sábado 27/11/21
CRÓNICA DE LA LIGA | JOSÉ LUIS EGIDO

Athletic y Español homenajean el fútbol

En medio de una España gélida y con los grandes frenados en sus goleadas, los equipos fuera del Olimpo se encargaron de demostrar que fuera del bipartidismo futbolístico también hay mucho fútbol. Testigos de ello fueron la Catedral, el Ciudad de Valencia y el Calderón.

Acostumbrados a la influencia de las campanas mediáticas de los dos titanes, comentaristas y aficionados no ven más allá de las narices de Barça y Madrid. Para contrarrestar ese efecto dos modestos como el Levante y el Racing empezaron un festival de fútbol de ataque. Empataron a uno, no hubo muchos goles porque para eso están las defensas y los porteros. Pero jugaron un partido sin especulaciones, al ataque, a tumba abierta, una delicia para los que tuvieron la suerte de estar en Valencia. Por si alguien no se ha fijado, el Levante sigue cuarto y estamos en la jornada 21.

Los dos equipos se entregaron para rendir culto a la Catedral del fútbol español

Menos especularon los leones de Bielsa y los estupendos jugadores de Pochetino. En un partido de ida y vuelta, que acabó 3-3 en el último suspiro, los dos equipos se entregaron para rendir culto a la Catedral del fútbol español, un santuario en el que solo se puede jugar a lo grande para mayor goce de los bilbainicos. Mientras Soldado parece que ha perdido su cañón Fernando Llorente sigue agrandando su figura para que Del Bosque no dude en llamarle para el europeo. Aunque su equipo no lo busca lo suficiente él siempre está dispuesto y así logró el empate a dos, de cabeza, naturalmente. Con las gradas hirviendo otro jugador, Javi Martinez, ya instalado en los altares, marcó el tercero del Bilbao y eso que jugaba de defensa. Pero si hay que quedarse con un gol, me quedo con el de Albín, el del 3-3, una bolea llena de rabia incontenible, un trallazo que acalló a la noble parroquia vasca, que casi rompe las columnas que sostienen el templo bilbaíno.

Después de la caída de Preciado los focos miraban al Molinón en un enfrentamiento norteño entre Sporting y Osasuna. Acabó en tablas, lo que no es poco ante los navarros, pero se hace escaso para los asturianos que no abandonan el penúltimo puesto. Peor le fue al Zaragoza que empezó ganando 1-0 y no fue capaz de consolidar el resultado ante los honrados jugadores del Rayo, agarrotados como están por el vértigo del casi seguro descenso. Lo aprovecharon los vallecanos, reforzados con Joel y Costa, para ganarles 1-2 y seguir pasito a pasito hacia la permanencia. ¿Estarán cobrando algún dinero de esos empresarios sin escrúpulos metidos a presidentes?

El Atleti consolida el conjunto

Otro escenario mágico para observar a los gladiadores fue el Calderón de la fría noche madrileña. La visita del granítico Valencia serviría para examinar la fiabilidad de los chicos de Simeone sabiendo que si no plantas cara los valencianistas te desgastan primero y te arrollan después. No fue el caso. Sabiendo que era una lucha sin cuartel los espartanos simeonistas no le perdieron la cara al enfrentamiento y en un choque vibrante, de casta y entrega, el Atleti consiguió cambiar la historia de los últimos partidos y logró llevar los ¡huy! a la portería de Alves que se encargó de evitar la derrota con la ayuda de Rami sacando un balón bajo los palos. Unos palos que repelieron otro zambobazo de Gabi. No ha tenido suerte el Atleti en sus dos enfrentamientos con el Valencia. En la ciudad levantina mereció empatar y perdió. Y en Madrid mereció ganar y empató. Me llama la atención las diferentes varas de medir que tienen las gafas de ver de comentaristas y árbitros cuando de juzgar al Atleti se trata. Albelda se hartó de hacer faltas hasta ver la amarilla. Miranda la vio a la primera. Comentaristas que alaban el empate del Bilbao en su casa califican de “frenazo” el empate del Atleti en su ascensión simeónica. Cosas…De todas formas la historia ha cambiado radicalmente para los atléticos. Antes los sustos de los últimos minutos eran en la portería atlética. Simeone los ha llevado a la portería contraria. Ah, y llevan cinco partidos sin recibir un gol. ¡Milagro!

Puyol y Sergio Ramos baluartes de sus equipos

Dicen los entendidos que los equipos grandes deben tener un ligero bache en Febrero-Marzo para afrontar el tramo final de la Champions y la Liga con garantías de éxito. Puede que así sea. Ni Barça ni Madrid golearon esta vez aunque solucionaron sus partidos con solvencia. Eso sí desde circunstancias muy diferentes. El Barça agobiado por la desventaja de siete puntos, la escasa plantilla y la tortura de las lesiones, lo que no impidió que Guardiola mantuviera sus ideas y saliera con cuatro canteranos delante. Iba ganando 2-0 ante la Real Sociedad quien consciente de las limitaciones que este año tienen los de Guardiola apretó y llevó la incertidumbre al Camp Nou después del 2-1. Si tuviera que destacar algo me quedo con dos jugadas del “joven” Puyol plenas de rabia, de fuerza y de juego. Como diciendo: cuando fallan otros aquí estoy yo. Un lujo para su equipo y para la Selección.

No fue el caso de los madridistas en el derbi contra el Getafe. Resolvieron el partido con tranquilidad, con oficio, conscientes de su superioridad. A los azulones no les salió el partido perfecto, como cuando ganaron al Barça, y estuvieron espesos. A pesar de todo sólo perdieron por 0-1 en una jugada a balón parado con gol de cabeza de Ramos, quien si no, espléndido, lleno de potencia y de técnica. Estoy viendo la sonrisa de Del Bosque observando el buen momento de Llorente, Puyol y Ramos. Pero como este año siempre ocurre algo en el Madrid para estropear la grandeur florentiniana allá que te fue Pepe para dar un manotazo en el área, claro penalti no señalado, y convertirse en un gran actor teatralizando que el balón le había dado en la cara. Sin volver al pisotón a Messi, llevo escribiendo en varias crónicas que si la directiva madridista no ataja esos comportamientos le acabará acarreando serios problemas. Ellos verán. En fin…lo dejo aquí. Señoras, señores, amen la vida, amen el fútbol porque hoy ha vuelto a amanecer…que es lo importante. Y no se olviden de aplaudir al Mirandés.

Athletic y Español homenajean el fútbol
Comentarios