domingo. 14.07.2024

Calles: La del Salitre

La pequeña calle que confluye en la del Salitre, llamada de la Fe desde la expulsión de los judíos en 1492 antes fue de la Judería.

salitre

El gran libro de Pedro de Répide, “Calles de Madrid”, empezaba por la “a” y terminaba por la “z” como es natural, pero yo no me propongo dar toda la vuelta al callejero matritense y solo escribiré sobre algunas de las calles que recorro desde hace años, antes con prisas y ahora con más reposo. Antes pasaba por ellas, ahora las paseo.

“Paseos por Madrid” se llama precisamente un librito de Corpus Barga que recoge sus crónicas periodísticas en las que aplaudía el nuevo aire de la capital de la República y a la vez proponía reformas viables. Corpus Barga era muy consciente de los defectos cuasi congénitos de su villa natal, pues puso este título a un. manifiesto: "Por un Madrid menos feo".

En épocas no lejanas, se llevaba decir que lo nuestro era mucho mejor que lo de afuera, y lo decían con más rotundidad quienes nunca habían salido “al extranjero”. Igualmente, sobre Madrid la opinión de sus visitantes es mucho mejor que la de quienes hablan de ella de oídas, tal vez porque no tiene buena prensa y porque entre los propios madrileños siempre ha habido división de opiniones.

Refiriéndose a los madrileños que la veían aldeana y a los que creían que “de Madrid al cielo”, dijo el novelista cubano Alejo Carpentier: “Ni lo uno ni lo otro: Madrid es una extensa y hermosa ciudad, con todo el encanto de la ciudades pequeñas. Y resulta imposible compararla con otras capitales de Europa, por la sencilla razón de que no se parece a ninguna”. Carpentier, fallecido en 1980 se perdió a Tierno Galván pero se ahorró gallardones, botellones y tampoco tuvo el gusto de conocer a Aguirre, la cólera de Dios.

A Corpus Barga no le gustaban algunos caprichosos cambios de nombres de calles como la del Turco que pasó a ser del Marqués de Cubas. Se  borraba algo de su origen pues "el turco" era el embajador que en ella tuvo un palacio, y se perdía aún mas la huella del crimen no resuelto del general Prim y Prats, Presidente del Gobierno.

Otras cambiaron por algún motivo más o menos fundado. La del Salitre, en el barrio de Lavapiés pasó ser de Baltasar Bachero en 1927 como homenaje a un vecino que perdió la vida para salvar a un niño de ser atropellado por un coche de caballos.

En 1967 volvió a llamarse Salitre y alguien atribuyó el cambio a que  Bachero fue un obrero afiliado a la UGT, pero eso parece contradecirlo la tardanza del cambio y que el ayuntamiento puso una placa, desde luego muy sencilla,  en el numero 34 para recordar el  accidente. Es una pena porque no son muchas las calles dedicadas a un simple vecino, que además había tenido un comportamiento tan cívico.

El profesor sevillano Carlos Álvarez-Novoa escribió que en esta estrecha y desnivelada calle empezó la última noche de Max Estrella, pues en ella habitaría en un triste cuartucho, casi ciego y pobre de solemnidad, el bohemio Alejandro Sawa, en quien se inspiró Valle-Inclán para dar vida al protagonista de Luces de Bohemia. Siguiendo esa teoría, del  numero 23 duplicado (que se comunicaba con la paralela San Cosme), salió Max Estrella, acompañado por don Latino de Híspalis, y a ella regresaba derrotado de madrugada para detenerse, moribundo, al lado de la iglesia de San Lorenzo, donde en la Edad Media hubo una sinagoga.

La pequeña calle que confluye en la del Salitre, llamada de la Fe desde la expulsión de los judíos en 1492 antes fue de la Judería o de la Sinagoga pues allí terminaba. No estaría mal que volviera a llamarse como entonces para recordar mejor el pasado de Lavapiés y para enriquecer el presente, recuperando nombres y lugares del patrimonio histórico. España también fue Sefarad y Al-Ándalus.

Al principio de la democracia el sindicato de CCOO compró un edificio en el número 60, que había sido un antiguo hotel en el que dicen que paraban las prostitutas del barrio. Al ver tanto rojerío metalúrgico en las aceras, una persona de orden se quejaba por lo bajini: ¿es que nunca vamos a tener vecinos decentes?

Calles: La del Salitre