Nuevatribuna

Ultraderechistas y neonazis

En España, todavía se levantan voces contra el nuevo fascismo, justo después de conocer la detención de los principales responsables del grupo extremista heleno...

“La Fiscalía del Tribunal Supremo ha abierto diligencias informativas preprocesales (…) para decidir si promueve la ilegalización del partido ultraderechista Alianza Nacional”, informaba El País en su edición del miércoles 2 de octubre. Y aseguraba que así se lo había comunicado “al portavoz de Justicia de Izquierda Plural, Gaspar Llamazares”, quien había asegurado que los partidos neonazis españoles son muy parecidos “a la formación griega Amanecer Dorado, cuya cúpula acaba de ser detenida”. Interesante: en España, todavía se levantan voces contra el nuevo fascismo, justo después de conocer la detención de los principales responsables del grupo extremista heleno. El Mundo, ese mismo día, añadía que “un informe de los servicios secretos griegos (EYP) filtrado ayer a la prensa le ha descrito como un padrino de la mafia y organizador de varias redes de extorsión que podrían incluir el cobro de comisiones y la dotación de protección. También le relacionan con las redes de prostitución de la zona. Ha sido oficialmente acusado de delitos como asesinato, asalto, chantaje, y lavado de dinero, entre otras”. Se refería a uno de los responsables de Amanecer Dorado…

Por su parte, Marcos Sueiro, en el mismo medio, se hacía eco, el día 7, de la explosión de “un artefacto a las 04:00 horas de este lunes” que “ha sorprendido a los vecinos del pequeño pueblo ouensano de Beade. La onda expansiva ha causado importantes daños materiales pero no ha producido víctimas. Sin embargo, la detonación ha causado alarma entre los vecinos que, según el alcalde, Senén Pousa, se han asustado y están preocupados. La particularidad de este municipio es que está gobernado por un alcalde del PP que no duda en proclamarse franquista y cuyo despacho está repleto de signos visibles de exaltación de la dictadura del general Franco”, apostilla. ¿Tiene, este hecho, relación con el impulso del que han disfrutado la ultraderecha en España y los grupos neonazis en otros países europeos durante los últimos meses? Para empezar, y según elpais.com el mismo 7 de octubre, el alcalde, tras haberse negado a dimitir por defender al franquismo desde el despacho oficial, aseguró: “Mis ideas no me las quita nadie ni con estas bombas”.

Bien claro… Y no es menos evidente el sentir de abc.es cuando el día de marras cita a la agencia EFE para recordar que “el portavoz del Partido Popular, Jaime Castiñeira, confirmó que su grupo presentará” una “proposición de urgencia en el pleno de Lugo para expresar” una condena unánime por parte de la Corporación municipal al ataque de esta madrugada en el Ayuntamiento de Beade, “una sesión en la que el BNG también pedirá que se censure la dictadura franquista”. Y ¿qué se cuece sobre las detenciones de miembros de Amanecer Dorado el día 9? Alejandra Luque, en andaluces.es: “Interior considera que apoyar a Amanecer Dorado entra dentro de la libertad de expresión (…). La Subdelegación del Gobierno en Málaga autorizó una concentración para homenajear al partido de ultraderecha griego, cuyo líder fue arrestado el pasado 28 de septiembre acusado de pertenecer a una organización criminal”.

Ese mismo día, en lamarea.com: “Pasan pocos minutos de las 12:00 horas. La Reial Senyera ha descendido del balcón del Ayuntamiento y comienza su peregrinaje por las calles de Valencia. Es la procesión cívica con motivo del Día del País Valenciano, el momento de mayor exaltación regionalista del año (…). Pero este año ha sido distinto, la ultra derecha europea se ha colado en los actos del Nou d’Octubre (…). Al poco de iniciarse la marcha, han desplegado una nueva pancarta pidiendo la libertad 'a los presos políticos griegos'. En ese momento han alzado los brazos y han comenzado los vivas a Amanecer Dorado y la petición de 'amnistía' para los miembros de ese partido, en la cárcel por integración en banda criminal (…). A lo largo de todo el recorrido de la marcha han sido constantes las proclamas fascistas, los gritos de '¡Cara al sol se vive mejor!' y las llamadas a la 'unidad nacional' y a la 'revolución en toda Europa, siguiendo la estela de Grecia'.

Viacrucis del pacifismo

En abril, Rafael Narbona ya se hizo eco del problema de la violencia y de los problemas del pacifismo. El texto, titulado 'El riesgo de pensar y las trampas del pacifismo' y publicado en LQSomos.org, incluía estas reflexiones: “Aborrezco la violencia gratuita, pero nunca he condenado ni condenaré el derecho de resistencia. En el Estado español, ya hay tres millones de personas en una situación de pobreza extrema y el 21’8% de la población vive en la pobreza relativa. No es algo pasajero. La política de austeridad convertirá esta miseria en un problema crónico, pues los recortes sociales impedirán que las víctimas –en muchas ocasiones, niños- puedan salir algún día del círculo de la exclusión hacia el que ya se encaminan”.

Hace ya medio año, Narbona estaba convencido de la importancia de perseguir cualquier tipo de violencia con los mismos medios: “Miguel Ángel Blanco murió por culpa de la crispación desatada por la política de dispersión penitenciaria. Se le convirtió en un héroe para ocultar la dimensión política del conflicto vasco. Los partidos mayoritarios y los grandes medios de comunicación organizaron un circo mediático. Lamento profundamente la muerte del concejal popular. Me parece un crimen injustificable, pero no entiendo por qué los suicidios impulsados por el desempleo o los desahucios no producen un efecto similar. La explicación es muy sencilla. Nadie quiere encender la justificada ira de una sociedad cada vez más humillada y maltratada”.

Precisamente en LQsomos.org, el 7 de octubre Ricardo Molero Simarro recordaba que el “progreso técnico es una consecuencia del intento de los capitalistas de compensar el crecimiento de los salarios reales a través de la mejora de la productividad laboral. Por lo tanto, las políticas de ajuste salarial tendrán como efecto una ralentización de las tasas de progreso técnico”.