domingo. 21.04.2024

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, anunció que la institución celebrará la semana próxima una subasta de liquidez a seis meses que permitirá a las entidades de la eurozona acceder a fondos a un tipo fijo de interés, y aseguró que el BCE no ha interrumpido su programa de compra de activos en los mercados secundarios.

"Dadas las renovadas tensiones en algunos mercados financieros de la zona euro, el Consejo de Gobierno ha decidido llevar a cabo una operación suplementaria de suministro de liquidez con vencimiento a seis meses, que será adjudicada el próximo 10 de agosto", indicó el banquero francés.

Asimismo, el presidente del instituto emisor de la zona euro aseguró tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que mantuvo estables los tipos de interés en el 1,5 por ciento, que el actual programa de compra de activos en los mercados secundarios "no ha sido interrumpido".

No obstante, Trichet declinó comentar los rumores de que el BCE estaba comprando bonos de los países periféricos de la zona euro sometidos a la presión de los mercados y emplazó a examinar las actuaciones de la institución el próximo lunes, fecha en la que se hacen públicos los datos de dicho programa de adquisición de deuda pública, que ha permanecido inactivo durante las últimas 18 semanas.

La crisis se extiende

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, ha advertido de que "está claro que ya no afrontamos una crisis sólo de la periferia de la eurozona" y reclama "mejorar la efectividad" del fondo europeo. "La estabilidad financiera debe ser salvaguardada", insiste en una carta remitida el miércoles a los jefes de Estado y de  Gobierno.

Barroso lanzó el miércoles un mensaje de confianza a las economías de Italia y España frente al acoso que están sufriendo de los mercados e instó a los Estados miembros a acelerar la ratificación del acuerdo del pasado 21 de julio, que incluye las condiciones para el segundo rescate de Grecia y la flexibilización del fondo europeo dotado con 750.000 millones de euros.

En la misiva, el presidente del Ejecutivo comunitario insta a los gobiernos a "acelerar la aprobación" de los procesos necesarios para poner en marcha "muy pronto" los cambios negociados en julio.

El BCE reabre el 'grifo' de liquidez en los mercados