2019: Quinto Centenario de la exploración española del Océano Pacífico (el "Lago español").
2019: Quinto Centenario de la exploración española del Océano Pacífico (el "Lago español").

Nada de ello se plantea respecto la fiesta nacional francesa del 14 de Julio, la toma de la Bastilla, y los subsiguientes "crímenes contra la humanidad", siguiendo la misma vara de medir de “Derecho penal internacional-ficción” de H.G. Wells.


¿De verdad no resulta demasiado insostenible toda esta absurda, gratuita, damnatio memoriae (“condena de la memoria” o “condena al olvido”) totalmente autodestructiva… para que luego corramos a celebrar en redes sociales el "14 de Julio"?

El Derecho penal internacional resulta aplicable desde el 30 de Enero de 1933 con la llegada de Hitler a la cancillería alemana ("Control Council Law 10") o, a lo sumo, desde 1923 y la intentona nazi del Putsch de Munich.

Demasiado para unos, demasiado poco para otros (como las víctimas armenias dentro del mismo siglo XX), así fue plasmado por los juicios de Núremberg. Indiscutido momento fundacional de toda esta nueva rama jurídica.

Vengo a recordar todo esto hoy, otro 12 de Octubre, a decir verdad ya ni sorprendido ante la auténtica moda de atacar dicha fecha en relación a afirmaciones y conceptos jurídicos como el de genocidio o lesa humanidad medio milenio posteriores al propio año 1492.

Por supuesto nada de ello se plantea, ni nunca se ha planteado, en relación a la igualmente fiesta nacional del "14 de Julio", fecha ésta indisolublemente ligada a la toma de la Bastilla en 1789 y a los que serían "crímenes contra la humanidad" e internacionales de todo tipo a partir de la Revolución Francesa. Siguiendo esa misma vara de medir de "Derecho penal internacional-ficción” de H.G. Wells y su “máquina del tiempo”, quiero decir.

Merece la pena repasarlos: persecución política de colectivos enteros desde el Estado (artículo 7.1.h del Estatuto de Roma), encarcelamientos en condiciones inhumanas (artículo 7.1.e), torturas (artículo 7.1.f) asesinatos selectivos y masacres (artículo 7.1. a).

Por no hablar de la subsiguiente "guerra de agresión" de Napoleón contra toda Europa (artículo 5.1.d del Estatuto) incluido contra nuestro propio país. Con un balance total de seis millones de muertos, al menos la mitad de los cuales civiles. E incluidas las ejecuciones extrajudiciales en masa del "3 de Mayo" contra la población de Madrid y, después, por toda nuestra geografía, incontables asesinatos indiscriminados.

Pero vayan a Francia a decirles que no conmemoren su "14 de Julio" porque, pretendidamente, conmemorarían todo ello.

O será que no me habré enterado de las protestas y críticas del pasado 14 de Julio de algunos de nuestros políticos contra tal conmemoración "genocida" e "imperialista" francesa… a diferencia de todas estas acciones contra el "12 de octubre” español.

"Qué injusta comparación", se podrá decir.

Y es cierto, tal comparación sería muy, muy, injusta. Yo mismo les doy toda la razón.

Porque en el caso francés la mayoría de tales "crímenes contra la humanidad" (de “Derecho penal internacional-ficción” de H.G. Wells) que se perpetraron a partir de la Revolución Francesa lo fueron con clara posterioridad –literalmente años, incluso décadas, después como en 1808– a la propia Declaración de Derechos del hombre y del ciudadano, de 26 de Agosto de 1789 de la propia Asamblea Nacional francesa.

Y, del mismo modo, habían comenzado a ser compilados ya, con anterioridad, los primeros reglamentos y ordenanzas de la guerra. Y se contaba ya con todo el previo corpus ilustrado y humanista de Montesquieu (1689-1755), Rousseau (1712-1788), Voltaire (1694-1778), Beccaria (1735-1794) o Kant (1724-1804).

Mientras que en el caso español todo ello fue entre dos y tres siglos anterior, y cuando un tal instrumento parlamentario de derechos universales y limitación del poder no era ni ficción jurídica. Dos siglos anterior incluso respecto del pionero "Bill of Rights" impuesto al príncipe Guillermo en 1689 (tampoco ahí "derechos humanos" universales, sino de los nacionales).

De un tal falseamiento estamos hablando aquí, por mucho que nos pueda gustar viajar con nuestra singular “máquina del tiempo (sectaria)”, al parecer únicamente funcional en los territorios de la monarquía hispánica.

Como si ésta hubiese salido del argumentario de la popular serie de Televisión "El Ministerio del Tiempo" donde se podía viajar en el tiempo, sí, pero únicamente dentro de los territorios históricamente españoles. El viaje en el tiempo fuera de España estaba vedado...

Aunque si tal resultase ser la extraña limitación “geográfica” para ese nuevo “Derecho penal internacional-ficción”, tampoco recuerdo que nada de ello haya sido suscitado nunca ante el Gobierno italiano, cuando fueron nuestros propios ancestros en la península ibérica los conquistados por el Imperio Romano. ¿"Genocidio romano" también, pues, y "crímenes de lesa humanidad” contra la población civil de Numancia u otros enclaves...?

¿De verdad no resulta demasiado insostenible toda esta absurda, gratuita, damnatio memoriae (“condena de la memoria” o “condena al olvido”) totalmente autodestructiva… para que luego corramos a celebrar en redes sociales el "14 de Julio"?

¿Miramos en twitter quiénes de los que hoy condenan una cosa, 12 de Octubre, han aplaudido o felicitado alguna vez la otra, el 14 de Julio? ¿En qué quedamos entonces?

Qué injustamente olvidados además precisamente en este 12 de Octubre –a punto de conmemorarse el 10 de Agosto de 2019 el quinto centenario del inicio de las exploraciones españolas del Océano Pacífico (“el lago español”)– tantos y tantos exploradores y marinos españoles que, literalmente, hicieron lo imposible con los limitados medios de la época, y muchos de los cuales jamás regresarían. En lo que hasta el propio Humboldt señalaría posteriormente como una deuda impagable de la entera humanidad.

Quizá incluso resulte que todos ellos, y muchas más cosas de nuestro extraordinario patrimonio colectivo, pudieran merecer un sólo día de memoria y homenaje por parte de todos, al igual que hace Francia entera, con altura de miras y respeto, cada 14 de Julio.