<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 03.02.2023
PONS DEFIENDE LA OPOSICIÓN “CONSTRUCTIVA” DEL PP

El PP anima a los especuladores a saltar sobre “la gacela más débil”

Los ‘populares’ admiten la responsabilidad de la UE en la crisis de la deuda soberana, aunque insisten en pedir un adelanto electoral. 

"La única manera de salvarse es no ser la gacela más débil”. Así resumió el Partido Popular este jueves su ideario económico, un día después de escuchar al Rey llamar a las fuerzas políticas a hacer “piña” frente al ataque de los especuladores. “España es hoy por hoy la última en la manada de gacelas europeas”, criticó el portavoz ‘popular’, Esteban González Pons, que insistió en pedir un nuevo adelanto electoral, aunque admitió a continuación que la crisis solo tiene una solución europea.

El Partido Popular se vio obligado a defender su labor de oposición, después de que el Tesoro culminara una subasta de deuda con un incremento del tipo de interés en torno al 12 por ciento. El sobrecoste que España paga frente a Alemania por obtener financiación se acerca así a los 360 puntos básicos.

Pons admitió que la crisis de la deuda solo tiene una salida europea. Con un Rajoy desaparecido, el portavoz ‘popular’ opinó que las tensiones financieras se recrudecerán mientras la Unión Europea (UE) mantenga su estructura económica actual. Pese a ello, los ‘populares’ insistieron en pedir a Zapatero que adelante las elecciones generales previstas para el próximo 20-N. “España no puede estar así tres meses”, dijo, tras pedir al presidente español “hacer algo o adelantar las elecciones”.

Para el portavoz ‘popular’, las tensiones financieras tampoco responden a la volatilidad en agosto en los mercados de deuda, debido a la caída de la negociación. “Yo no recuerdo ningún verano como este, también los incendios forestales son frecuentes en verano y no por eso son deseables”, ilustró.

Pons lanzó además tímidas críticas sobre el funcionamiento de los mercados financieros, sin lanzar ninguna propuesta que mejore la marcha del sistema. Para el popular, los especuladores son “una manada de leones” que “salta sobre la gacela más débil”. Lejos de pedir que se domestique a ese “león”, el ‘popular’ se limitó a proponer que se aleje lo que llamó “la grupa de España” de las fauces de los tiburones financieros. Hoy por hoy, añadió, “la única manera de salvarse es no ser la gacela más débil”, insistió.

El PSOE critica “las prisas” de Rajoy

Por su parte, la directora de campaña del PSOE, Elena Valenciano, respondió al PP al denunciar el “ansia de poder” de los ‘populares’. “En ningún caso las prisas de Rajoy pueden estar por encima de los intereses de España”, criticó tras mantener una reunión con los comités electorales del PSOE y del PSPV en la sede de los socialistas valencianos.

Ante las convulsiones del mercado bursátil y los ataques especulativos contra la deuda soberana, la dirigente socialista emplazó a la Unión Europea (UE) y al Banco Central Europeo (BCE) a que tomen “el timón” de esta situación, “claramente injustificada”, porque “solo saldremos de ésta si salimos todos juntos”.

Valenciano, también secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, recordó que otros países europeos (como Italia, Bélgica o Holanda) están sufriendo ataques especulativos, por lo que reivindicó la necesidad de una “reacción contundente de la UE y del BCE”.

Valenciano deploró que el PP luzca “una doble cara”, con “Mariano Rajoy apareciendo con un semblante de cierto grado de responsabilidad, mientras todo su partido –Pons, Aguirre, Montoro, Cospedal- lanzan afirmaciones “muy negativas” e insisten en pedir “un adelanto sobre el adelanto” electoral. 

Éxito de la subasta de deuda

Pons lanzó sus críticas después de conocer que la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se situaó ligeramente por encima de los 360 puntos básicos tras la subasta de deuda del Tesoro, mientras que el diferencial sobre la deuda italiana a diez años se reducía a menos de diez puntos básicos.

En concreto, el interés de la deuda española a diez años se situaba en el 6,073%, lo que implicaba un diferencial respecto al 'bund' de 362 puntos básicos, mientras que los bonos italianos rendían un 5,995%, lo que recortaba a sólo 8 puntos básicos el sobreprecio abonado por la deuda española respecto a la transalpina.

El Tesoro Público español adjudicó este jueves 3.311 millones de euros en la emisión de bonos a tres años y en la reapertura de una línea de obligaciones con vencimiento a 31 de enero de 2015, cerca del rango más alto de los objetivos previstos, de entre 2.500 y 3.500 millones de euros.

El PP anima a los especuladores a saltar sobre “la gacela más débil”
Comentarios