PUEBLOS Y PAÍSES DEL MUNDO

Turquía y sus contradicciones

La superficie de Turquía es de 780.580 km², de los cuales el 97% corresponden a la península de Anatolia, o Asia Menor, y el 3% a Europa. La Turquía asiática está separada de la europea por el estrecho del Bósforo, el mar de Mármara y los Dardanelos, que son el canal de comunicación entre el mar Negro y el Mediterráneo. Turquía tiene 2.627 km de frontera, y 7.200 km de costa.

turquia1

El núcleo territorial de Turquía es la península de Anatolia, que presenta una amplia meseta central, rodeada de montañas, levantadas durante la orogenia alpina, y estrechas llanuras costeras. Hacia el este Turquía se vuelve muy montañosa. Aquí se encuentra el monte Ararat, el pico más alto de Turquía con una altitud de 5.165 metros. En conjunto podemos identificar en Turquía la meseta central de Anatolia y la orla adyacente compuesta por cuatro unidades: el arco póntico, la región del Mármara-Egeo, el Mediterráneo y los montes orientales.

La meseta de Anatolia tiene un carácter continental, gracias a que está rodeada de un círculo montañoso y su altitud media ronda los 1.000 metros. Al norte está limitada por los montes Pónticos, y al sur por los montes Taurus. Se encuentra el nudo armenio en el extremo este, la zona más montañosa del país y de donde parten las cadenas montañosas de Armenia, por un lado, e Irán, por el otro. La Anatolia central es un macizo antiguo recubierto por materiales sedimentarios y con formaciones volcánicas.

Algunas de estas formaciones están intensamente erosionadas, como ocurre en la región de Goreme, al este de Capadocia. Son numerosos, en la zona, los horst y graven, provocados por las intensas fuerzas orogénicas, por lo que la región está cuarteada entre cubetas que acumulan sedimentos y resaltes, que pueden llegar a los 2.000 metros de altitud, que funcionan como superficie de erosión en los que llega a aflorar el sustrato granítico.

El arco póntico está formado por la codillera Póntica, muy próxima al litoral, lo que deja una estrecha franja costera que separa la meseta de Anatolia del mar Negro. Su altura es notable, con puertos de 2.500 metros de altitud. Esta circunstancia aísla la costa del mar Negro, Rize y Trebisonda (Trapisonda), del resto del país. Además, la costa es abrupta y rectilínea, poco propicia para encontrar puertos en ella. La cordillera tiene una dirección general este-oeste, que es cortada perpendicularmente por ríos de norte a sur.

Las costas del mar de Mármara y el Egeo tanto del lado asiático como las europeas tienen buenas costas para hacer puertos y esto hace que Turquía sea un país eminentemente marítimo.

turquia2

El mar de Mármara se extiende en torno al estrecho del Bósforo, al norte, con 25 km de longitud, y 1,5 de ancho, y el estrecho de los Dardanelos, al sur, de 40 km de longitud y algo más ancho. En la parte europea se encuentra la región de Tracia, conformada por una meseta central, sedimentaria y rodeada de montañas. En la parte asiática, por el contrario, encontramos extensas llanuras litorales, tras las cuales aparece el macizo de Ulu-dag, que da acceso a la meseta de Anatolia.

Turquía es un país extraordinariamente complejo. Desde las costas mediterráneas hasta las montañas del Cáucaso y los desiertos de Oriente Medio, se desarrollan grandes unidades de relieve. Turquía se encuentra en una zona sísmica muy activa. Algunas de las fallas principales entre la placa africana y la euroasiática atraviesan el Bósforo y comunican el Mediterráneo con el mar Negro. Además, al sureste encontramos el contacto entre la placa euroasiática y la arábiga. Los terremotos, especialmente en la región del mar de Mármara, son muy frecuentes.

Turquía tiene un clima complejo en la mayor parte del país, toda la Anatolia central, que se encuentra a sotavento de los vientos dominantes y alejadas del mar, por ello tienen una clara vocación continental, predominando, sobre todos, el clima continental húmedo y llegando a darse el clima continental seco. Las zonas costeras, no obstante, tienen un clima mucho más suave, predominando el clima mediterráneo, tanto en la fachada este y sur, como en el norte, a lo largo de la costa del mar Negro.

Los centros de acción que dominan en Turquía son el frente polar, que trae masas de aire fríos y húmedos procedentes del Mediterráneo y el mar Negro. El anticiclón de las Azores, que domina en verano en las costas del Egeo y el Mediterráneo, el anticiclón siberiano, que predomina en invierno y llega a estas latitudes en su máxima extensión de invierno. Se dan anticiclones térmicos en invierno localmente, que dominan todo el país, y borrascas térmicas en verano.

turquia3La península de Anatolia se caracteriza por sus temperaturas extremas y la escasez de las precipitaciones. Los veranos son cortos, cálidos y muy secos, mientras que los inviernos son largos y fríos, con abundantes precipitaciones en forma de nieve y frecuentes heladas.

En el centro de Anatolia existen auténticos desiertos continentales donde las precipitaciones se sitúan en torno a los 50 mm anuales. El régimen de lluvias tiende a ser mediterráneo, incluso en el interior de Anatolia, con veranos secos y las precipitaciones en primavera y otoño, los períodos de aridez en el interior del país superan los cinco meses.

El arco Póntico es el que presenta un clima más suave de todo el país, ya que está resguardado de la influencia continental y suavizada por el mar. La oscilación térmica no es tan acusada como en el resto de Turquía, y las temperaturas son moderadas. Esta es la región que tiene las mayores precipitaciones del país, gracias al efecto barrera de los montes Pónticos, ya que se llegan al recoger entre 1.000 y 1.200 mm anuales, casi todos en forma de lluvia.

La región del mar de Mármara y el Egeo tiene un clima plenamente mediterráneo, tanto en la parte asiática como en la europea. Las precipitaciones se sitúan en torno a los 700 mm, elevándose algo en las montañas que separan la región de la meseta de Anatolia. Es un clima más seco debido a la marcada aridez estival.

La costa sur del Mediterráneo tiene un clima muy similar a las del mar de Mármara y el Egeo. Las precipitaciones se sitúan, también, en torno a los 700 mm anuales, con un gradiente positivo a medida que se asciende en los montes Taurus, se llegan a acumular 1.000 mm anuales.

Turquía tiene gran variedad de paisajes biogeográficos, debido a las diferencias climáticas. Podemos encontrar desde estepas secas hasta bosques de frondosas y bosque mediterráneo.

turquia4

Tiene una vegetación más frondosa en la meseta de Anatolia, con abundancia de fresnos, chopos y palmeras. Aparece una vegetación palustre halófila muy característica en torno a los lagos salados.

La vegetación varía en la región de mar Negro desde la escasez de la costa a los grandes bosques de frondosas de las cercanas montañas. Son especies de tipo atlántico que crecen en las laderas de umbría y con alta humedad. A partir de los 1.200 metros de altitud encontramos robles, carpes, castaños, hayas y plataneros. Por encima aparece el bosque de coníferas, con abetos, pinos y cedros.

Tanto en el mar Mediterráneo como en el mar de Mármara y en toda la costa sur, encontramos el bosque mediterráneo, con encinas, robles y alcornoques, y un sotobosque típico, xerófilo y aromático. Se trata de una región intervenida desde antiguo, por lo que el bosque sólo se encuentra en ciertos enclaves. En las montañas del norte de Anatolia se desarrolla un bosque templado de coníferas.

Nos encontramos dentro del bosque mediterráneo con cuatro variedades, el bosque esclerófilo y mixto del Egeo y Turquía occidental, que se extiende por toda la costa oeste, el bosque mixto de Anatolia, que se adentra en la meseta hasta casi el centro del país, el bosque montano de Anatolia meridional, que aparece en la ladera norte de las montañas del sur del país, y el bosque del mediterráneo oriental, que aparece a lo largo.

turquia5

Turquía ha sido un país de emigrantes. A parte de la migración interior, que provocó el despoblamiento del campo en favor de las zonas industriales, hay una importante emigración exterior que afecta a más de cinco millones de turcos

Turquía tiene más de 80 millones de habitantes, lo que da una densidad demográfica de unos 98 h/km². El 27% de la población tiene menos de 15 años, el 66% entre 15 y 64 años y el 7% más de 65. El crecimiento de la población es moderado, sobre el 1,4% anual, superior a la de los países europeos. La tasa de fecundidad supera los 2,2 hijos por mujer, lo que asegura el reemplazo generacional. La esperanza de vida al nacimiento es de unos 72 años.

La distribución de la población en Turquía es muy irregular. Las áreas costeras están mucho más pobladas, y el oeste mucho más que el este. Las llanuras costeras del Egeo y el mar de Mármara superan los 200 h/km², tanto en el lado asiático como en el europeo.

No obstante, en la Anatolia central se encuentra Ankara, la capital, que concentra grandes densidades de población, y Konya. Más del 65% de la población vive en ciudades, después de un auténtico éxodo rural que afectó a todo el país en la década de 1970. Las principales ciudades turcas son:

Estambul, 12.000.000 h, Ankara, 4.000.000 h, Izmir, 2.800.000 h, Bursa, 1.550.000 h, Adana, 1.480.000 h, Gaziantep, 1.330.000 h y Konya con 1.000.000 h.

A pesar de todo, no se puede hablar de macrocefalia de Estambul, ya que hay una densa red de ciudades medias. Predominan los asentamientos rurales en el este, salvo en sus zonas costeras, que tienen grandes densidades de población.

Turquía ha sido un país de emigrantes. A parte de la migración interior, que provocó el despoblamiento del campo en favor de las zonas industriales, hay una importante emigración exterior que afecta a más de cinco millones de turcos, cuyos destinos principales son Alemania, Francia, Bélgica, Libia, los países del Golfo Pérsico y Estados Unidos.

En la actualidad se distribuyen, también, por el resto de los países de la Unión Europa, aunque con porcentajes menores. Por el contrario, desde la caída del muro de Berlín Turquía ha comenzado a recibir inmigrantes, principalmente musulmanes procedentes de los antiguos países del este.

La mayoría de la población de Turquía es de origen turco, aunque existen minorías importantes de kurdos, circasianos, zazas, bosníacos, georgianos, laz, gitanos, árabes, griegos, armenios y judíos. No obstante, los porcentajes son poco fiables porque las autoridades turcas no recogen datos sobre filiación étnica.

La religión principal de Turquía es el Islam. El 99 % de la población turca es musulmana, de los cuales más del 80 % pertenecen a la rama sunní del islam. Una minoría, alrededor de más del 10 % de la población musulmana, está afiliada a la creencia aleví. La escuela hanafí es la principal del sunismo, siendo en gran parte organizada por el Estado, a través de la Dirección de Asuntos Religiosos, que controla todas las mezquitas y clérigos musulmanes.

Solamente un 0,2 % de la población pertenece a otras religiones, en particular confesiones cristianas: ortodoxa griega, armenia, apostólica, protestante, ortodoxa siria y católica. El judaísmo tanto en su rama sefardí como en la asquenazí, y el yazidismo.

Hay una fuerte tradición de laicismo en Turquía, que es esencialmente similar al modelo francés. El Estado no tiene religión oficial, aunque en los últimos años se está dando un giro hacia el islam. ​ La Constitución reconoce la libertad de culto para los individuos, las comunidades religiosas que se colocan bajo la protección del Estado

Oficialmente Turquía es un país laico, por lo que se prohíben los símbolos religiosos en los edificios públicos, y el uso del hiyab por las mujeres, aunque el 99% de la población es musulmana.

Turquía es una república parlamentaria, en cuya constitución se define como un estado democrático, laico, social y de derecho. La constitución actual data de 1982, tras un período de gobiernos militares. El jefe de Estado es el presidente de la República, que tiene funciones representativas, pero también ejecutivas. Es elegido directamente cada cinco años.

El poder Ejecutivo recae en el primer ministro y su gabinete es designado por el presidente de la República. El poder Legislativo recae en la Gran Asamblea Nacional de Turquía, formada por 550 miembros, los cuales se eligen cada cinco años en elecciones libres y directas.

turquia6

Pamukale

El poder Judicial recae en jueces y tribunales independientes cuya máxima instancia es la corte constitucional, aunque dependiendo del asunto existen cortes de Apelación, Cuentas, Alta Corte Militar de Apelaciones y Alta Corte Militar Administrativa. El Consejo de Estado también es un órgano judicial.

Turquía es un Estado centralizado que, administrativamente, se divide en 81 provincias, regidas por un gobernador designado por el gobierno central. Por debajo, se encuentran los distritos y las comunas.

SU ECONOMÍA

turquia7Turquía es un país desarrollado en su mayor parte, aunque persisten bolsas menos desarrolladas. Tiene un índice de desarrollo humano alto, aunque está condicionado por el carácter estatal de gran parte de su economía.

La vocación estatalista de la economía turca se remonta a la creación de la nueva Turquía tras la caída del Imperio. Sólo desde la década de 1980 aparece una política económica más liberal. Esto propició crecimientos económicos mucho mayores que los de la Unión Europea, por encima del 4% anual, aunque limitados por crisis internas.

Turquía se ha convertido en un país claramente industrializado. La agricultura supone el 8% del PIB, lo que es alto para un país desarrollado, y el 29% de la población activa trabaja en este sector, la industria supone el 27% del PIB y el 24% de la población activa, y los servicios el 65% del PIB, y el 47% de los trabajadores.

Turquía tiene una extraordinaria variedad de productos agrícolas, debido a la multiplicidad de climas, pero destaca sobre todo, en los cultivos de tipo mediterráneo, trigo, olivo, vid, cebada, frutas y hortalizas. También sobresalen cultivos como el maíz, el arroz, el tabaco y la remolacha azucarera.

Las zonas agrícolas, por excelencia son las regiones costeras, y el oeste del país, donde la agricultura está en recesión ante el empuje industrial. Hacia el este, la dedicación agrícola es sustituida por la ganadera. Las tierras más feraces se encuentran en la región del Egeo y el mar de Mármara, tanto en la parte asiática como en la europea. Las costas del mar Negro están especializadas en la producción de frutas y tabaco, y se han aclimatado a ciertos cultivos subtropicales.

Predomina la ganadería bovina, seguida del ovino, el caprino y el aviar. Falta, como país musulmán, la cabaña porcina. La pesca se reduce a las artes tradicionales del entorno costero. La flota turca apenas se adentra en el Mediterráneo y el mar Negro. La agricultura ha potenciado una importante industria agroalimentaria.

Aunque tiene pequeños yacimientos de petróleo es dependiente de este producto. La red de oleoductos llega desde el golfo Pérsico hasta las costas del Egeo. En Eskenderun existe un gran centro petroquímico, donde se embarca el crudo para la exportación. Tiene grandes recursos de carbón y hierro.

turquia8

Estambul

La industria ha despegado en Turquía desde la década de 1990. Destaca el sector textil, del que es un gran productor y exportador. Esta industria se concentra en torno a Estambul, Bursa, Esmirna (Izmir) y Adana. Sus prendas no sólo usan fibras tradicionales: algodón y lana, si no, también, fibras artificiales que se fabrican en el propio país. Son famosas las alfombras y la marroquinería.

La industria del mueble también es muy potente, gracias a sus abundantes y variados bosques. La industria siderúrgica se concentra en Eregli y Karabuk, especializada en altos hornos. La industria de transformación está en expansión: coches, electrodomésticos, etc.

Los servicios son cada día más potentes y de mejor calidad. La necesidad de exportación ha estabilizado las finanzas, y el comercio tanto interior como exterior es muy dinámico. Turquía tiene una relación privilegiada con la Unión Europea, tendente a la unión aduanera y el libre comercio, aunque su plena incorporación levanta recelos en muchos países europeos. La inversión extranjera es cada día mayor.

El turismo ha crecido mucho desde la década de 1990. Los principales destinos turcos son Estambul, las ciudades históricas de la costa del mar Egeo, Capadocia y los paisajes desérticos del centro del país también tienen gran atractivo.

turquia9

Castillo de Ankara

Turquía es miembro fundador de la OCDE, del Grupo de los veinte países más industrializados y emergentes y perteneciente al grupo de mercados emergentes. También pertenece a la OTAN.

HISTORIA

Las figuras de animales grabadas en las cuevas de los alrededores de Anatolia fueron los hallazgos más antiguos. En Hacilar se encontraron representaciones antropomórficas del VII milenio a. C.

Los murales de la ciudad prehistórica de Catal Huyuk permitieron conocer hábitos, vestimentas y divinidades de un pueblo agricultor autóctono de entre mediados de los milenios VII y VI a. C, que también se traslada a otras partes del mar Mediterráneo.

La fortificación, la escultura y la pintura sobre cerámicas de la ciudad de Mersin alcanzó entre los años 5.500 – 4500 a. C y presentan una gran inventiva. En la segunda mitad de ese periodo, las condiciones de vida de los pobladores de esta región fueron revolucionadas por el desarrollo de la metalurgia.

A partir del IV milenio a. C., hacia el año 2300 a. C se produce la llegada de los invasores indoeuropeos en su mayoría aqueos provenientes de Tesalia, en el norte de la actual Grecia, ocuparon la costa suroeste y el centro del actual territorio de Turquía. Configuran reinos entre los que distinguiremos: el de Troya, el de Alisar Huyuk, el de Beycelsultán y Cilicía.

turquia10

Esmirna

Las obras anatolias contaban entonces por sus relaciones diplomáticas y comerciales con Asiria y Mesopotamia, con un repertorio de símbolos cuneiformes, que inspirarían a los aqueos en su futura fundación de la cultura micénica del siglo XV a. C, en la actual Grecia.

La cultura autóctona hatti de Alisar Huyk se extinguió en el siglo XVII a. C., por la implantación del imperio Hitita que, en su expansión hacia Siria, compartió la hegemonía con los arameos. La región de Cilicía permaneció bajo control del reino armenio de Urartu hasta el año 250 a. C., en que fueron derrotados por tribus partas. Estas últimas fueron desplazadas por los romanos en el año 224 a.C.

turquia11

Efeso

El imperio hitita colapsó en el siglo XII a. C. con el inició de una sucesión de invasiones por parte de tribus originarias de los Balcanes que habían ocupado Grecia, desde donde partieron expediciones por el Mediterráneo en el curso de los siglos VIII y VII a. C que dieron lugar a la fundación de numerosas ciudades.

Los tracios conformaron el reino de Lidia en el siglo VII a. C, cuya prosperidad en el tráfico de oro principalmente permitió la introducción de la moneda en Grecia.

Entre los años 546 y 334 a. C., el conjunto del territorio de Anatolia permaneció bajo el dominio del imperio Persa aqueménide, lo que obligó a sus habitantes a combatir contra Atenas durante la guerra del Peloponeso (431-404 a. C.), al tiempo que los inició en los cultos maniqueos.

Alejandro Magno invadió Asia Menor en el año 334 a. C., no consiguió imponer el dominio macedonio, ya que algunas de sus regiones fueron defendidas por príncipes locales y otras por los sirios. Hubo incursiones de tribus celtas en los dos siglos siguientes, al tiempo que los romanos comenzaron a ocupar territorios. Estos últimos terminaron de anexionarse la totalidad de Anatolia como provincia romana de Roma en el siglo I a. C.

A partir de la reconstrucción de Bizancio se convierte en capital del Imperio Romano de Oriente, bajo el nombre de Constantinopla (334-1453) hasta su ocupación parcial por parte de las tribus turco-mongolas oguz, en el siglo XI. Asia Menor permaneció bajo de dominio político, religioso y cultural del cristianismo.

La casa musulmana sunnita persa de los Seléucidas había islamizado a las tribus oguz. Sin embargo, estas últimas, al igual que los antiguos habitantes del Asia Menor, se negaban a asimilar las regulaciones burocráticas que los persas se esforzaban por instaurar junto a sus prácticas religiosas.

El jefe turco mongol Otman fundó, en el año 1299, en Anatolia un Estado independiente que, bajo el nombre de Imperio Otomano, sus sucesores extenderían a Asia, a Europa y a África.

Tras repeler en el año 1375 una invasión del ejército mameluco. Los otomanos ultimaron al imperio Bizantino con la toma de Constantinopla en el año 1453. Mohamed II el Grande la renombró Estambul, y la hizo capital de su imperio.

Con la llegada al poder de Selim I el Cruel se acrecentó el Imperio Otomano al conquistar Siria, Egipto y parte de Mesopotamia entre los años 1512-1520.

Le sucede Solimán el Magnífico 1520-1566, cuya corte impulsó una cultura de síntesis de las tradiciones bizantinas y seléucida, marcó el apogeo del Imperio Otomano. En ese periodo, se alió con Francia. De esta forma dominó el mar Mediterráneo, ocupó Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Hungría y llegó a las puertas de Viena.

A partir de la muerte de Solimán, el Imperio Otomano se sumió en un proceso de declive cuyas causas fundamentales fueron la introducción de metales preciosos de América hacia Europa occidental y la expansión comercial de Inglaterra y Holanda.

En el año 1571, la victoria naval de Lepanto significa el triunfó de los cristianos a través de la Santa Liga liderada por Juan de Austria con el apoyo de los españoles y los Estados Pontificios y es el final del dominio otomano en el Mediterráneo.

Los restos del Imperio Otomano conocieron en el siglo XIX crisis permanentes: sus regiones cristianas reivindicaron la independencia, al tiempo que numerosos pachas regionales se sublevaron. El único impedimento al desmembramiento final de este imperio residía entonces en la rivalidad entre Rusia y Gran Bretaña, que se disputaban el control sobre los insurgentes cristianos.

turquia12

Bodrum

Entre los años 1839-1876, los otomanos pidieron un gran empréstito a los británicos con la finalidad de revitalizar su economía. Las deudas socavaron las reformas implantadas por el movimiento Tanzimat, mentor de una constitución monárquica parlamentaria aceptada por el Sultán en 1876, pero nunca aplicada.

En el año 1908, surge un movimiento reformista de universitarios y estudiantes de academias militares, que se identificaran como “los jóvenes turcos” que se rebelan exigiendo la puesta en práctica de la Constitución de 1876. Al año siguiente, el Sultán Abdul Hamid fue depuesto por Mohamed V. “Los jóvenes turcos” practicaron políticas de defensa de la industria nacional, de secularización de las escuelas musulmanas, de las cortes y la introducción de los derechos de la mujer durante la Primera Guerra Mundial. El moderno aparato de Estado del Tanzimat fue democratizado y se desarrolló la economía, la agricultura y la industria.

Entre los años 1911-1912, Italia conquista Libia y Rodas entre otras islas del mar Egeo. Asimismo, al final de la guerra de los Balcanes de 1912-1913, las posesiones turcas en Europa se reducen a un pequeño trozo de Tracia oriental.

En la Primera Guerra Mundial, el Imperio Otomano apoyó a Alemania y al Imperio Austro-húngaro. Numerosos grupos étnicos fueron brutalmente reprimidos por “los jóvenes turcos” y donde se exterminaron alrededor de un millón de armenios en el año 1915, y sería el primer genocidio realizado en el siglo XX. Hasta el año anterior buena parte de la industria, comercio y las finanzas se encontraban en manos armenias.

turquia13

Mevleví es una orden de derviches de Turquía, el mausoleo de Rumi está en Konya

En el año 1919, se produce un movimiento de tipo nacionalista organizado por el general Mustafá Kemal llamado “Ataturk”, padre de los turcos, formó en la ciudad de Ankara un gobierno revolucionario que se negó a reconocer el tratado de Sevrés.

Por el Tratado de Sevrés del año 1920, el estado otomano resultó despojado de todos sus territorios asiáticos, de Tracia Oriental, de Galipoli, de las islas del Egeo y de Esmirna, al tiempo que los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos fueron declaradas aguas internacionales.

Asimismo, dicho tratado otorgaba la autonomía a la región turca de Armenia y a la zona habitada por los kurdos, que denominaron Kurdistán donde se acababa de detectar yacimientos de petróleo.

Kemal Ataturk desplazó al sultán Mohamed VI y negoció un nuevo Tratado el de Lausana de 1923 para eximir a su país del pago de indemnizaciones de guerra, anular privilegios otorgados a comerciantes extranjeros y fijas las fronteras actuales de Turquía y se anuló el reconocimiento del Kurdistán.

Ataturk fue elegido presidente por la Asamblea Nacional en el año 1923, donde el Partido Republicano del Pueblo resultó mayoritario hasta 1950. Se prohibió a los otros dos partidos que existían. El movimiento kurdo fue la única organización que desafió a Atatutk.

Ataturk impuso a los turcos medidas fundacionales de una identidad nacional que intentaban anular las tradiciones, se implantó una constitución laica y se prohibió usar otro idioma que no fuera el turco. Introdujo el alfabeto latino, el calendario gregoriano y la prohibición del velo en las mujeres junto a otras medidas progresistas. Turquía se declaró neutral en la Segunda Guerra Mundial.

turquia14

La torre Galata en Estambul

La economía centralizada realizada produjo un retraso en la industria. Ataturk muere en el año 1938 y le sustituye Ismet Inonu quien percibió el peligro de perder los territorios que hacían frontera con la URSS y al culminar la II Guerra Mundial permitió la instalación de bases militares de los norteamericanos y tuvo que adoptar medidas de liberalización.

Inonu permitió la existencia de otros partidos y la prensa, pero siempre con censura. Siguió practicando la represión contra los separatistas, religiosos, socialistas y comunistas.

Le sustituyó Bayar que gobernó desde 1950-1960 y agudizó la dependencia económica y política de Turquía con Estados Unidos. El promedio anual de inflación durante su gobierno alcanzó el 15% y se inició un flujo emigratorio estructural de turcos hacia Europa principalmente Alemania.

Se produce en el año 1959 un acuerdo anglo-turco-griego sobre Chipre, donde se acuerda la retirada británica pero no se definía la soberanía sobre la isla de forma satisfactoria para sus habitantes, turcos y griegos. Se produce un golpe militar en el año 1960, se impone la ley marcial y la creación de un Comité de Unidad Nacional y se redacta una nueva constitución laica. Es elegido presidente de la república, el general Gursel y nombrado primer ministro Inonu. Durante este gobierno, Turquía conoció una ampliación moderada de libertades civiles se amnistió a presos políticos y se permitió la existencia de sindicatos.

turquia15Es elegido Suleiman Demirel en las elecciones de 1965, que consiguió conciliar intereses sectoriales y atraer inversiones extranjeras. La situación de inestabilidad política provocó un nuevo golpe militar en 1971.

Es elegido Bulent Ecevit en las elecciones celebradas en el año 1973. Se produce la ocupación turca de Chipre. Sin embargo, en el año 1980 se produce un nuevo golpe militar por el general Kenan Evren, que suprimió el Parlamento y provocó una fuerte represión. Gana Turgut Ozal en las elecciones de 1983, que era exfuncionario del Banco Mundial. Se inicia la lucha por la independencia de los kurdos en el año 1984 y se produce el reconocimiento por parte de Turquía de la parte chipriota turca. La situación económica era caótica y en el año 1987 la inflación del país llega al 87 %. Este mismo año se acepta la candidatura tura a ingresar en la Unión Europea. Esta puso una serie de condiciones para negociar su adhesión: el respeto a los derechos humanos, la normalización de las relaciones con Grecia, así como la disminución del desempleo y una mayor liberalización de su economía.

turquia16

Bursa

Los últimos años son por todos conocidos. País de grandes contrastes y contradicciones y ha sufrió muchísimo en los últimos años en su lucha dictadura / democracia. Esperemos que de una vez para siempre los turcos busquen soluciones de progreso para tener un futuro mejor.