domingo 15.09.2019
¿ME ACOMPAÑAN A CONOCERLO?

Pérgamo, una gran ciudad helénica en Turquía

Pérgamo, una gran ciudad helénica en Turquía

Pérgamo es una de las ciudades del mundo griego antiguo, que siempre se debe visitar para realmente entender la grandeza de la cultura griega clásica. Le sorprenderá como era la ciudad y loss abundantes restos arqueológicos que todavía quedan.

¿Me acompaña a conocer Pérgamo?


Esta ciudad griega situada en el noroeste de Asia Menor y a treinta km de la costa del mar Egeo, se desarrolló en la época del Nuevo Testamento. La ciudad actual de Bergama está construida sobre lo que fue la parte baja de Pérgamo. Lo primero que llama la atención al llegar es el impresionante anfiteatro con las vistas de la ciudad de Bergama al fondo. 

a10

La antigua Pérgamo, fue habitada desde la época prehistórica.Con las dinastías de Atalo y Eumene, controlaba toda la región occidental de Anatolia. En el año 334 a.C. pasó a ser parte del imperio macedonio bajo el mando de Alejandro Magno

Pérgamo junto con Alejandría pasaron a ser los principales núcleos culturales, científicos y artísticos de occidente. A la muerte de Alejandro Magno le sustituye en el poder el general Lisímaco, para más adelante ser Filetairos el que la convirtiera en un reino independiente.

Entre los siglos III y II a. C., durante la dinastía de los atálidas, Pérgamo gozó de su época de máximo esplendor. Se alzaron los templos de mayor envergadura en ella, como el altar de Zeus y el santuario de Atenea y el santuario de Atenea, que durante años fue motivo de disputa.

La antigua ciudad de Pérgamo fue la orgullosa capital de la provincia romana de Asia Menor, cuando el imperio Romano se extendía por el continente asiático. A treinta kilómetros del mar Egeo frente a la Isla de Lesbos en la región llamada Eólida.

a9Esta ciudad poseía riquezas y cultura que se veían reflejadas en las grandes construcciones de la urbe, entre la más destacada su biblioteca, que llegó a ser la segunda mayor del mundo antiguo, solo superada por la mítica biblioteca de Alejandría. La biblioteca de Pérgamo llegó a tener más de 200.000 pergaminos.

Pero quizás, lo que haya hecho pasar a esta ciudad a la historia o a nuestra memoria sea, que esta urbe era la número uno en la elaboración de pergamino, material que lleva su nombre en honor a la ciudad.

Hoy los restos de la acrópolis de Pérgamoson Patrimonio Mundial de la UNESCO desde junio de 2014. Se elevan sobre una colina, que siglos atrás dio seguridad a sus habitantes de los ataques enemigos, y a sus pies tiene las famosas ruinas de Asclepion, conocidas por ser el santuario curativo más influyente del mundo antiguo.

La fortaleza estaba construida en la parte más alta, dominando el valle del río Selinus a una altura de 335 m sobre el nivel del mar. La cima es una especie de plataforma ligeramente inclinada hacia el oeste y baja hacia el sur a modo de terrazas, cada una de las cuales presenta su independencia funcional y arquitectónica, como adaptación de la arquitectura al terreno; de esa manera las terrazas llegan a ser un elemento más de la construcción. 

Los arquitectos supieron dar forma a la estructura de las terrazas y consiguieron el cuadro total de cada edificio haciendo uso de los pórticos y las columnas, sin miedo de alargarlas en grandes proporciones ni de lanzar una altura de hasta dos o tres pisos. 

Siguieron fórmulas tradicionales incorporaron una novedad en la historia de la arquitectura y del urbanismo griego, que es la integración del paisaje en la composición arquitectónica. La idea es totalmente nueva y diferente del sistema de construcción de la ciudad griega anterior a esta época.

a8

Sobre este importante desnivel se fue edificando la ciudad, que quedó configurada en tres cotas superpuestas:

  1. Ciudad baja, hoy enterrada y cubierta por la actual ciudad de Bergama. Destacan los restos de la Basílica Roja y el puente de Pérgamo. 
  2. Ciudad media, que ha conservado las murallas antiguas del tiempo de Átalo I. entre los edificios más notables estaban los gimnasios, construidos en tres terrazas y el santuario de Deméter, mandado edificar por Filatero.
  3. Ciudad alta, que es la acrópolis, aquella que guardaba Filatero por orden de Lisímaco. La acrópolis tenía la designación de ciudad religiosa, residencial y militar. Estaba construida en torno al teatro, por detrás del cual se hallaban el santuario de Atenea Nikéforos, levantado en tiempos de Filetaro en orden dórico, y la biblioteca. 

La ciudad de Pérgamo estaba consagrada a Atenea, a imitación de las ciudades griegas importantes. Al norte estaba el palacio real, muy simple, acompañado de un cuartel y un arsenal. Se alzaba el gran altar de Zeus en el sur, dominando a su vez el ágora.

En este laberinto de terrazas y terraplenes, la calle tiene su lugar; la transformación sufrida respecto a la calle tradicional griega es enorme. Antes era casi siempre un corredor estrecho y carente de ornamentos. 

Con las nuevas ideas de Pérgamo, la calle se hace ancha de hasta veinte metros y mucho más larga y, lo mismo que los edificios, se integra ella también no sólo con el paisaje sino con las construcciones. De esta manera, las columnatas que rodean las terrazas se repiten y se alargan por las calles principales. Para cortar la monotonía que este sistema pudiera tener, se interrumpen alguna vez con puertas, arcos de triunfo, columnas con personajes, etc.

Los reyes atálidos tuvieron la gran ambición de convertir Pérgamo en una ciudad de la categoría de Atenas en tiempos de Pericles y supieron conseguirlo.

LA ACRÓPOLIS 

Se encuentra en la ciudad alta, en la cúspide de la colina. Aquí están las ruinas de algunos de los edificios, que hubo en otros tiempos.

a7

Las pendientes del terreno propiciaron que la ciudad estuviera escalonada, aunque para optimizar sus vistas y el espacio de sus edificios se levantaron terrazas artificiales en ellaEsta obra de ingeniería supuso una revolución en la arquitectura de la época, ya que era la primera vez que se buscaba la integración de la ciudad en su paisaje. El resultado fue una polis de tres niveles, que se fue completando durante los cuarenta años del gobierno de Filetero y con la aportación de sus sucesores.

La parte más alta de Pérgamo estaba destinada a la vida religiosa, residencial y militar. Filetero la consagró a la diosa Atenea, la victoriosa diosa guerrera cuyo santuario ocupó el centro de su explanada. Levantó su palacio en sus alrededores, así como las diferentes dependencias donde vivirían los soldados. 

La joya más preciada de Pérgamo es la biblioteca. Fue obra de Atalo I, el tercer rey de la dinastía. Los atálidas eran bibliógrafos y siempre habían mostrado una gran preocupación por la cultura. Este hecho les llevó a coleccionar más de 200.000 títulos, muchos de ellos de la época de Eumenes II, que años más tarde Marco Antonio se llevaría como regalo de bodas a Cleopatra. La mayoría de los textos fueron copiados en pergaminos, creando así una gran industria de exportación.

a7

La ciudad de Pérgamo llegó a albergar hasta 60.000 habitantes en su mejor épocaContaban con el teatro más grande del mundo, con capacidad de hasta 10.000 espectadores, y con una terraza desde donde se obtenían las mejores vistas del valle. En uno de sus laterales se ubicaba el templo dedicado a Dioniso; mientras que la parte más alta estaba coronada por el de Trajano. 

La ciudad media albergaba los gimnasios, además del santuario de Deméter. Su parte más llana, ocupada por la actual ciudad de Bérgamo, estuvo destinada a los barrios residenciales. Tras pasar por varias manos, su último rey, Atalo III, legó Pérgamo a los romanosquienes la convirtieron en la capital de su imperio en Asia Menor para controlar el Egeo.

LA BIBLIOTECA 

Fue la segunda en importancia después de la gran biblioteca de Alejandría. Llegó a tener hasta 200.000 ejemplares. Fue reconstruida por los alemanes.

Sus interiores también sirvieron como escuela para estudios gramaticales, aunque enfocados a la filosofía estoica. Este auge cultural, sumado a la riqueza de su industria, atrajo a numerosos artistas dispuestos a cambiar el estilo clásico griego por las influencias que Alejandro Magno había dejado antes de su muerte. La ruptura arquitectónica quedó reflejada en el afamado altar de Zeus, construido entre los años 180 y 160 a. C. bajo el reinado de Eumenes II.

a6

Este monumento constituye una de las obras helenísticas más importantes de su tiempoEntre sus particularidades destaca su friso, que en vez de haber sido esculpido en lo alto del edificio como en el estilo clásico, se situó en el zócalo de la columnata para que pudiera ser contemplado al detalle. En él se representa una gigantomaquia, la batalla entre los dioses olímpicos y los titanes, pues es una alegoría del triunfo de las nuevas dinastías helenísticas.

Lo poco que se conoce sobre esta biblioteca es lo que aportó el escritor y viajero romano Plinio el Viejo en su obra “Historia Natural”.

Los reyes de Pérgamo fueron coleccionistas de arte y otros temas y sobre todo bibliófilos y tuvieron una gran preocupación por la cultura, como los ptolemaicos en Egipto. Estaban interesados en convertir su capital, Pérgamo, en una ciudad como Atenas en la época de Pericles.

El rey de Pérgamo, Átalo I Sóter, fue el fundador de la biblioteca y su hijo Eumenes II fue el que la agrandó y fomentó. Se estableció una escuela de estudios gramaticales, como había sucedido en Alejandría, pero con una corriente distinta. Mientras en Alejandría se especializaron en ediciones de textos literarios y crítica gramatical, en Pérgamo se inclinaron más a la filosofía, sobre todo a la filosofía estoica, a la búsqueda de la lógica en lugar de hacer análisis filológicos.

Los volúmenes de Pérgamo eran copiados en un material llamado pergamino porque fue inventado y ensayado precisamente en esta ciudad. Al principio, los libros eran de papiro pero según una leyenda, Alejandría dejó de abastecer a Pérgamo de esta materia, por cuestiones políticas y de rivalidad. 

Pérgamo tuvo que ingeniárselas de otra manera. Los historiadores aseguran que la elección de pergamino fue completamente voluntaria y por el hecho de ser este un material más acomodadizo y duradero.Era una piel de animal tratada, que a partir de entonces, comenzó a llamarse pergamino, precisamente por la biblioteca.

a5

Se guardaron como un gran tesoro durante cien años los manuscritos de Aristóteles en esta biblioteca, sin hacer ediciones y sin publicarse. Sólo cuando llegaron a Roma y bajo la insistencia y el empeño del político y escritor Cicerón se procedió a editarlos y darlos a conocer no sólo a los estudiosos de las bibliotecas, sino a todo el que quisiera leerlos.

En el año 47 a. C. ocurrió el incendio de Alejandría y parte de su biblioteca, a raíz de los enfrentamientos por mar entre el ejército egipcio y Julio César, según narra Plutarco en sus “Vidas paralelas”. Posteriormente como recompensa por las pérdidas, Marco Antonio habría mandado al Serapeo de Alejandría los volúmenes de la biblioteca de Pérgamo, que ya había sido saqueada con anterioridad por causa de las luchas políticas, que hubo en Asia Menor en aquellos años. Este fue el fin de la segunda gran biblioteca de la Antigüedad.

En la actualidad, no quedan registros de los libros que pudo almacenar en su día, pero su importancia como una de las grandes bibliotecas de la historia es innegable, así como su papel en la difusión de un nuevo soporte, que se convertiría en fundamental en los siglos posteriores.

EL ALTAR DE ZEUS

Es un monumento religioso de la época helenística construido originalmente en la acrópolis de Pérgamo, a principios del reinado de Eumenes II (197-159 a. C.). 

Sus frisos monumentales representan en su parte exterior una Gigantomaquia o lucha entre dioses y gigantes, y en la cara interior la historia de Télefo, el legendario fundador de la ciudad.​Estos frisos están considerados una de las obras maestras de la escultura griega antigua y representan la culminación del llamado barroco helenístico.

a4

La tipología del edificio no era la de un templo, sino que probablemente era el altar de un templo. Se cree que su referencia de culto fue el templo de Atenea, aunque otra posibilidad es que Zeus y Atenea fueran venerados por igual en este lugar.

El altar era un edificio rectangular en forma de U que se elevaba sobre un gran podio, al cual se accedía a través de una escalinata monumental. Tenía dos niveles: el inferior, formado por un muro continuo donde se representó el friso de la Gigantomaquia, y el superior, constituido por una doble fila de columnas de orden jónico. 

La escalera quedaba cerrada por dos cuerpos laterales, que avanzaban hacia el frente del edificio. Al acceder al interior se atravesaba otra doble columnata jónica hasta llegar a un patio cerrado donde se hallaba el altar de los sacrificios.

Las dimensiones originales del altar eran de 69 metros de longitud, 77 metros de anchura y 9.70 metros de altura. La parte que se conserva mide 36.44 metros de ancho por 34.30 metros de profundidad, y la escalera frontal tiene una anchura veinte metros.

a2

Descubierto en el año 1871 por el arquitecto alemán Carl Humann, el altar fue transportado y reconstruido en Berlín en el año 1886, en virtud de un acuerdo de 1879 entre Alemania y el Imperio otomano. 

a1

Desde entonces, el gran friso de esculturas puede contemplarse en el museo de Pérgamo, uno de los Museos Estatales de la Isla de los Museos de Berlín. El Estado turco reclama su restitución sin éxito desde hace unas décadas.

El treinta de septiembre de 2014 se cerraron casi todas sus salas para reformarlas. ​Se calcula que los trabajos de acondicionamiento se prolongarán aproximadamente cinco años. 

La datación del altar es motivo de controversia. Se sabe que fue construido durante el siglo II a. C., puesto que uno de los fragmentos de una dedicatoria tiene la inscripción “reina”. La palabra se refiere casi con seguridad a Apolónide, esposa de Atalo I y madre de Eumenes II y de Atalo II. 

f10

Puesto que no se conoce ningún epitafio común a Atalo I y a Apolónide, se supone que fue nombrada reina madre. De hecho, Eumenes II y Atalo II son denominados habituralmente los “hijos del rey Atalo y de la reina Apolónide”. El gran altar podría entonces datarse en una fecha posterior a 197 a. C, año de la muerte de Atalo I. 

A partir de varias piezas de cerámica encontradas en la cimentación, los expertos han estimado que la construcción se habría realizado hacia 168 o 166 a. C., fecha del fin de la guerra contra los gálatas. 

f9

Sin embargo, se admite por lo general que la decisión de iniciar el proyecto se sitúa al principio del reinado de Eumenes II, tras la paz de Apamea del año 188 a. C., periodo en el cual el reino de Pérgamo estaba en su máximo apogeo. 

Se ignora cuánto tiempo duraron los trabajos de construcción. Es probable que la Gigantomaquia fuese realizada en primer lugar, si se tiene en cuenta el perfecto acabado del trabajo. En lo que respecta al friso de Télefo, su inconclusión se explicaría sin duda por el final de la dinastía atálida, en el año 133 a. C.

Ya en la época de Atalo I se comenzó la remodelación de la acrópolis de Pérgamo. Con el paso del tiempo, a las edificaciones originales se añadieron el templo de Dioniso, un teatro dedicado en su nombre, un heroon, un ágora superior para la ciudad y el gran altar conocido actualmente como el altar de Pérgamo. También se construyeron varios palacios y una biblioteca en el santuario de Atenea.

El Teatro

f8

Tiene una capacidad de 10.000 espectadores. Tiene 69 peldaños que se extienden a lo largo de una inclinación con la altura de 38 m. La parte baja da a una gran terraza que fue en tiempos lejanos un lugar para pasear. 

Fue construido en el siglo III a. C y destaca por su gran inclinación donde su cávea es muy estrecha. Tiene una longitud de 246 metros y 16 de ancho. Fue reformado durante el mandato del emperador romana Caracalla.

LA BASILICA ROJA

f7

Fue levantada durante el principado de Adriano en honor del dios egipcio Serapis.. En los siglos IV y V d. C fue convertida en basílica bizantina y destruida por los árabes en el año 716.

f6

En el interior de la basílica consta de tres naves divididas por dos hileras de columnas. La principal finaliza en un ábside semicircular. En la actualidad, está situada una mezquita en unas de sus torres. A finales de septiembre del año 2013 se ha instalado en el interior de la basílica una gran estatua de la diosa egipcia con cabeza de león, Sekmet de casi nueve metros de altura. Esta imagen fue descubierta en el año 1930.

La parte que se mantiene en pie tiene un gran tamaño, originalmente pertenecía a un complejo mucho más grande, con paredes inmensas, que posiblemente hacían ver a otros cercanos como pequeños y no tan importantes.

Originalmente, el templo estaba recubierto de mármol y rodeado por una calle peatonal por donde pasaba una corriente de agua, que era utilizada para hacer baños rituales y limpiezas. A pesar de que en tiempos posteriores esta ciudad fue tomada por el Imperio Bizantino, ellos no destruyeron el templo, sino que construyeron la iglesia de San Juan Apóstol en su interior. En la actualidad, aún tienes la oportunidad de ver los canales por los que pasa el río Selinuse imaginarte la forma como lo hacía en el pasado. 

El Asclepion

Las ruinas del Asclepeion se encuentran a tres km y medio de la ciudad, hacia el oeste. Este edificio, consagrado al dios de la medicina, que era el dios Esculapio. Fue fundado por el poeta Arquias, en agradecimiento a los cuidados que había recibido en Epidauro (Grecia). En este lugar se reunían los eruditos en medicina. Fue también escuela de médicos. 

Galeno contribuyó en gran medida al engrandecimiento de este templo. Galeno había nacido en el año 131 d. C. muy cerca de este lugar. Estudió en Alejandría y fue médico de los gladiadores y más tarde del emperador romano Marco Aurelio Antonino, en el año 162. Estaba decorado con un bajorrelieve con las serpientes que simbolizan a Asclepios.

Entre sus pacientes se encontraban también emperadores romanos, Adriano, y Caracalla. Se accede a este edificio a través de la Vía Sacra, que lo unía con la Acrópolis. Tras acceder al recinto a través de la puerta monumental, nos encontramos con un patio, al lado del cual se halla la Biblioteca, de la que quedan cuatro columnas con el arquitrabe original.

El templo de Asclepios de forma circular, nos recuerda al Panteón romano, levantado veinte años antes. En el centro del complejo, tres piscinas y fuentes nos invitan al descanso y al placer. Una calle columnada queda en pie con diecisiete columnas y nos marca el camino hacia la Biblioteca y el teatro romano.

Pérgamo y el pergamino

El pergaminoya era utilizado en la escritura de libros en la antigüedad. Pero el papiro era mucho más popular pese a ser más frágil e incomodo para todo, desde el copista al lector. De este modo, se impone la lógica y el pergamino se posiciona como el principal soporte, mucho más duradero, con mayor calidad y facilidad de fabricación. 

El papiro proviene de una planta que crecía en las orillas del río Nilo, mientras que el pergamino se elabora con pieles de animales jóvenes, lo que la hace mucho menos dependiente y más accesible. Pérgamo se convierte en el principal fabricante, dando el nombre a este material.Los historiadores aseguran que la elección de pergamino fue completamente voluntaria y por el hecho de ser éste un material más acomodadizo y duradero.

Pelo de Ateneaf4

Restos de escultura de Pérgamo

La exposición del Museo Metropolitano de Nueva York contará con una amplia colección de esculturas de la época helenística. Entre ellas hay bustos de bronce, de terracota y de mármol. El de la imagen data del siglo II a. C. y forma parte de las reliquias que el museo de Pérgamo de Berlín ha cedido para la exhibición. 

Escultura de centauro

Las esculturas son una de las expresiones artísticas más representativas del helenismo. Durante los siglos III y II a.C, Pérgamo fue una de las ciudades más importantes en su producción. Generalmente la temática giraba sobre los guerreros, antiguos dioses griegos como Atenea o personajes de la mitología de la época. Este centauro de la imagen, que formará parte de la colección expuesta en el Museo Metropolitano de Nueva York, data del año 160 a. C. y pertenece al museo de Historia del Arte de Viena. 

Ornamento de pelo con la imagen de Atenea

f2

La colección sobre Pérgamo del Museo Metropolitano de Nueva York incluye joyas, accesorios y otros enseres encontrados en la antigua acrópolis y que datan de la época helenística. Este ornamento de oro para el pelo, en cuyo centro se puede ver esculpido el busto de Atenea, es original del siglo II a.C. Es propiedad del museo Benaki de Grecia

f3Templo de Trajano

f1Templo de Trajano

Pérgamo, una gran ciudad helénica en Turquía
Comentarios