#TEMP
jueves 19/5/22

Carta a los radiólogos en respuesta a la desfinanciación del XII congreso nacional de la SEDIA de Lisboa

"Por un lado estamos afectados por los recortes generales, que han disminuido de forma progresiva nuestros ingresos pero no nuestros gastos. Muchos de nosotros, al menos los que trabajamos únicamente en el sistema público, los que complementan el pago de su hipoteca con varias tardes de trabajo a destajo en centros privados de grandes ciudades, o los interinos y contratados que no saben que pasará mañana con su puesto de trabajo, no podemos permitirnos ir a cursos y congresos alejados de nuestra CA, que pueden suponer más de 1000 euros en nuestra maltrecha economía, a no ser que mendiguemos apoyo económico a las casas comerciales, a lo que no todos estamos dispuestos.

El importante apoyo financiero de la industria contamina la información científica de nuestros congresos, no creo que a nadie le extrañe "el que paga manda" y poco podemos hacer la mayoría de nosotros a la hora de introducir temas interesantes y polémicos, a debate en la actualidad en la radiología europea y norteamericana.

Si analizamos el programa científico del XII congreso de la SEDIA en Lisboa, nos encontramos con una profusión de conferencias sobre innovaciones tecnológicas y tecnologías híbridas, de las que carecen gran parte de nuestros hospitales; nada sobre otros problemas que preocupan a buena parte de los radiólogos de las secciones de abdomen, empezando por los que ni tan siquiera disponen de tal sección en sus centros o el enfoque de la gestión clínica multidisciplinar y los comités de cáncer.

Además, parece incuestionable la necesidad de promover la evaluación y promocionar la investigación en los propios servicios de salud, ya que desconocemos los indicadores más básicos de nuestro desempeño profesional.

Otro tema que está en cuestión es la sobreutilización de tecnologías de imagen, tanto en pacientes avanzados o terminales, sometidos a exhaustivos controles de TAC para valorar la respuesta a fármacos antineoplásicos de última generación y dudosa eficacia, como la excesiva radiación impartida a los pacientes que se someten a estudios de TCMD de abdomen, con múltiples fases, con un beneficio en ocasiones escaso respecto a la realización de una única fase o incluso de una ecografía. La ausencia de protocolos contrastados y actualizados periódicamente en la página web de SERAM y sus secciones, con respecto al manejo de patologías de alta prevalencia y gran variabilidad, es preocupante e influye en la calidad del trabajo de los radiólogos en nuestro SNS.

La radiología es una profesión no solo interesante y "bonita" sino también muy útil a la sociedad, pero la medicalización de la población promovida por la industria y la mercantilización del diagnóstico por imagen han provocado el destajismo y la externalización de la radiología. Si no cambiamos el enfoque, pronto seremos inecesarios en los hospitales y sustituidos por clínicos avezados en imagen, anillos radiológicos o radiólogos externos.

Agradezco a la industria farmacéutica su posición, ya que no hace más que cumplir el código de buenas prácticas. La SEDIA no deberia oponerse al cumplimiento de dicha normativa sino adaptarse a los tiempos que corren y acercar sus congresos a la mayoría de los radiólogos, tanto geográficamente, como económica y científicamente".

Carta abierta de una radióloga
Comentarios