado, porque se seguirá produciendo un trato de favor a la familia del dictador y esa situación seguirá humillando a la democracia y a las víctimas de la dictadura, especialmente a las miles de desaparecidas de cuya búsqueda nunca se ha responsabilizado ningún Gobierno", señalan en el comunicado.

Queja contra un magistrado del Supremo que decidirá sobre la exhumación de Franco
Comentarios