viernes 06.12.2019

Las reválidas y el IVA cultural

Es reconfortante comprobar que salir a la calle y manifestarse en contra de leyes o medidas injustas, arbitrarias, maliciosas o sencillamente estúpidas todavía tiene algún sentido. Creíamos que no, porque las mayorías absolutas a menudo adolecen de graves problemas de audición, incluso de sentido común. No obstante, el ejemplo de las mareas blancas debería haber cundido entre tanto escéptico (y me incluyo, la verdad), porque sus protestas, sus movilizaciones y encierros, su lucha en defensa de la Sanidad Pública y en contra del plan privatizador del Partido Popular en la Comunidad de Madrid no solo sirvió para evitar aquel despropósito (de momento), sino que vino a demostrar que la calle sigue siendo el sistema arterial de cualquier democracia. Pero, en fin, las elecciones en sesión continua, las pantallas de plasma presidenciales, los escándalos ministeriales, la indefinición de la izquierda, el entramado de corrupción que asuela al partido en el gobierno (y que parece ser su verdadero sistema arterial) entre cierto aire de impunidad… además de generar desconfianza entre los ciudadanos, de por sí atareados en la infausta tarea del día a día en un país lastrado por el paro y la precariedad laboral, nos acaba distanciando de nuestros políticos de un modo casi interestelar: ellos en su planeta y nosotros tratando de salvar lo que queda del nuestro.

El pasado miércoles la calle volvió a hablar. Esta vez fueron los estudiantes quienes se manifestaron en contra de la caótica implantación de la LOMCE y sus reválidas. Lo cierto es que todo lo que tiene que ver con la reforma educativa de este gobierno parece una cosa improvisada y de mal gusto. Ahora Rajoy da marcha atrás o tira del freno de mano, supongo que acuciado por una investidura que bien podría haber salido de una historieta de Mortadelo y Filemón, porque no me extrañaría que la T.I.A. estuviera detrás de todo este desaguisado. Sea como fuere, las protestas han tenido, de nuevo, su recompensa.

Hace unos días, alguien del PP (de cuyo nombre…) defendía las reválidas aduciendo que eran cosa normal en otros países de Europa. Es irritante escucharles siempre mentar a Europa cuando quieren justificar medidas impopulares o directamente insensatas. ¿Y el IVA cultural? ¿Por qué no mientan a Europa para justificar ese injustificable 21% que impusieron en 2012? Pues eso.

Las reválidas y el IVA cultural