lunes 26.08.2019

Siete apellidos andaluces… en Gibraltar

¡Gibraltar español, Gibraltar español, Gibraltar español!
Oeee, Oeee, Oeee…


Los británicos llevan consigo la penitencia de ser el único país europeo que mantiene una colonia en Europa. Del mismo modo que España mantiene desde Perejil a Chafarinas; de Ceuta a Melilla

Gritan entusiasmados y al unísono el Partido Popular, Ciudadanos y Vox, entre regueros de espuma bucal, en la creencia de que por fin han encontrado el auténtico Talón de Aquiles ante la opinión pública, que debilite y derribe el gobierno socio-podemita de Sánchez, rehen de golpistas con aspiraciones secesionistas. Es tal la euforia nacionalista, que incluso el escapista Puigdemont estaría pensando cambiar su renting-palacio de Waterloo al Peñón de Gibraltar, eso sí, libre de impuestos, que para eso viviría en un Paraíso Fiscal… Al tiempo, el exPresident, se pondría a disposición de su majestad la Reina Isabel II, en defensa de la soberanía británica de la Roca. Incluso podría abrir una embajada catalana en el Peñón.

El BREXIT está mostrando aristas que no se visualizaban en el horizonte. El borrador de acuerdo que la Señora May intenta defender en Westminster está lleno de vaguedades, dobles filos y argumentarios que no superarían un Grado Elemental. El próximo domingo, se reúnen en Bruselas los mandatarios europeos para darle carta de naturaleza al texto y así intentar sacar del marasmo en el que se encuentran los negociadores. Lo cierto es que el frágil y tambaleante Jean-Claude Juncker está poniendo de manifiesto su escasa habilidad en el arte de negociar a varias bandas. Lo suyo no es el billar, más bien tiene aspecto de sumiller en horas bajas

Llegados a este extremo, resulta ser que el Gobierno español ha manifestado su tajante negativa a respaldar un borrador en el que se ningunea al Estado Español de manera obscena, por parte de la UE y GB… Ni una línea se manifiesta con respecto a los intereses estratégicos de España, con respecto al Peñón.

En conversaciones directas entre May y Sánchez, sólo les faltó nombrar padrinos y citarse en duelo, al amanecer.

El Presidente Sánchez se ha puesto en posición de firmes, por una vez y sin que sirva de precedente, y ha advertido a los socios comunitarios que utilizará la capacidad de VETO e impedir que se selle un pre acuerdo, sin incluir aspectos que tengan en cuenta la opinión de Madrid… Hasta ahora, ni una línea.

Mis May aprovechando que el Pisuerga no pasa por Gibraltar, se vistió de dama de Hierro y cual Malvinas, juramentó ante los comunes que “Jamás abandonaría a los llanitos”.

Un ejercicio de puro consumo interno, un auténtico paripé, con la Union Flag al aire y Lord Nelson abandonando Trafalgar Square. Estos ingleses viven en un acomplejado recuerdo de aquellos tiempos del Imperio.

¿Quieren que les diga lo que opino?... bien, pues ahí va…

¡Me importa un bledo la soberanía del Peñón de Gibraltar! ¡Qué se lo regalo para ellos, hasta la última piedra de la Roca!¡ Qué no estoy dispuesto a que se derrame ni una gota de sangre, por parte de nadie, ni siquiera de los osados macacos roba turistas…!¡Qué si los llanitos prefieren Speak English, por mi, ningún problema -aunque para expresarlo nos digan: “que zí, quillo, ozú mi arma, que zomos ingleses de toa la vida…” (Con el gracejo de sus vecinos…)

No pretendo modificaciones de status quo, ni soberanías compartidas. Ni litigios provenientes del Tratado de Utrecht y mucho menos habiendo sido firmado un 13 de julio…”quita, quita…”

Ahora bien, le exijo al Gobierno Español que dé un golpe en la mesa de Bruselas y no permita que jueguen el bienestar de miles de trabajadores que dependen de que una línea fronteriza sólo sea imaginaria.

-Le exijo a Sánchez que luche por la libre circulación de personas que van a trabajar todos los días al Peñón de Gibraltar. Está en juego el modo de vida de miles de trabajadores.

-Le exijo a la Unión Europea que demande del Londres que Gibraltar deje de ser un Paraíso Fiscal, dónde miles de empresas y grandes fortunas esconden un patrimonio por el que deben tributar en el país de origen.

-Le exijo a Borrell que se ocupe más de lo tangible que de lo retórico. El que quiera matarse fumando, que se mate, pero sin el contrabando de tabaco, existente… Un 45% más barato que al otro lado del rubicón.

-Le exijo a la Señora May que si quiere BREXIT que se moje y alce el vuelo, compartiendo el aeropuerto de Gibraltar con el vecino, construido de manera ilegal, en base a aquel Tratado de 1713.

Seamos serios y no hagamos el ridículo reclamando peñones que son un arcaicismo en el siglo XXI. Patético testimonio en la historia contemporánea.

Los británicos llevan consigo la penitencia de ser el único país europeo que mantiene una colonia en Europa. Del mismo modo que España mantiene desde Perejil a Chafarinas; de Ceuta a Melilla. A fin y al cabo, todo este rebujato nos pone ante el espejo: No somos más que el reflejo de nuestras propias contradicciones.

-Además, que los que visiten Bruselas estos días, vestidos de mandatarios, deberían andar con mucha cautela…se cuenta, se rumorea que han visto por la calles de Bruselas, caminar agazapado entre sombras al Capitán Alatriste, incluso, dicen que acompañado de Francisco de Quevedo y Mucientes…

viggo

…y ya saben cómo se las gasta el Capitán Alatriste en cuestión de territorios…

Siete apellidos andaluces… en Gibraltar