sábado 24/10/20

La responsabilidad política: ¿moción de censura, o no?

Bancada del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid con su portavoz, Ángel Gabilondo. (Imagen de archivo)
Bancada del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid con su portavoz, Ángel Gabilondo. (Imagen de archivo)

Sobre el debate que se ha generado en relación con una potencial moción de censura en la Comunidad de Madrid y viendo y oyendo los diferentes debates que se suscitan, creo que el foco se ha centrado en la responsabilidad política (o no) en presentarla.

Podría decirse que hay diversidad de opiniones, a favor y en contra (todos legítimos, por cierto, en la sana discusión política). Sin embargo, el punto que me interesa resaltar es que en apelación a la responsabilidad en presentar la moción (o no) siendo el mismo concepto -responsabilidad política-, se llega a conclusiones completamente diferentes. La responsabilidad política es el punto en el que quiero detenerme.

En el derecho de gentes de Rawls, se desprenden muchos conceptos de una democracia liberal y resumo al indicar que una de ellas, es que hay diferentes posiciones ideológicas referidas a los mismos valores (libertad, igualdad, solidaridad, etc.…); lo importante es que quienes hagamos estas referencias, lo hagamos dentro del mismo contexto, el democrático; y dentro de éste, la reciprocidad sea la base de la cultura jurídico-política. En ese contexto, la gestión política se mueve en lo que denomina el pluralismo razonable. En efecto, esto es lo que nos permite -indica el autor- convivir de manera razonable. El pluralismo razonable, en síntesis, es que los ciudadanos aun siguiendo diferentes doctrinas generales -religiosas o seculares- podemos establecer un marco de convivencia, sacar leyes y gestionar lo que se conoce como razón pública.

Hecha esta aclaración, ¿es posible que apelando a la razón pública se actúe con responsabilidad política?, desde mi punto de vista, sí, e intentaré argumentar en su favor.

Hay quien sostiene que, en tiempos de pandemia, no es posible presentar una moción de censura en la Comunidad de Madrid, pues precisamente esta emergencia, hace que, por responsabilidad política, haya que esperar.

Hay quien sostiene que, precisamente producto de la pésima gestión de la pandemia que está llevando a cabo y lidera la presidenta Díaz-Ayuso, por responsabilidad política, habría que presentar de manera urgente una moción de censura.

Estas dos razones aluden a la responsabilidad política; y aquí hay que centrar el asunto. Hay muchas otras razones que he recibido en los diferentes comentarios que me han llegado, pero en realidad son más tácticas (como negociar los presupuestos, etc.) o de concepción centralizada (esto no lo decide Madrid, sino Ferraz). La realidad es que la responsabilidad política, ha de estar en relación con la convivencia, no con la táctica.

Partiendo por aquellos que creen que no cabe una moción ahora, hay dos aspectos para tener en cuenta:

  • En primer lugar, la espera, en un entorno de incertidumbre (es el primer concepto que nos trae la pandemia) es irrelevante.
  • En segundo lugar, la responsabilidad política, en sí misma, está sacada de contexto. Una moción de censura se presenta en momentos complejos y difíciles (no en tiempos de gestión sin sobresaltos o sin grandes conflictos). Precisamente, por esto, no se puede aludir a responsabilidad, ya que estamos ante un recurso constitucional que, mediante un proceso tasado, dota de estabilidad ese momento complejo por el que esté pasando la sociedad, para -precisamente- permitir un cambio razonable.

Si hiciéramos un ejercicio inverso y estableciéramos la causa en el hecho, deberíamos decir que, sin pandemia, sería difícil pensar en presentar una moción de censura porque el partido popular de Díaz-Ayuso, quisiera -por ejemplo- mantener una economía ultraliberal. Esto no sería motivo, pues como hemos visto antes, las diferentes doctrinas buscan sus fines dentro de un contexto democrático. Sin embargo, con la llegada de la pandemia, lo que ha quedado en evidencia es la falta de capacidad en la gestión por parte del gobierno regional, que objetivamente lo representan unas cifras injustificables y que nos provocan sonrojo.

Por ello, en relación con quienes creemos que, por responsabilidad política, sí deberíamos presentar una moción de censura, aludo aquí a tres puntos clave, para animar a quienes están en la primera tesis:

  • Se dan unas circunstancias excepcionales -producto de una gestión desastrosa y lesiva-. Cuando esto ocurre y existe un procedimiento constitucional tasado, es irresponsable no utilizarlo (desde luego, se hace difícil justificarlo, precisamente, en razón a la responsabilidad).
  • El principio de oportunidad política es una ventana en el tiempo; no se genera sine die.
  • Por último, el pluralismo razonable -al que alude Rawls- permite que la razón pública, que nos hace llegar a acuerdos de convivencia para mantener una democracia constitucional (entre partidos democráticos), hace que el PSOE pueda acordar con Ciudadanos, si fuera necesario; como lo podrá hacer con Mas Madrid o Podemos. El bien jurídico que protege esa acción está muy por encima de la forma en que cada doctrina general intente obtener sus fines (la salud pública, no puede ser moneda de cambio).

Está claro que la responsabilidad política, en el caso de la Comunidad de Madrid, ha sido superada por la responsabilidad social o de emergencia social. La responsabilidad política, en realidad, está en que los partidos políticos con representación en la Asamblea de Madrid deben ponerse de acuerdo para superar esta situación. Ciudadanos debe comprender -por responsabilidad política y apelando al pluralismo razonable (concepto liberal, por cierto)- que puede llegar perfectamente a un acuerdo con el PSOE de la Comunidad de Madrid y revertir esta situación.

El PSOE puede negociar esta opción y buscar todas las soluciones posibles, insisto, “todas” con tal de superar el caos. Mas Madrid parece tener claro que hay que explorar el camino, así lo han dicho públicamente sus líderes regionales y nacionales. Aquellos que tengan dudas sobre la forma en que los autores liberales entienden las relaciones entre partidos en una democracia, les recomiendo encarecidamente la lectura de Rawls, quizás ahí están las razones que no encuentran en sus asesores.


Carlos Morales Sánchez | Secretario Ejecutivo de Análisis y Prospectiva PSOE-M

La responsabilidad política: ¿moción de censura, o no?