#TEMP
viernes 27/5/22

Blancanieves, Cenicienta...
Educación e igualdad

NUEVATRIBUNA.ES - 18.4.2010Estos últimos días se produjo un fuerte alboroto en el gallinero de la caverna mediática a raíz de conocerse el contenido de un cuaderno de trabajo que hace referencia a la concepción sexista de los cuentos clásicos: “Este cuaderno propone buscar cuentos no sexistas, ya que las historias infantiles suelen estar llenos de estereotipos, pues casi todas las historias colocan a las mujeres y a las niñas en
NUEVATRIBUNA.ES - 18.4.2010

Estos últimos días se produjo un fuerte alboroto en el gallinero de la caverna mediática a raíz de conocerse el contenido de un cuaderno de trabajo que hace referencia a la concepción sexista de los cuentos clásicos: “Este cuaderno propone buscar cuentos no sexistas, ya que las historias infantiles suelen estar llenos de estereotipos, pues casi todas las historias colocan a las mujeres y a las niñas en una situación pasiva en la que el protagonista, generalmente masculino, tiene que realizar diversas actividades para salvarla, como son los cuentos de la Bella Durmiente, la Cenicienta o Blancanieves”.

“No queremos a Blancanieves fuera de la escuela sino que el príncipe comparta las tareas de palacio” . Otra educación es posible.

Los medios ultraconservadores se apresuraron a difundir su “peculiar interpretación” de la propuesta y frases como “Aído, la mala del cuento” y “veto a los cuentos sexistas” fueron repetidas hasta la saciedad en una nueva demostración de la manipulación informativa habitual en algunos medios.

La polémica se produjo después de que se llevase a cabo la presentación del material didáctico de la campaña Educando en igualdad que es un acuerdo de colaboración para la sensibilización y formación en el ámbito educativo que firmaron Bibiana Aído, ministra de Igualdad y Carlos López Cortiñas, secretario de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de la Unión General de Trabajadores (FETE-UGT).

Una campaña que surge de “la necesidad de incorporar la igualdad de forma transversal y la prevención de la violencia de género en la educación” recogida en las leyes de Igualdad y contra la Violencia de Género.

Una campaña que tiene muy claro que los centros escolares son espacios educativos en los que es posible conseguir que las transformaciones sociales puedan ser una realidad y por ello apuesta por la sensibilización y la prevención. Las declaraciones de Laura Seara, directora del Instituto de la Mujer, durante la presentación del material didáctico son muy buena prueba de ello: “La campaña no pretende sólo sensibilizar a la comunidad educativa, sino que también apuesta por la formación, la prevención de situaciones violentas y por garantizar la plena participación en igualdad en todo el sistema educativo. Se trata de promover una educación que enseñe y aprenda a cultivar las relaciones de confianza, el amor al conocimiento y el respeto a lo diferente”.

Durante la presentación López Cortiñas alertó del auge que tiene en algunos sectores la segregación por aulas con "con argumentos pretendidamente científicos que preconizan que si las chicas están solas avanzan más intelectualmente. Mal podemos generar una sociedad en igualdad si desde pequeños vamos separando los chicos de las chicas".

El papel de la escuela es esencial para el establecimiento de relaciones igualitarias ya que sólo a través de una escuela plural se puede educar en igualdad. El sistema educativo español estipula que la “normativa de admisión y los principios y fines se basan en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, así como en la igualdad de trato”.

Es inadmisible la separación en las aulas o en diferentes centros escolares amparándose en las diferencias cognitivas por razón de sexo. Este tipo de escuela fomenta la desigualdad entre hombres y mujeres y supone, en la práctica, una discriminación. La segregación educativa por sexos no contempla la importancia de la diversidad como principio integrador; no reconoce el valor de la escuela como agente socializador con la facultad de asignar roles y valores a los alumnos. Los partidarios de la escuela segregada valoran de forma positiva la dicotomía que propugna capacidades diferentes entre sexos como argumento para subordinar el género femenino al género masculino.

A los medios que tan ruidosamente se han hecho eco de una versión aviesamente malinterpretada habría que recalcarles la importancia que tiene la educación en la prevención de todo tipo de violencia. Hay que educar en igualdad para potenciar entre los adolescentes una identidad individual no sexista ni violenta que les permita adquirir habilidades con las que identificar y afrontar este tipo de situaciones. La educación es una herramienta básica para que la igualdad, la integración, la tolerancia y el respeto se arraiguen en nuestra sociedad y para la formación de futuros ciudadanos críticos, de ciudadanos que conozcan los valores constitucionales y que asuman que la igualdad es un principio básico de convivencia pacífica en una sociedad plural, abierta y democrática; razones de peso para afirmar Yo estoy a favor de educar en igualdad.

Pilar Rego - Educadora Social.

Blancanieves, Cenicienta...
Educación e igualdad
Comentarios