domingo. 14.07.2024

Ernest Urtasun, eurodiputado de En Comú Podem y uno de los principales responsables de los Verdes, recordaba el 11 de octubre en Público que, prácticamente un año atrás, el 3 de octubre 2021, "una investigación periodística de gran tamaño del Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación destapó el mayor escándalo sobre evasión fiscal de los últimos años, los papeles de Pandora". Para él, el "escenario actual requiere de decisiones fiscales radicales" y, entre otras necesidades, "la Unión Europea debe prohibir las sociedades pantalla". ¿Sociedades pantalla, dice usted?

Volvamos a pensar en todo ello: "Érase una vez un inventor que continuamente ideaba y construía extraordinarios aparatos" es la frase que sirve a Stanislaw Lem para dar arranque al primer texto de sus recientes Fábulas de robots, en el que pasa de todo y... casi nada es bueno. "Este gran inventor construyó muchas máquinas muy útiles, grandes y pequeñas, y hasta se le ocurrió la idea realmente insólita de asociar en una sola cosa la muerte y la vida para conseguir así lo inalcanzable", nos cuenta el inmortal autor polaco y lo cierto es que, luego, en su historia, todo se va al garete... como todo se está pudriendo en Europa en nuestros días, pues, también según Urtasun, las sociedades pantallas son "uno de los instrumentos más utilizados para la elusión". 

No perdamos más el tiempo. Europa debe demostrar que ha aprendido algo de los escándalos fiscales como los Papeles de Pandora y actuar ahora, no mañana

Además, se debe "reforzar nuestra legislación contra el blanqueo". Elusión, blanqueo... ¿Es, quizá, la europea de nuestros días, una sociedad de ciencia-ficción? Quizá sí. Ernest Urtasun: "No perdamos más el tiempo. Europa debe demostrar que ha aprendido algo de los escándalos fiscales como los Papeles de Pandora y actuar ahora, no mañana", un mañana que es el de los brutales e irónicos cuentos de Fábulas de robots. ¿Permitiremos, los europeos y las europeas de bien (con perdón), hacer lo que se le pase por el paquete a un personaje de ficción al servicio del capitalismo ultra real como Mario Conde? 

Diario 16 se hacía eco ese mismo 11 de octubre de una entrevista de Gonzo al banquero feroz en la que, según el autor del artículo en cuestión, José Antequera, quedaba claro que "la Casa Real, en tiempos de Zarzuela, estaba controlada no ya por una camarilla sino por un `lobby´ de banqueros, prestamistas y millonarios cuya cabeza visible era el hombre fuerte de las camisas algominadas". José Antequera: "Es evidente que atrás quedan los viejos tiempos, aquellos años salvajes en los que, cuando el emérito se metía en follones amorosos, allí estaba el Señor Lobo de la banca española para limpiar el marrón, levantar el teléfono, dar el toque a Antonio Asensio, a Luis Maria Anson y a Pedro Jota y advertirles de que las braguetas de palacio ni tocarlas". Y el círculo seguido por la nave del robot más poderoso se va cerrando.

La realidad política y económica de nuestros días deja en pañales a Stanislaw Lem.

Ciencia-ficción y política