#TEMP
miércoles 18/5/22
EL GOBIERNO PREVÉ APROBAR LA SUBIDA ANTES DE QUE FINALICE ENERO

CEOE rechaza subir el SMI porque “es inasumible”

La patronal asegura que la nueva subida “parece responder más a una aspiración política en el seno del Gobierno que a la lógica económica”.

CEOE
 

CEOE y Cepyme han rechazado este martes por unanimidad la propuesta del Gobierno para subir el Salario Mínimo Interprofesional a 1.000 euros en 2022.

Así lo han acordado los órganos de gobierno de ambas organizaciones empresariales tras la reunión mantenida este lunes con el Ministerio de Trabajo y los sindicatos CCOO y UGT.

La patronal se desmarca de nuevo de Gobierno y sindicatos para subir el salario mínimo después de que en septiembre pasado se descolgara del acuerdo que elevó el SMI de 950 a 965 euros.

El Ejecutivo se ha comprometido a hacer una revisión progresiva del SMI en 2022 y 2023 hasta alcanzar el 60% del salario mínimo antes de que finalice la legislatura y tal y como determina la Carta Social Europea suscrita por España.

CEOE cree que la propuesta “responde más a una aspiración política en el seno del Gobierno que a la lógica económica” y afirma que “es inasumible” para sectores como el agrícola y aquellos intensivos en mano de obra (limpieza, hostelería, etc.), “que llevan años soportando sobrecostes de todo tipo”, afirma.

Asimismo, mantiene que dicha subida repercutirá negativamente en la creación de empleo: “Una nueva subida del SMI contribuirá a aumentar los costes laborales y la presión sobre los márgenes de las empresas lo que, unido a otros riesgos como el encarecimiento de las materias primas o los cuellos de botella en las cadenas globales de suministro, pueden llevar a un menor dinamismo económico en el futuro y a una menor creación de empleo”, afirma.

El análisis que hacen los sindicatos es bien diferente. CCOO asegura que subir el SMI a 1.000 euros brutos mensuales en 14 pagas beneficiará a 1,8 millones de trabajadores, especialmente mujeres y jóvenes.

Según los datos aportados por este sindicato, de la subida se beneficiarán un total de 1,5 millones de personas que trabajan a tiempo completo y a casi a 300.000 personas que lo hacen a tiempo parcial. De ellos, 835.600 mujeres y 682.600 hombres.

Por edad, casi el 31% de los jóvenes de entre 16 y 34 años que trabajan a jornada completa se verán favorecidos por el aumento.

Teniendo en cuenta el sector, el 40,5% de las personas que trabajan para el sector agrario se beneficiarán del incremento, así como el 11,5% de los que trabajan para el sector servicios.

Así, el perfil medio del principal beneficiario de la subida será el de una mujer de entre 16 y 34 años con un contrato temporal y que trabaja en el sector de la agricultura o en el sector servicios.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha explicado que la cifra de los 1000 euros es una cifra que tiene cierto simbolismo y que nos tiene que situar en 2023 en 1063, que sería el 60% del salario medio. Además, más allá de que la fecha de aprobación se retrase, debe ser retroactivo con efecto a 1 de enero”, afirma.

CEOE rechaza subir el SMI porque “es inasumible”