miércoles 23.10.2019

Pedro y el lobo

Cuantas discusiones sobre si la derecha había evolucionado, que el PP representaba una organización liberal moderna, alejada del pasado, ¡Leches!

Vaya por delante, el reconocer que es muy difícil gobernar sin tener el Poder, no por más reiterado deja de ser verdad; pero una cosa es reconocer que la política a veces es “el arte de lo posible” y otra es no hacer lo posible por cumplir lo prometido, dos ejemplos, dos (que dirían los taurinos). Echarse atrás por orden de la Banca en la sentencia de un tribunal superior, sobre las comisiones, etc., vergonzoso en un gobierno que se define como socialista y de izquierdas. Otro ejemplo, el cumplimiento de la Ley de la Memoria H. o su ampliación, ¡los delitos contra la humanidad, no prescriben!  y ahí se incluyen no solo los asesinatos sino también el expolio y el enriquecimiento ilegal (¿alguien puede decir que la familia Franco en 1.936, ya eran multimillonarios? ¿Por qué esta injusticia mojigata, cualquier ciudadano por menos de eso (una simple multa) le embargan y aquí estamos hablando de delitos contra la Humanidad ¿Tanto miedo les tienen? ¿No somos europeos? No vale solo decir que viene el Lobo y sentarse a dormitar en el Congreso, así pasó en Andalucia, estaba todo tan “bien atado”, que al final vino el lobo y cuando terminen los procesos electorales les veremos los colmillos a estos carnívoros. Seguro, intentarán a toda costa que la realidad se parezca a su discurso, sin miramientos a lo que piense la mayoría de españoles razonables tanto progresistas como de derecha moderada, el miedo hace cambios de criterios (los que vivimos parte de nuestra vida bajo el franquismo sabemos de lo que hablamos, ojalá no tengáis que aprenderlo. Hacer que no pase).

¿Y qué decir de nuestra izquierda?, no estamos dando la talla y no es que nos falten centímetros (que ahora los, las, dirigentes son altos, no como cuando “descarrillamos” (perdón por la ocurrencia), ¡hace falta más altura, no en centímetros, sino de miras políticas!. La unidad organizativa, plural, por encima y sobre todo por debajo de los ombligos, sino “Agarraos que vienen curvas”.

LA BICHA DE TRES CABEZAS Y UN SOLO CORAZON (franquista).

En el fondo casi es una suerte que se hayan quitado la careta (como decía B. Brecht. Los mismos perros con diferentes collares), cuantas discusiones sobre si la derecha había evolucionado, que el PP representaba una organización (sí, pero trincona) liberal moderna, alejada del pasado, ¡Leches! Están ahí dentro y cuando la miseria entra por la puerta (Gurtel, etc. Etc.) El amor (por la Patria) salta por la ventana.

Casado, que más parece un Tuno cara dura en edad de décadas de repetidor, que alguien con formación (bueno ya ha dicho que va a subir el salario mínimo, bajándolo, lo de sumar y restar no es lo suyo si por lo menos hubiera visto con interés barrio sésamo, esto no le pasaría), y que no ha pasado por un centro de enseñanza ni para jugar al mus,  en esta campaña está jugando de órdago en órdago (y ya se sabe cómo acaba el que solo ordaguea), su cuadrilla, Cayetana que recuerda a Esperanza , pero en plan pijo y su jefe de espadas “el Duquesito”, son una fábrica de disparates y verdades a medias (que son la mentiras más grandes).

Los Ciudadanos que llegaron a confundir a tanto “joven clase media, o aspirante, no tramontano, futuro liberal, por encima del mal y el bien”. Ahora están empezando a aterrizar de tanto como subían y no les queda más remedio que tirarse al barro y competir con sus” amiguitos muy, pero que muy de derechas, como sabían ascender prometiendo lo que no tiene que probar, al pairo de lo que supuestamente más preocupa a los españoles, según sus “gurús”, estilo Florentino, fichamos y ya está, un economista que se le escapa que la solución es bajar las pensiones un tanto por ciento importante ¡Por qué no te callas! (ellos son muy monárquicos en sus expresiones, lo moderno y actual, vamos) y fichan a un ejecutivo Coca-Colo, (hay quien dice que Colo-Coca, yo no lo creo), estos saben lo que dicen siempre, otra cosa es que se les escape a destiempo como a Jaimito, que en cuanto empieza con sus teorías moderno liberales, reciben la misma respuesta que el economista.

Y como punto final para caso de emergencia, Vox (me había propuesto no mentarlos, pero es que no me sé callar, ya me lo dicen mis conocidos monárquicos, porque…), nos proponen la llegada, como en los Western de su Tele Madrid, de la Caballería franquista de Monasterio y su cabo Smith.

“Joder qué tropa”, que diría esa persona que ustedes saben.

Hay que votar, aunque sea con criterio de concursante de televisión, primero eliminando lo que por dignidad y sentido común, hoy por hoy no se puede votar en este país. Y después de lo que queda, como decía Quevedo “Entre el clavel y la rosa…”.

Pedro y el lobo