domingo 27/9/20

La pandemia de coronavirus agrava los factores de riesgo de suicidio

OMS
En el continente americano se suicidan unas 100.000 personas al año y la mayoría de ellas entre los 25 y los 44 años
OMS En el continente americano se suicidan unas 100.000 personas al año y la mayoría de ellas entre los 25 y los 44 años

El coronavirus está afectando la salud mental de muchas personas, especialmente trabajadores sanitarios, alertó la Organización Panamericana de la Salud. El mensaje de alerta se produce durante la jornada para prevenir el suicidio, que se celebra cada 10 de septiembre desde el año 2003.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió este jueves, Día Mundial de la Prevención del Suicidio, que la pandemia del coronavirus puede llegar a agravar los factores de riesgo de llegar a esa decisión, por lo que instó a las personas a hablar del tema de manera abierta y responsable, a permanecer en contacto durante los periodos de distanciamiento físico y a conocer las señales de alerta para prevenirlo.

Los recientes estudios con los que cuenta la Organización demuestran un aumento de la angustia, la ansiedad y la depresión, en particular entre los trabajadores de la salud. Estos síntomas, además de la violencia, los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias y los sentimientos de pérdida, son factores importantes que pueden aumentar el riesgo de que una persona decida quitarse la vida.

Según el jefe de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la Organización, Renato Oliveira e Souza, “todavía no sabemos cómo el aumento de la depresión, la violencia doméstica o el consumo de sustancias impactará en los índices de suicidio en la región, pero es importante tomarse un minuto para hablar del tema, apoyarnos mutuamente en tiempos de pandemia y conocer las señales de advertencia del suicidio para ayudar a prevenirlo”.

El Día Mundial de la Prevención del Suicidio se celebra cada 10 de septiembre desde 2003. La efeméride es una iniciativa de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP), en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Guyana y Surinam tienen las tasas de suicidio más altas

De acuerdo con los últimos datos disponibles, del año 2016, en el continente americano se suicidan unas 100.000 personas anualmente y la mayoría de ellas -36%- tiene entre 25 y 44 años. Guyana y Surinam registran las tasas de suicidio más altas de la región.

Al igual que en el resto del mundo, el porcentaje de hombres que deciden quitarse la vida es superior al de las mujeres y suman cerca del 78% de todos los suicidios.

En los países de ingresos altos el fallecimiento de hombres es tres veces superior al de las mujeres, mientras que en los de ingresos bajos y medios la proporción es de 1,5 hombres por cada mujer.

“En 2020 nos encontramos ante circunstancias inesperadas y problemáticas al enfrentamos a la pandemia de COVID-19. El impacto del nuevo coronavirus probablemente ha tenido un efecto negativo en el bienestar mental de todos. Y por eso, este año, más que nunca, es crucial que trabajemos juntos para prevenir el suicidio”, subrayó Oliveira e Souza. 

Señales de posible suicido

La OPS advierte que la mayoría de los suicidios vienen precedidos de señales verbales o de conducta. Entre ellos desatacan hablar sobre el deseo de morir, sentir una gran culpa o vergüenza, o pensarse una carga para los demás.

Otros síntomas de alerta son sentirse vacío, sin esperanza, atrapado o sin razón para vivir; sentirse extremadamente triste, ansioso, agitado o lleno de ira; así como con un dolor insoportable, ya sea emocional o físico.

Del mismo modo, también pueden ser señales de advertencia los cambios de comportamiento como planificar o investigar formas de morir; alejarse de los amigos, decir adiós, regalar artículos importantes o hacer un testamento; hacer cosas muy arriesgadas como conducir con una rapidez extrema; mostrar cambios de humor extremos; comer o dormir demasiado o muy poco; y consumir drogas o alcohol con más frecuencia.

Cómo prevenir el suicidio

En el ámbito personal, la prevención del suicidio pasa por la detección y tratamiento tempranos de la depresión y de los problemas ocasionados por el consumo de alcohol. En el caso de las personas que intentaron quitarse la vida anteriormente, hace falta realizar un seguimiento.

Si una persona cree detectar señales de advertencia de suicidio en ella misma o en alguien conocido, debe buscar ayuda de un profesional de la salud a la mayor rapidez posible.

Otras medidas para tener en cuenta en la prevención del suicidio son:

Eliminar las barreras que dificultan el acceso a la atención en salud mental.

Limitar el acceso a los medios para suicidarse.

Brindar información veraz y apropiada sobre el tema en los medios de comunicación.

Reducir el estigma asociado a la búsqueda de ayuda.

Fuente : Noticias ONU

La pandemia de coronavirus agrava los factores de riesgo de suicidio