domingo 22.09.2019

Primero las personas

Tanto en Catalunya como en España se está descapitalizando y menguando la sanidad pública para engrosar la privada...

Los políticos catalanes deberían pensar más en sus conciudadanos que en las banderas. Si no lo hacen a corto plazo, los echarán a patadas y la ciudadanía será víctima de una importante frustración.

Es muy difícil entrar en los sentimientos de las personas de buena fe pero los políticos ambiciosos y manipuladores son fáciles de detectar.

Para aquellas personas con trabajo, con respaldo económico e incluso social es muy fácil hablar de sueños, de situaciones ideales, de banderas exaltantes pero no es lo mismo para la persona que está en paro, para el jubilado, para el que necesita que le atiendan en la sanidad pública ni para el que ha optado o no tiene más remedio que llevar a sus hijos a un colegio público.

El gobierno catalán o sea la derecha de esa nación al igual que el gobierno español, la derecha española, tiene un objetivo y aunque sus banderas sean distintas, sus aspiraciones económicas son las mismas. Quieren convertirnos a todos los ciudadanos en mercancías y ponernos a todos un precio, a costa de hacernos perder derechos que creímos que habían llegado para quedarse.

Tanto en Catalunya como en España se está descapitalizando y menguando la sanidad pública para engrosar la privada. Lo mismo ocurre con la educación. Ya sea en la meseta o a orillas del mediterráneo se incentivan los planes de pensiones privados con la alarma de que no se sabe lo que va a ocurrir en el futuro.

En ambos lugares el paro ha llegado a límites insoportables, con ciudadanos empobrecidos o pobres de solemnidad, con niños que dependen de los comedores de los colegios, con hijos que vuelven al hogar de sus padres para compartir la pensión de jubilación y en el mejor de los casos ¡la apoteosis!:  Conseguir que un miembro de la familia consiga un trabajo temporal en el cual ya no existen todos los derechos conseguidos por los trabajadores en los últimos 30 años.

La sociedad catalana igual que la española o la manchega está sufriendo en sus carnes las consecuencias no tanto de la crisis económica sino de las políticas que se han puesto en marcha. Había otras formas de salir de la crisis, otros presupuestos que recortar que no fuesen la sanidad, la educación,  las pensiones o las becas.

Si todavía no conocen los datos se los daré al final del comentario, pero lo que ya es evidente es que las aseguradoras privadas están encantadas cubriendo la sanidad de las personas, los colegios concertados y privados se frotan las manos y los bancos y sus planes de pensiones tres cuartos de lo mismo.

Unicef afirma que en España hay 2´3 millones de niños en riesgo de pobreza infantil. En Catalunya, unos 400.000.

Mientras tanto las ONG´s que hace unos años centraban sus esfuerzos en ayudar a otros países que estaban en peor estado que nosotros, ahora trabajan en nuestros barrios, los Bancos de Alimentos no dan abasto y nuestros ciudadanos más jóvenes se han quedado “sin proyecto de vida”.

A ver quién es el osado que se lanza a comprar o alquilar una vivienda, a tener hijos, en una palabra a independizarse como hicimos sus padres.

Por eso hay que pensar primero en las personas y después, mucho después en las banderas y éste mensaje sirve igual para unos que para otros.


Datos a tener en cuenta

Parados en Catalunya: “Catalunya cierra el 2013 con una tasa de paro del 22,26 %

Parados en España: 26%. Ambas cifras fueron publicadas en La Vanguardia en enero del 14.

Catalunya : “Con una tasa de paro del 37% (hasta el 45,8% en el rango de edad de 20 a 24 años), la pobreza juvenil se perpetúa en Cataluña.” El País. Abril de 2014

España: La cuarta parte de las personas pobres en España tiene trabajo

· El 23% de los 13 millones de personas que según el INE viven bajo el umbral de la pobreza tienen un trabajo, y el 12% son jóvenes con formación, según un estudio realizado por Fundación Tomillo
· Más de 1,58 millones de ciudadanos viven actualmente con menos de 199 euros al mes. El País. Abril 2014

SERVICIOS SOCIALES:

Catalunya: “Los servicios sociales, desmantelados. El presupuesto de Bienestar Social para 2014 es un 16% inferior al de 2010.Los más castigados por los recortes son ancianos dependientes y discapacitados”. Fuente El País. Abril 2014.

ESPAÑA: “Los servicios sociales básicos sufren el mayor recorte en décadas”.
 
“El presupuesto para la atención a la dependencia sufre un nuevo recorte, un 5,7% sobre lo presupuestado en el ejercicio anterior, una cantidad que, traducida a cifras reales, supone 81 millones de euros menos. Pero a esos 1.326 millones en que se queda la atención a la dependencia, dice el Gobierno, han de sumársele 81 millones para gastos de funcionamiento y operaciones de capital, con lo que la cifra total sería de 1.407 millones. Por tanto, el recorte es inapelable”. Fuente: Asociación estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales.

Sanidad: “12.832 millones € menos de presupuesto sanitario público total y 12.072 millones menos de presupuesto para las CCAA (18,21 y 18,78% de reducción respectivamente)

Primero las personas