miércoles. 17.07.2024
podemos_belarra
Ione Belarra en una imagen de archivo.

CARTA DE IONE BELARRA A LA MILITANCIA DE PODEMOS

Querida compañera de Podemos, querido compañero:

En estos días en los que hemos podido constatar la expulsión definitiva de Podemos del Gobierno por parte de Pedro Sánchez, con la indispensable colaboración de Yolanda Díaz, quiero dirigirme a ti para dar cuenta de lo ocurrido en los últimos meses y pedirte que nos sigas acompañando con tu inteligencia y tu fuerza en el difícil pero también importante y necesario camino que se abre a partir de ahora.

Lo ocurrido en estos últimos días no es sino la confirmación final de una estrategia determinada y mantenida en el tiempo por parte del PSOE y Sumar que tiene como objetivo evidente la sustitución de Podemos por otra fuerza política que pueda representar simbólicamente a la "izquierda" pero que acepte la subordinación al PSOE y la concertación con los poderes económicos y mediáticos, es decir, que sea, a diferencia de Podemos, servil ante los poderes fácticos que sostenían y aún sostienen al régimen bipartidista, y por lo tanto funcional a sus intereses.

Los primeros pasos en esta estrategia fueron, como bien sabes, la impugnación por parte de Yolanda Díaz de todos los elementos de praxis política de Podemos nada más alcanzar la dirección del espacio y su decisión no de ampliar Unidas Podemos, que era lo que se esperaba de ella, sino construir un nuevo partido político unipersonal llamado Sumar, eliminando así el espacio político que había conseguido por primera vez en 80 años romper la cláusula de exclusión histórica que impedía a la izquierda transformadora acceder al Gobierno. Después vino su imposición de la candidata de IU en Andalucía, su renuncia a hacer campaña por UP en las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo de 2023 para así, gracias a un mal resultado del espacio, tener más poder negociador de cara a las papeletas de las elecciones del 23 de julio, su veto a Irene Montero en esa negociación y su imposición a Podemos de un acuerdo que ninguna otra fuerza política habría aceptado, la exclusión de Podemos de la negociación con el PSOE una vez que las elecciones del 23J arrojaron un resultado que hacía imposible a las derechas gobernar y, finalmente, en los últimos días, la expulsión definitiva del Gobierno de la única fuerza política que peleó en 2019 para que el gobierno de coalición pudiera existir.

Sé perfectamente que todos estos acontecimientos han sido muy duros y muy difíciles de vivir para las y los militantes de Podemos y te quiero confesar que también han sido enormemente difíciles para mí como secretaria general. Desde que asumí esa tarea que vivo como el mayor honor que una persona puede recibir, he trabajado día y noche, todos los días del año, con dos objetivos que para mí son fundamentales y que, de hecho, creo firmemente que están tan ligados que son el mismo: el objetivo de construir un país más justo para todas y para todos y el objetivo de garantizar la continuidad y el crecimiento del único proyecto político que, a mi juicio, tiene alguna posibilidad de conseguir ese horizonte para los pueblos y las gentes de España.

Ese doble objetivo, que en el fondo es el mismo, es el que ha guiado todas y cada una de mis decisiones a lo largo de estos años y te quiero agradecer de todo corazón que me hayas acompañado, a mí y a toda la dirección de Podemos, en esta difícil travesía. Si hoy estamos empezando a poder recuperar nuestra autonomía política y nuestra capacidad política es porque decenas de miles de militantes valiosas os habéis mantenido firmes ante los ataques, las injusticias y las adversidades. Fue difícil aceptar un acuerdo electoral enormemente injusto en las elecciones generales del 23 de julio, fue difícil apoyar la investidura de Pedro Sánchez cuando el PSOE y Sumar nos habían despreciado como interlocutores políticos a pesar de que Sánchez no sería presidente ni Díaz sería lo que es si no fuera por Podemos, y ha sido, finalmente, muy difícil contemplar la expulsión de Irene Montero y de Podemos de un Gobierno que no existiría sin esta fuerza política. Todo esto ha sido muy difícil, pero habría sido imposible sin ti. Todas las decisiones que hemos tomado han respondido a la doble responsabilidad, que en el fondo es la misma, con nuestro país y con nuestro proyecto político. Y en todas esas decisiones nos has acompañado con valentía, con la mirada larga y con el corazón en su sitio.

Una vez desactivada la posibilidad de una repetición electoral inmediata que pudiese desembocar en un gobierno de extrema derecha y una vez consumada la expulsión de Podemos del ejecutivo para formar, así, un gobierno en el que solamente manda Pedro Sánchez y que, por tanto, tiene sus capacidades de transformación completamente comprometidas, entramos en un nuevo escenario en el cual las cosas son distintas.

Hace unas semanas, como conclusión de un gran proceso participativo aprobamos nuestra nueva hoja de ruta en la cual se establece nuestra completa autonomía política y la búsqueda de acuerdos electorales, solamente cuando estos sean útiles y siempre que las listas se conformen democráticamente mediante primarias y sin vetos. En el nuevo escenario, esa autonomía de Podemos va a ser la herramienta fundamental para que podamos forzar a que haya algunos avances sociales en esta legislatura a pesar de la nula voluntad transformadora del gobierno PSOE-Sumar, y esa autonomía va a ser también la semilla en torno a la cual construir una nueva acumulación democrática de fuerzas que garantice no solamente la continuidad de Podemos sino también su crecimiento, como única manera de volver a recuperar el horizonte transformador en nuestro país.

Ha sido una noche larga, pero está empezando ya a amanecer. Han querido acabar con nosotros pero no han podido y lo único que han conseguido es hacernos más fuertes. Pienso de todo corazón no solamente que es indispensable un proyecto político que no pide dinero a los bancos, que cuida a las suyas y no las deja caer ante los ataques reaccionarios, que no se pone de perfil en los temas difíciles, que dice la puñetera verdad aunque sea duro decirla y que mira a los ojos a los poderosos porque sabe que es la única manera de conseguir avances para la gente trabajadora. Además de indispensable, creo que es posible y que todo lo que nos dicen que no se puede tan solo está un poco más adelante en el camino.

Ya hemos demostrado que es posible gobernar y es posible transformar. Cuando Podemos gobierna algunas cosas que parecían impensables, se logran. Ese es nuestro mayor patrimonio político. Nos echan del gobierno precisamente por ello, por haber demostrado que se puede ir más allá, y al coste de comprometer las posibilidades de transformación de nuestro país.

Quiero pedirte que recuerdes que las cosas para Podemos nunca han sido fáciles. Pero en estos diez años también hemos aprendido  que decir ‘sí se puede’ no es sólo una consigna, es el resultado de nuestro esfuerzo cuando peleamos juntas.

El PSOE quiere volver a los tiempos del bipartidismo, cuando eran la única opción frente a las derechas. Nosotras ya sabemos que no lo son.

Y, de hecho, para parar la ofensiva reaccionaria, no sólo debemos mantener lo conseguido, es imprescindible avanzar en derechos. Y para eso España necesita a la izquierda transformadora, nuestro país necesita a Podemos. Por ello, desde este momento nos ponemos a trabajar para recuperar un gobierno en el que no sólo mande Sánchez y para que transformar este país sea la máxima prioridad del bloque democrático.

Si vosotras y vosotros estáis aquí, nosotras también estaremos. La esperanza no es que las cosas salgan siempre bien, sino saber que se pueden conseguir si lo seguimos intentando en los momentos más difíciles.

Pienso de todo corazón que lo mejor está por llegar porque sé que vamos a poder seguir contando contigo.

Ayer, hoy y mañana, sí se puede.

Ione Belarra


Carta de Ione Belarra a la militancia de Podemos