jueves 19.09.2019
DEBATE DE INVESTIDURA

Sánchez, implacable con Iglesias tras la constatación del fracaso

Sánchez, implacable con Iglesias tras la constatación del fracaso

Durísimas palabras la pronunciadas por Pedro Sánchez en la última sesión del debate de investidura. En su intervención en la tribuna del Congreso de los Diputados, el candidato a la presidencia ha apelado de forma directa al líder de Podemos para culparle del fracaso para alcanzar un acuerdo de gobierno. Alrededor de 20 minutos cargados de críticas ante un Pablo Iglesias con semblante muy serio que desde su escaño negaba con la cabeza las afirmaciones que hacía el socialista arropado por una bancada totalmente volcada en pie y con aplausos.

Constatado el “bloqueo parlamentario” a su investidura, Sánchez ha “lamentado” no poder haber cerrado un acuerdo con el que todavía califica como “socio preferente”. En su opinión, “entre fuerzas de izquierda, la investidura debería haber estado garantizada desde el primer momento”, en la que ha calificado como “histórica oportunidad” para la constitución de un gobierno de coalición en democracia.

“Entre fuerzas de izquierda, la investidura debería haber estado garantizada desde el primer momento”

El candidato socialista explica lo que, a su juicio, ha sido la razón de esta falta de entendimiento, cuando advirtió, al inicio de las conversaciones, que “el programa de gobierno era una cuestión secundaria señor Iglesias”. Sánchez ha relatado las ofertas que ha ido haciendo a Unidas Podemos, la última el fin de semana pasado con una propuesta de gobierno de coalición “basado en una negociación integral”, ha dicho.

El problema “nunca fue el programa”, sino “los ministerios", ha asegurado recordando lo que el propio Iglesias dijo desde la tribuna de oradores el lunes de que “no se iba a dejar humillar” por las propuestas del PSOE. “Quería entrar en el Gobierno para controlarnos, nos dimos cuenta que quería controlar el gobierno”, ha dicho Sánchez que ha destacado que lo que está pidiendo Unidas Podemos supondría controlar el 80% del gasto social del Ejecutivo.

“Quería entrar en el Gobierno para controlarnos, nos dimos cuenta que quería controlar el gobierno”

Sánchez ha lamentado que Unidas Podemos haya rechazado la oferta de una vicepresidencia y tres ministerios de “hondo contenido social” y se ha jactado que desde el PSOE “siempre hemos demostrado una noble voluntad de acuerdo”. En este punto ha afirmado taxativo que no ha habido humillación, sino una propuesta “razonable, respetuosa, correcta y sensata” porque “nunca antes se había ido tan lejos entre dos fuerzas de izquierda”.

El candidato socialista dice aspirar a presidir el gobierno “pero no a cualquier precio ni cualquier gobierno”, ha dicho, sino para formar un gobierno “coherente y cohesionado” y “no dos gobiernos en un gobierno señor Iglesias”.

“¿De qué sirve una izquierda que pierde incluso cuando gana?”

También ha reprochado al secretario general de Podemos que le vaticinara el lunes que “nunca sería presidente” a lo que ha respondido que entre la presidencia del gobierno y sus “principios” y “convicciones” se decidía por estos últimos, unas palabras que han hecho levantarse a sus compañeros de grupos con un cerrado aplauso.

Sánchez ha avisado a Iglesias que “gobernar es pisar tierra firme” y se ha preguntado: “¿De qué sirve una izquierda que pierde incluso cuando gana?”. Por último, ha afeado el gesto de que Unidas Podemos una su voto a la derecha después de que ya lo hiciera en 2016: “¿Va a volver hacerlo señor iglesias?”, le ha preguntado.

Sánchez, implacable con Iglesias tras la constatación del fracaso
Comentarios