jueves 04.06.2020

No hay excusas en Cataluña. Ahora a trabajar, pero bien

No se busquen excusas. Catalunya si que es pot, ha fracasado y perdido diputados respecto a la anterior candidatura de ICV e EUIA.

No se busquen excusas. Catalunya si que es pot, ha fracasado y perdido diputados respecto a la anterior candidatura de ICV e EUIA.

A mi, lo que ahora me importa es sacar conclusiones para la izquierda y desde la izquierda.

No se busquen excusas. Había un problema acerca de la independencia que exige decir alto y claro lo que se piensa, pues defínase usted y punto, pero sin renunciar a un programa de gobierno de izquierdas. A Pablo Iglesias el de Podemos -no el nuestro, el de los socialistas marxistas- se le ha escapado que no debían haber hablado de derechos sociales ¿Porqué no? CiU en Cataluña es la derecha liberal y austericida. Además Iglesias Turrión se ha paseado por los antiguos feudos socialistas pidiendo en voto, para él, ojo, para él a los antiguos votantes socialistas. Pero hay un problema y es que ellos saben que ni él, ni su formación son socialistas democráticos y no se definen de izquierdas. Por eso le han dado la espalda. Podemos ha restado en Cataluña.

Errejon el que se cree el gurú electoral de Podemos se ha dado el tortazo sin paliativos y Podemos ha restado a pesar de la “estrategia” fracasada del colega politólogo. El asunto no consiste tan solo estudiar variables y analizar encuestas pasadas y actuales, no, es tener madurez y experiencia, conocer el terreno y pegarse a él.

No se busquen excusas, como esa tan peregrina de que la CUP y Podemos son equivalentes, cuando no tienen nada que ver ni de lejos. No hay más que ver sus discursos tan diferenciados y como la CUP además de ser independentista se declara de izquierdas y obrera. Es una fuerza obrerista.

No a las excusas, la izquierda debe analizar de urgencia estos resultados y dejar de omnubilarse por la inmadurez y la nueva politica, cuando en realidad los “nuevos políticos” practican vieja politica o como mucho imitan a politólogos anglosajones y especialmente norteamericanos. Desviar el golpe hacía otras cuestiones colaterales, no es honrado. Garzón e Iglesias deben cambiar la estrategia. Aunque yo preferiría que dejaran de jugar con todos nosotros. La construcción de la unidad popular es una acción colectiva, fruto de inteligencia colectiva y madurez más lucidez y experiencia. Cuanto hecho de menos a Lafontaine o a Corbyn.

No a reuniones secretas y comunicados confusos. No a un infantil juego del pilla-pilla o del tres en raya. Hay que definirse de una vez y decir ya, si van a ir juntos o no. Si es posible vale, pero si no, tampoco pasa nada. En cualquier caso hay que construir y ya una coalición de fuerzas sociales y politicas de izquierdas, republicanas y transformadoras. Eso si, construida colectivamente y con luz y taquígrafos, no en un sofá.

Los socialistas democráticos antineoliberales y republicanos, sabemos de sobra que el electorado socialista es el único sobre el que puede avanzar la izquierda real y a este electorado no se le gana haciendo afirmaciones antisocialistas, sino precisamente desde el socialismo, que por cierto el PSOE hace lustros abandonó.

La clase obrera catalana en un importante porcentaje no ha sido nunca independentista. En los años treinta del siglo XX la CNT nunca apoyó al independentismo y ahora el cinturón rojo de Barcelona, tampoco lo es. ¿Hay cuadratura del circulo en Cataluña? Si, proponer una república federal, plurinacional y pluricultural en el estado español y por supuesto respetar el derecho a decidir.

No deseo dejar este grito escrito, sin decir que si alguien rompe España es el PP, tanto Rajoy como Aznar son los mayores fabricantes de independentistas y lo son porque ademas de ser unos ultraliberales autericidas son unos autoritarios y ultra-nacionalistas españolistas, obtusos y mentirosos.

No hay excusas en Cataluña. Ahora a trabajar, pero bien