domingo. 26.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Este primero de mayo la Confederación Sindical Internacional (CSI), el mayor movimiento social a nivel mundial hace un llamamiento a defender la democracia en el mundo. En la actualidad, la democracia está siendo atacada en todas partes, aumentan los regímenes autoritarios y totalitarios, que no respetan los derechos humanos, que ejercen la represión sobre la ciudadanía y suprimen las libertades, como la prohibición de los derechos sindicales. La polarización de los procesos políticos pone en riesgo a las democracias establecidas, y los extremistas, con el apoyo de poderes facticos, utilizan los medios de comunicación y las plataformas digitales para desinformar y difundir discursos políticos de extrema derecha. La CSI con la campaña por la Democracia se orienta a movilizar a los sindicatos a todos los niveles para frenar los intentos cada vez más alarmantes para socavar la democracia y la ofensiva contra los derechos de los trabajadores.

CCOO y UGT hacen un llamamiento a la movilización de la ciudadanía de nuestro país para preservar y regenerar la democracia

El Día Internacional Trabajo fue instituido por el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional (París,1889) como homenaje a los Mártires de Chicago que fueron ejecutados en Estados Unidos. Este horrendo crimen fue un intento desesperado de frenar el potente movimiento huelguístico, que se inició el 1 de mayo de 1886, y que logró conquistar la jornada laboral de 8 horas diarias. Desde entonces el Primero de Mayo se celebra a nivel mundial como un día de lucha por los derechos de la clase trabajadora y por la paz, la solidaridad y la democracia de los pueblos. 

Las luchas del movimiento obrero en la mayoría de los países consiguieron importantes conquistas beneficiosas para las personas trabajadoras, inicialmente mejorando las condiciones de trabajo, como: las subidas salariales, la limitación de la jornada laboral, la prohibición del trabajo infantil, leyes que garantizaran la seguridad en las fábricas y el seguro de accidentes de trabajo o la legalización de las organizaciones obreras. Más recientemente con el Estado del bienestar: los servicios públicos, las políticas de igualdad, la seguridad social, las políticas de empleo, el seguro de desempleo, junto con el reconocimiento de los derechos fundamentales de libertad sindical, el derecho de huelga y la negociación colectiva. 

En España se arrastra una ofensiva de desestabilización política puesta en marcha por la derecha y la extrema derecha española desde que en 2018 la mayoría parlamentaria respaldó la moción de censura a Mariano Rajoy por la corrupción del PP y por la victoria electoral en 2019 de la izquierda. El Gobierno progresista, ante la pandemia del coronavirus y las crisis derivadas de la guerra en Ucrania y más recientemente en Gaza, ha levantado “un escudo social” para amortiguar los efectos de la crisis en las empresas, los trabajadores asalariados y autónomos. Se ha impulsado la recuperación económica, la creación del empleo, se ha subido el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y se garantiza el poder adquisitivo de las pensiones.

Existe una diferencia abismal entre estas políticas progresistas y las que aplicó el Gobierno del PP, a partir de 2012, durante la crisis financiera internacional y el estallido de la burbuja inmobiliaria en nuestro país con recortes de los derechos laborales y de pensiones. Ante las políticas de progreso, la respuesta del PP y Vox no es otra que no aceptar los resultados electorales de 2023, cuestionar la democracia y acosar y señalar a militantes y representantes progresistas. En las movilizaciones desarrolladas contra la ley de amnistía la característica ha sido los insultos al presidente del Gobierno, la acusación al Gobierno de dar un golpe de Estado y calificar a nuestro país como una dictadura, algo que es completamente inadmisible pues el Gobierno progresista y el presidente del Gobierno son plenamente legítimos y legales, ya que están avalados por la mayoría expresada en las urnas.

Las políticas del odio, las calumnias y las falsedades lanzadas desde la derecha y la extrema derecha son acompañadas por campañas mediáticas y, en ocasiones, con actuaciones judiciales que han afectado a varias personas representativas de las izquierdas. El presidente del Gobierno progresista, Pedro Sánchez, anunció un periodo de reflexión a través de una carta a la ciudadanía en la que se cuestionaba si seguir al frente del Gobierno ante la estrategia de acoso y derribo que viene sufriendo junto a su familia. El presidente adopto esta decisión tras conocerse que un juzgado había admitido a trámite una denuncia contra su esposa, presentada por la asociación ultraderechista Manos Limpias, sobre informaciones periodísticas sin contrastar.

CCOO y UGT convocan para este Primero de mayo ochenta y dos manifestaciones por toda España con el lema ‘Por el pleno empleo: reducir jornada, mejorar salarios’ y hacen un llamamiento a la movilización de la ciudadanía de nuestro país para preservar y regenerar la democracia. Ese componente democrático asume este año una máxima relevancia, UGT y CCOO se han implicado en el amplio movimiento político, social y cultural en apoyo y solidaridad con Pedro Sánchez, tanto sobre su futuro político al frente del Gobierno como en demanda de la preservación de la coalición progresista. El presidente del Gobierno se ha reafirmado en su compromiso con el país y ha instado reforzar la dignidad en la política a escala mundial ante los intentos de la ultraderecha de socavar la democracia. 

Primero de mayo por la democracia