sábado. 20.07.2024
Patricia Bullrich y Javier Milei
Patricia Bullrich y Javier Milei

@jgonzalezok | La ex candidata presidencial de Juntos por el Cambio (centroderecha) Patricia Bullrich, anunció su apoyo al ultraderechista Javier Milei para la segunda vuelta en las elecciones generales de Argentina, el próximo 19 de noviembre. “Cuando la patria está en peligro todo está permitido, excepto no defenderla”, dijo Bullrich, que quedó en tercer lugar en la primera vuelta celebrada este pasado domingo (22). El paso dado por Patricia Bullrich se presentaba difícil, dado el nivel de enfrentamiento que habían mantenido durante la campaña.

Milei acusó a su entonces adversaria de haber sido integrante del grupo Montoneros y de haber puesto bombas en jardines de infantes. Bullrich negó en todo momento las acusaciones. Según su versión, en los años 70 fue militante de la Juventud Peronista, una agrupación muy próxima a la guerrilla. Pero algunos libros afirman que tuvo un papel, aunque de menor trascendencia en la organización Montoneros, que llevó a cabo numerosas acciones armadas, con asesinatos de militares, sindicalistas y políticos de derecha, en los que murieron también muchas personas totalmente ajenas a la lucha política. Fue cuñada de Rodolfo Galimberti, uno de los máximos dirigentes montoneros, y su primer marido, Marcelo “Pancho” Langieri, fue secretario de Galimberti. 

El paso dado por Patricia Bullrich se presentaba difícil, dado el nivel de enfrentamiento que habían mantenido durante la campaña

Inmediatamente después de conocerse los datos de la primera vuelta, Bullrich hizo unas declaraciones en las que adelantaba que de ninguna manera apoyaría al peronista Sergio Massa, pero sin hacer ninguna referencia a Milei. Éste, por su parte, olvidó su discurso y dijo que Bullrich tendría un lugar en su espacio, porque tenía con ella plena coincidencia en las cuestiones de seguridad. De hecho, Bullrich fue ministra del ramo en el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) y se caracterizó por su posición de dureza, lo que provocó serios enfrentamientos con la entonces oposición kirchnerista. 

Después de las declaraciones de Milei pasaron solo unas horas para que Bullrich anunciara: “La Argentina no puede iniciar un nuevo ciclo kirchnerista liderado por Sergio Massa (…) Hace 20 años que nos hunden en la decadencia”. Añadió que la mayoría del electorado había elegido un cambio, “nosotros lo representamos y no podemos ser neutrales”. Bullrich se reunió con Milei en la noche de este martes y del encuentro salió declarando: “Mantuvimos una charla respecto de lo que fueron sus declaraciones (cuando la acusó de montonera y de haber puesto bombas) y nos perdonamos mutuamente, porque hoy la patria necesita que seamos capaces de perdonarnos, está en juego el futuro”. 

La decisión de Bullrich desató reacciones encontradas dentro de Juntos por el Cambio (UCR y PRO) y hay un peligro real de ruptura de la coalición

La versión de Milei fue parecida: “Tuvimos una reunión en la cual nos pedimos disculpas mutuamente por lo que pasó en la campaña, lo hicimos de manera sincera y aceptamos las disculpas de cada uno. Desde ahí reconstruimos el vínculo. A veces la lógica de la campaña lleva a algunos excesos”. Y calificó la decisión de Bullrich como “un gesto de honestidad intelectual”.

Pero la decisión de Bullrich desató reacciones encontradas dentro de Juntos por el Cambio (UCR y PRO) y hay un peligro real de ruptura de la coalición. En la Unión Cívica Radical (UCR) las posiciones oscilan entre la neutralidad y el apoyo al peronista Sergio Massa. El dirigente radical (UCR) Ernesto Sanz, uno de los que no está dispuesto a apoyar a Milei, adelantó que si el PRO, el partido de Macri que integra la coalición de Juntos por el Cambio, se pronuncia por apoyar al ultraderechista, la coalición se romperá. 

El senador Martín Lousteau, uno de los dirigentes de la UCR más progresistas, acusó a Bullrich y su gente de haber abandonado la coalición de Juntos por el Cambio. “Para mí el divorcio lo firmaron Patricia Bullrich y Mauricio Macri al decidir hoy de manera inconsulta apoyar a Milei. En su opinión, el dirigente ultraderechista es un demagogo y un peligro para el futuro “y creo que Massa es un peligro presente”. 

Los radicales salieron de estas elecciones con un gran poder territorial, con cinco gobernadores (Mendoza, Santa Fe, Corrientes, Jujuy y Chaco), cosa que hacía tiempo que no tenían. Todos estos gobernadores son partidarios de la neutralidad. A pesar de que el centenario partido tiene una larga historia de diferencias internas, esta vez parecen encolumnarse en una posición clara contra Milei. 

Bullrich sacó en la primera vuelta un 23,85 % de los votos, pero no está claro cuántos de sus votantes la seguirán en su decisión de apoyar a Milei

También en el PRO hay posiciones diferenciadas, caso de Horacio Rodríguez Larreta, actual alcalde de Buenos Aires, que le disputó a Bullrich la candidatura en las elecciones primarias el pasado mes de agosto y que defiende la neutralidad. 

Entre quienes están dispuestos a apoyar a Milei está el ex presidente Macri, que ya en la campaña hizo guiños al candidato de la ultraderecha, con el que tiene algún tipo de diálogo desde hace tiempo. Precisamente fue en la casa de Macri donde se produjo el acercamiento con Milei, que les dijo a sus interlocutores, “vengan que estoy solo”. Las negociaciones ya comenzaron para combinar los equipos de ambos espacios, pero no se conoce todavía los términos del acuerdo. 

Bullrich sacó en la primera vuelta un 23,85 % de los votos, pero no está claro cuántos de sus votantes la seguirán en su decisión de apoyar a Milei. El cuarto candidato presidencial más votado, Juan Schiaretti, un peronista moderado que sacó casi el 7 % en la primera vuelta, no apoyará a ninguno de los dos candidatos y emprendió un largo viaje por Oriente que lo mantendrá alejado diez días del país. Y la izquierda, que llevó a Myriam Bregman como candidata y que tuvo 2,7 % de los votos, dejó implícito su apoyo al peronista Massa, al decir que Milei y el candidato peronista “no son lo mismo”. 

Patricia Bullrich respalda a Milei en la segunda vuelta de las elecciones argentinas