sábado 25/9/21

Las pensiones públicas y la prensa de la derecha

pension

A lo largo de mi vida siempre he leído tanto la prensa progresista como la de la derecha. De esta forma leo como es tratada cada noticia desde distintos puntos de vista. Siempre me ha interesado conocer tanto el pensamiento conservador como progresista, para así poder crearme mi propia opinión.

He de reconocer que cada vez me resulta más difícil discernir cual es ese pensamiento, pues apenas lo hay, y sí mucha desinformación, mentiras, malas artes y sobre todo dejar de informar, que debería ser la base de la prensa.

pensiones viñetaComo muchos de ustedes habrán comprobado, uno de los temas que siempre me han interesado es la defensa de las pensiones públicas, como una forma de equidad y justicia social. Ya desde finales del siglo XX, los bancos españoles entendieron que no podían desaprovechar los miles de millones de euros, que mueven las pensiones públicas y que no controlan. Además, empezaron a aplicar el criterio neoliberal de que lo público es malo y lo privado es mucho mejor.

Para poder hacer llegar ese mensaje utilizan de forma abusiva, cansina y agobiante a la prensa, radio y televisión, con un mensaje que vemos de forma sistemática desde hace ya treinta años. Su mensaje es claro: "Españoles, si quieren tener pensiones de por vida contraten planes de pensiones privados, porque las pensiones públicas están en bancarrota”.

¿Es esto ético? ¿Es esto verdad? ¿Nos informan o desinforman? Como todos ustedes habrán leído, el Pacto de Toledo ha llegado a acuerdos, para garantizar las pensiones públicas.

Dentro de los acuerdos hay aspectos que son favorables, como por ejemplo sacar de la Seguridad Social los llamados gastos impropios, estos rondan sobre unos 22.000 millones de euros anuales. Son gastos impropios el pago de pensiones no contributivas, el pago por hijos, las políticas activas de empleo…

Son los causantes de que las cuentas de la Seguridad Social estuvieran descuadradas y en los últimos años presentaban un déficit de unos 18.000 millones de euros.

pensiones viñeta 2Ese déficit era usado por los bancos y prensa de derechas para decir, que las pensiones públicas estaban en bancarrota, sabiendo que la Seguridad Social pagaba gastos que no le correspondía y de esta forma desinformaba y servía a intereses privados.

Como vemos, sin la existencia de esos gastos impropios, el superávit de la Seguridad Social hubiera rondado los 4.000 millones de euros anuales. Ninguna prensa de derechas ha informado de esto durante años, no estando al servicio público de la verdad, sino a los intereses de los poderosos. A través de la mentira.

Todos estos datos son sacados del Tribunal de Cuentas, que en su “Informe de fiscalización sobre la evolución económica financiera de la Seguridad Social” emitido el treinta y uno de diciembre del año 2018, dice lo siguiente.

“La demora en la asunción por el Estado de la totalidad de sus compromisos ha causado un serio perjuicio al sistema de la Seguridad Social, puesto que ha tenido que soportar con cargo a sus recursos, fundamentalmente cotizaciones sociales, la parte del coste no asumido por el Estado, siendo está una de las causas fundamentales de la situación de endeudamiento y de las tensiones de liquidez que han afectado y afecta actualmente a la Seguridad Social”.

El Tribunal de Cuentas calcula la deuda del Estado a la Seguridad Social en 141, 417 millones de euros, esta cantidad se debería ingresar en el Fondo de Reserva de las pensiones.

pensiones viñeta 3Como pueden comprobar, si la Seguridad Social solo afronta los gastos que le corresponden, el sistema es totalmente viable, a pesar de los malos momentos que se están viviendo desde el año 2008. En el proyecto de presupuestos para 2021 ya el Estado asume 14.000 millones de euros, y para el año 2023, deberá asumir los 22.000 millones que la Seguridad Social paga de gastos impropios.

Otro aspecto positivo es que las pensiones se regirán a partir de ahora por la inflación del IPC anual como forma de revalorización, abandonando la fórmula del Partido Popular.

Sin embargo, se han olvidado de otros temas, como es el destope de las cotizaciones. Deben saber, que las bases de cotización no son libres. Existen límites, pues a partir de los 3.752 euros mensuales o los 45.014 euros anuales, se paga lo mismo, aunque cobres 200.000 euros anuales. Si cada contribuyen pagara en función de sus ingresos, la Seguridad Social sumaría unos 7.500 millones de euros más de recaudación.

Si ustedes leen prensa de derecha y sus secciones económicas, su mensaje es que deben de bajar las pensiones porque no son sostenibles. ¿Qué hemos hecho los pensionistas para que se nos trate así, reclamando continuamente un descenso de nuestras pensiones?

Todavía es más sorprendente, cuando nos plantean la alternativa a las pensiones públicas, que no es otra que las cuentas nocionales o pensiones privadas. Nunca han explicado este sistema.

Fíjense; está el modelo chileno, es un sistema privado totalmente que es un desastre como ya expliqué en otros artículos. Después tenemos el modelo mixto, donde hay pensiones muy bajas, pagadas por el Estado y el resto, se complementa con pensiones privadas. Este es el ejemplo de Holanda, pero no habrán leído, que estas pensiones privadas holandesas tienen problemas para cobrar por la situación de los bancos, de esto la prensa de derechas no informa.

Sin embargo, la prensa de derechas sigue insistiendo en sus pensiones privadas y en la quiebra de lo público, cuando no es así, sino más bien lo contrario ¿Por qué no dejan de asustar a los jubilados? ¿Por qué no informan con la verdad? ¿Cuándo empezarán a defender la verdad en vez de la mentira?

Otro aspecto que no ha tocado el Pacto de Toledo, es que pasó con el Fondo de Pensiones, que el Partido Popular se lo gastó no se sabe en que, como denunció la prensa internacional, mientras que en este país tanto la prensa de derechas como la de izquierda calló.

Es imprescindible saber qué pasó con el Fondo de Reserva de las Pensiones y depurar responsabilidades, si hubo irregularidades como fueron denunciadas por la prensa internacional y por algunos catedráticos de economía, pues fueron destinados a fines no propios de las pensiones.

Sería bueno y conveniente en un régimen democrático que la prensa de la derecha informara de una manera mucho más objetiva y que a los pensionistas nos dejaran, como diría Camilo José Cela, “de tocarnos los huevos”

Las pensiones públicas y la prensa de la derecha