viernes 19.07.2019
ECONOMÍA

La nueva criptomoneda libra, ¿fin del estado-nación?

La nueva criptomoneda libra, ¿fin del estado-nación?

Paco Cantero | Días pasados, Facebook anunció el lanzamiento en el próximo año 2020, de una nueva criptomoneda llamada Libra, respaldada por gran cantidad de compañías financieras y tecnológicas como Visa, Spotify, eBay, Paypal y Uber que, con una base de usuarios de 2.400 millones de personas en el mundo, intentan presionar a los países y bancos centrales para que cooperen con su reinvención del nuevo sistema financiero mundial.

Todos sabemos que Facebook es una red social, supuestamente creada por Mark Zuckerberg en 2004, que trata de otorgar a su compañía más poder político a escala global, a pesar de los peligros que potencialmente tiene para la sociedad en general, pues eso significaría convertir a Facebook en una nación virtual.

Teniendo en cuenta los precedentes de Facebook en modo irresponsable de comportamiento respecto a sus prácticas de privacidad y publicidad dirigida, las personas deben conocer quién está reconfigurando el mundo y si lo hacen en interés de la humanidad, o solo buscan beneficiar a la nueva clase de ejecutivos de la élite tecnológica.

Creemos que la humanidad necesita un liderazgo ético y tiempo para reflexionar sobre las posibles repercusiones del rápido cambio tecnológico que se avecina

En ATTAC trabajamos por un nuevo ecosistema financiero, pero desde la creación del dinero que no esté vinculado a la generación sistemática de deuda, teniendo en cuenta, sobre todo, la utilización de este dinero en un nuevo sistema macroeconómico del siglo XXI. Además, somos conscientes de que la puesta en marcha de cualquier nuevo sistema financiero, precisa medidas viables para neutralizar el inmenso volumen de deuda impagable que hoy existe, y que es uno de los factores de desestabilización que soportamos. 

Nuestra organización siempre ha defendido que el control de las finanzas debería hacerlo la ciudadanía y por eso, veíamos con esperanza el concepto de criptomoneda como la tecnología que nos permitiría democratizar el dinero, pero, sin embargo, observamos con profunda preocupación como las élites económicas se han hecho con el control de esta tecnología para tener mayor poder del que ahora tienen, a la vez que nos tememos que su nuevo modelo lleve implícito un mayor control por lo que llevamos 20 años luchando, la libertad y la dignidad de todas las personas.

Haciendo un análisis técnico de lo publicado en su informe de presentación, podemos concluir que Libra se presenta, teóricamente, como una moneda de baja volatilidad al estar anclado su valor a una cesta de fondos y depósitos en bancos centrales, es decir, basados en moneda fiduciaria, lo que tampoco nos da mucha garantía. Carece por completo de una política monetaria, lo que significa que su regulación estará condicionada por la cantidad de libras que los usuarios mantengan en circulación.

Todo nos lleva a concluir que el mundo va a cambiar más deprisa de lo que se pensaba. El nuevo modelo ya se prepara para su implantación en pocos años, y quizás Libra sea una avanzadilla de lo que nos intentan imponer

Todo su desarrollo también está basado en Blockchain (cadena de boques), pero no son nodos públicos como la mayoría de las criptomonedas actuales; son privados, pues cada nodo deberá ser previamente admitido y aportar valores por importe de 10 millones de dólares, lo que la convierte en una red totalmente privada y cerrada, todo lo contrario del espíritu de los inicios de esta tecnología.

Al final, todo nos lleva a concluir que el mundo va a cambiar más deprisa de lo que se pensaba. El nuevo modelo ya se prepara para su implantación en pocos años, y quizás Libra sea una avanzadilla de lo que nos intentan imponer. Vemos como el concepto de Estado se va diluyendo. Sin gobiernos nacionales elegidos democráticamente por la ciudadanía, corremos el peligro de llegar a lo que el profesor Sheldon S. Wolin denominó Totalitarismo Invertido, pero en su versión tecnológica, es decir, estar gobernados por las Corporaciones que impondrán sus leyes por encima de la legislación nacional. Es por eso por lo que en nuestra organización cuestionamos esta propuesta por la amenaza que supone para las democracias de todo el mundo

Creemos que la humanidad necesita un liderazgo ético y tiempo para reflexionar sobre las posibles repercusiones del rápido cambio tecnológico que se avecina, pues como dice la filósofa Marina Garcés: “No basta con tener acceso al conocimiento disponible de nuestro tiempo, el que nos proporciona la nueva tecnología, sino que lo importante es que podamos relacionarnos con él, de manera que contribuya a transformarnos nosotros y hacer mejor nuestro mundo”.


Paco Cantero | Coordinador del Observatorio de Futuro Alternativo de ATTAC-Madrid

Comentarios